Lancia Thema 8.32 vs. Alfa Romeo 75 1.8 Turbo Evoluzione: comparativa

Lancia Thema 8.32 vs. Alfa Romeo 75 1.8 Turbo Evoluzione: comparativa

Lancia Thema 8.32 vs. Alfa Romeo 75 1.8 Turbo Evoluzione. Son dos berlinas italianas, aparecidas en los años 80, con mecánicas propias en la gama y elementos únicos con respecto a sus hermanos. Sin embargo, no podrían ser más diferentes y, a su manera, ambas tienen argumentos sólidos para convencerte.

Lancia Thema 8.32 vs. Alfa Romeo 75 1.8 Turbo Evoluzione: fotos

 

Texto: Iván Vicario Martín/Fotos: Paloma Soria

¿Quién dijo que los 80 fueron un desastre para el automóvil y que fue una década que no dejó nada digno de ser recordado en materia de clásicos? ¡Ja! He aquí dos muestras: una berlina de representación con todos los extras imaginables y un motor Ferrari bajo el capó. En la otra esquina del cuadrilátero –usando terminología pugilística–, un Alfa 75 con estética de competición, pensado para homologación y del que solo se fabricaron 500 unidades. Dos mundos opuestos, con armas completamente diferentes, pero que logran conquistar al afortunado conductor.

Lancia Thema 8.32 vs. Alfa Romeo 75 1.8 Turbo Evoluzione: un Ferrari de 4 puertas

En realidad, se trata de un Lancia, pero con una mecánica firmada por los de Maranello y un habitáculo tan absolutamente opulento que podría pasar por Ferrari perfectamente.

Antes de entrar en esta comparativa  del Lancia Thema 8.32 vs. Alfa Romeo 75 1.8 Turbo Evoluzione  y simplemente a modo de recordatorio, nuestro primer invitado nació del proyecto conjunto entre Alfa, Fiat, Lancia y Saab que daría como resultado la creación de la plataforma Tipo 4, sobre la que verían la luz los 164, Croma, Thema y 9000. Salvo el Alfa, los otros tres comparten un diseño obra de ItalDesign, con los detalles exteriores y el interior a cargo de cada marca. De los tres, el único que no contó con carrocería de 5 puertas fue el Thema, quizá tratando de marcar sus aspiraciones como berlina de representación.

Y ya puestos a diferenciarse, Lancia aprovechó las sinergias dentro del Grupo Fiat para recabar la colaboración nada menos que de Ferrari, con el fin de motorizar el Thema con uno de los propulsores del cavallino. La mecánica elegida fue el bloque V8 de 2.927 cm3 que montaban los 308 y Mondial Quattrovalvole, aunque sin el cigüeñal original con muñequillas a 180º, para conseguir un uso más civilizado y más bajos. La potencia final oficial se quedaba en 215 CV a 6.750 vueltas, al tiempo que ofrecía un par máximo de 285 Nm a 4.500 rpm. Un propulsor que impulsa el Thema a 100 km/h en tan solo 6,8 segundos, con una velocidad máxima de 237 km/h. Como curiosidad, el bloque estaba montado por Ducati. Si bien Ferrari no permitió que su nombre apareciese en el exterior, sí llevaba su firma en la culata. Un contundente “Lancia by Ferrari” que fue la perfecta herramienta de márquetin, apoyada en el diseño del logo “8.32” que remitía sin disimulo al de Ferrari. Y es que, en el momento de su presentación, en septiembre de 1986, solo el BMW M5 le hacía sombra en materia de prestaciones. Por descontado, era el tracción delantera más potente de la época; época en la que, como en la actualidad, se decía que no se podía trasladar más potencia al suelo solo a través de la ruedas anteriores.

En 1988, llegaría un pequeño lavado de cara para el Lancia Thema que incluía pilotos más afilados e incorporaba suspensión pilotada y cristales fabricados por Solextra que reducían el calor que llegaba el habitáculo. La obligación de montar catalizador le hizo perder 10 CV más adelante, con la consiguiente merma de prestaciones. Nuestro invitado pertenece a esta segunda serie, aún sin catalizar, así que guarda esa respuesta rabiosa por encima de 4.500 vueltas y ese sonido característico del Thema 8.32.

Lancia Thema 8.32 vs. Alfa Romeo 75 1.8 Turbo Evoluzione: bienvenidos al lujo

Antes de girar la llave de contacto y dar luz verde a esta ‘lucha’ del Lancia Thema 8.32 vs. Alfa Romeo 75 1.8 Turbo Evoluzione , conviene y mucho echar un vistazo a un interior que nada tiene que envidiar a un coche del máximo lujo. Cuenta con climatizador automático, espejos eléctricos plegables con un botón, elevalunas y asientos regulables eléctricamente, reposacabezas traseros que se despliegan automáticamente al abrir la puerta y por supuesto cuero, mucho cuero. Toques donde toques te encuentras cuero firmado por Poltrona Frau. Y también madera. De la de verdad. El habitáculo destila calidad en un extremo que te hace entender por qué costaba más de 7 millones de pesetas ¡de la época!, mientras que el Lancia Thema más caro hasta el momento, que montaba el V6 PRV, se quedaba en 3.900.000 pesetas. Además, transmite una sensación de solidez sorprendente, sin crujidos, donde las puertas cierran con un golpe rotundo y todos los sistemas eléctricos funcionan sin tacha.

Frente al conductor se sitúa una pila de relojes con todo tipo de información y con algunas grafías y dibujos que nos remiten a los 80. La información de que disponemos es amplísima y se ofrece de manera que podemos acceder a ella sin dificultad. El velocímetro y el cuentavueltas tarados hasta 280 km/h y 9.000 revoluciones ya nos indican que no estamos ante una unidad más del Thema. No, debajo del capó se ubica un propulsor Ferrari y ha llegado la hora de que nos muestre de qué es capaz.

Lancia Thema 8.32 vs. Alfa Romeo 75 1.8 Turbo Evoluzione: en marcha

Pocas cosas hay más sencillas que encontrar la postura de conducción en un automóvil equipado con asientos eléctricos y el 8.32 no es una excepción. Rodeado de cuero, con el salpicadero en madera enfrente del conductor, el andar del Thema responde al de una berlina de superlujo. El V8 Ferrari cuenta con unos bajos asombrosos y desde 1.500 empuja sin denuedo, pues tiene par para aburrir. Pese a la perfecta insonorización del habitáculo, el sonido del propulsor acaba por llegar a los pasajeros, un sonido pleno, redondo, a motor gordo, que transmite solidez como el resto del coche. Destaca por su perfecto equilibrado, pues no transfiere ni una sola vibración al habitáculo, e incluso nos bajamos a abrir el capó para comprobarlo de primera mano antes de parar el motor.

Cuando ganamos velocidad, no nos resistimos a abrir el alerón trasero girando el mando derecho tras el volante. Inicialmente, se abría automáticamente a 120 km/h, algo que la policía acabó por descubrir, provocando multas, de ahí que se cambiara.

Es sin duda un rodador extraordinario que, si bien no descompone la figura a la hora de abordar zonas con curvas, se encuentra más a gusto en grandes cruceros trasladando con total comodidad a 4 o 5 ocupantes.

Pablo, su actual propietario, nos cuenta que su padre tuvo un Thema normal, y que desde entonces siempre soñó con poseer un 8.32, así que cuando se puso a tiro hace diez años, no dudó en comprarlo. Habla con devoción de su coche, pero os puedo asegurar que no son sus palabras las que me han convencido, sino el propio Thema.

Lancia Thema 8.32 vs. Alfa Romeo 75 1.8 Turbo Evoluzione: nos vamos de homologación

El Alfa Romeo 75 (75 por los años que cumplía la marca) se presentó en 1985, y al contrario que el 90 con el que coexistió, su enfoque era más deportivo. Dentro de las diferentes mecánicas que conformaron su gama, destacan especialmente las sobrealimentadas, el 1.8 Turbo, el 1.8 Turbo Evoluzione que traemos a estas páginas y el 1.8 Turbo America o Turbo QV. De todas ellas, la más difícil de encontrar hoy en día es el Evoluzione, ya que solo se fabricaron 500 unidades pensadas para homologarlo como Grupo A. Esta escasez ha provocado la creación de numerosas réplicas, por lo que para identificar fácilmente un Evoluzione pata negra basta con que miremos el número de bastidor, pues en la placa VIN debe poner tipo 162B1E. Además, en la tapa del maletero luce una pegatina con el color específico del modelo, Rosso Alfa Pastello A.R. 555.

Para poder homologar el coche en competición, se partió del bloque 1.8 atmosférico, aunque con el cubicaje reducido a 1.762 cm3, algo que se consiguió disminuyendo el diámetro de los cilindros. Se reforzaron los rodamientos, el bloque motor y la culata, al tiempo que se rediseñaron los colectores de escape. El turbo, firmado por Garret (T3), sopla a una presión de 0,9 bares. El motor monta un intercooler para mejorar la efectividad del sistema. La relación de compresión se bajó de 9:1 a 7,5:1. La potencia final declarada era de 156 CV, aunque normalmente daban alguno más. Como vemos, se queda lejos de las cifras de competidores como el Ford Sierra Cosworth o el BMW M3, pero es que estos estaban homologados también como Grupo N.

Que es un coche pensado para correr se nota en las suspensiones, mucho más duras. Además, la barra estabilizadora trasera pasa de 21 a 27,5 milímetros con respecto a los modelos normales. También en la carcasa del cambio de 5 marchas, situado en el eje trasero, que tiene un pivote sobre el que colocar el gato en competición. La geometría del eje delantero cambia y los rodamientos son más grandes y robustos.

Lancia Thema 8.32 vs. Alfa Romeo 75 1.8 Turbo Evoluzione: macarra

Seguimos con la comparativa entre el Lancia Thema 8.32 vs. Alfa Romeo 75 1.8 Turbo Evoluzione y debemos decir que no hay duda de que los elementos de competición puestos en un coche de calle le confieren a éste un punto macarra que puede agradar más o menos. A quienes nos gustan las carreras nos encantan. En este caso se enumeran fácilmente: spoiler delantero, faldones, pasos de rueda, alerón trasero, parrilla pintada, inscripción lateral… En el caso de nuestro protagonista, monta unas llantas no originales, son un extra y están pintadas en rojo a posteriori. Las originales eran las del Alfa GTV6 2.5 pintadas en rojo. La cola de escape de acero inoxidable es de la marca Sebring, y se montó ante la imposibilidad de encontrar una original.

El interior no tiene nada que ver con respecto al del Lancia 8.32, más bien al contrario, son auténticos polos opuestos. El Alfa 75 cae rendido a la moda del plástico que se impuso en los 80, aunque en su defensa hay que decir que no ha soportado mal del todo el paso del tiempo. Los asientos son específicos del modelo y llama la atención el tamaño de la palanca del freno de mano, un tanto desproporcionado. En este caso no contamos con dirección asistida, aunque al menos monta aire acondicionado y el espejo derecho eléctrico. El volante de piel es de serie.

Nos cuenta su dueño, Carlos, que lo compró en Alcorcón hace ya 16 años. Lo vio aparcado debajo de su casa y, aunque no estaba perfecto, no paró hasta localizar a su dueño y alcanzar un acuerdo económico. Las llantas eran de color plata, le faltaba el alerón y la tapicería estaba un poco deteriorada, pero lo ha ido restaurando y haciendo cosas desde entonces, además de emplearlo para ir a concentraciones y realizar varios viajes.

Lancia Thema 8.32 vs. Alfa Romeo 75 1.8 Turbo Evoluzione: ¿conducir o pilotar?

Todo lo que en el Lancia era suavidad y confort, aquí es dureza y deportividad. Desde el principio el chasis y las suspensiones muestran su rigidez, al tiempo que el volante ofrece una inusitada resistencia. En medio del calor de mayo, la experiencia se torna por momentos desagradable. Al menos hasta que el cuentavueltas llega a la cifra de las 3.000 rpm, donde el Evoluzione comienza a mostrar de lo que es capaz. Ahí aparece todo el empuje de golpe; no violentamente, pero sí con la suficiente energía como para empezar un proceso que se vuelve adictivo, y que consiste en llevarlo alto de vueltas para disponer de par en todo momento. Toca por lo tanto jugar con el cambio, unas marchas que, afortunadamente, entran sin problemas. Los frenos también responden a nuestras solicitudes. Se agradecen los cuatro discos disponibles, los traseros a la salida del diferencial, posición que hoy se antoja anacrónica, pero que pretendía reducir las masas suspendidas. La dirección resulta bastante directa y, si le buscamos las cosquillas, el 75 Turbo Evoluzione nos recuerda de inmediato que es un tracción trasera, aunque no es difícil hacerle volver al buen camino. Destaca la nobleza de su comportamiento, algo a lo que contribuye decisivamente su buen reparto de masas (55-45 %), pues la caja de cambios y el diferencial van en el eje posterior.

Tengo que reconocer que no había probado nada igual a este coche. Es efectivo a más no poder, como bien afirma Carlos: “es demasiado deportivo para ser una berlina”. Hay Grupos B de calle con maneras y características más civilizadas que el Evoluzione. La mayoría, de hecho. Su comportamiento es prácticamente el de un coche de carreras.

Eso tiene sus peros, como ese spoiler delantero empeñado en engancharse en cualquier sitio, dado que va a ras de suelo, o la escasa disponibilidad de algunos repuestos, aunque en Alemania están empezando a refabricar algunas piezas.

Lancia Thema 8.32 vs. Alfa Romeo 75 1.8 Turbo Evoluzione: conclusiones

Gusta del Lancia Thema Ferrari que es una berlina a la antigua usanza, en la que priman, por encima de cualquier otra consideración, el confort de todos los ocupantes y la facilidad de uso. Se agradece en una época en la que todos los coches parecen tener que pasar por el banco de pruebas de Nürburgring, haciéndose más duros y deportivos y alejándose de conceptos como suavidad, silencio o confort propios de una buena berlina de lujo. Además, el sonido Ferrari que emana del vano motor es una melodía para el buen aficionado.

En el polo opuesto se sitúa el Alfa Romeo. Es un coche de homologación y, aunque corre menos que el Thema, ofrece unas sensaciones difíciles de olvidar. Eso sí, hay que ser muy conscientes de lo que se lleva entre manos, pues de verdad exige al volante, tanto a nivel físico como por manos. Pide ser conducido, no da facilidades, pero a cambio te hace disfrutar de lo lindo.

Vistos en la actualidad, cuesta entender que no cuenten con un mayor predicamento entre los aficionados, aunque las leyendas construidas en torno al M3, el Sierra Cosworth o los Mercedes 190E parecen haberlo asolado todo. Leyendas forjadas en las carreras; ay, siempre las carreras. El Thema nunca estuvo pensado para correr, pero el Alfa 75 ganó varios campeonatos, aunque nunca llegó a calar en el imaginario colectivo como otros de sus coetáneos. Podríamos ver esto en términos de oportunidad, pues las cotizaciones de ambos no habían destacado especialmente. En el caso del Lancia, siguen subiendo lentamente, pero para el 75 se han disparado irremediablemente en los últimos años. Algo muy a tener en cuenta es que son autos con un mantenimiento caro y delicado.

La elección de uno u otro depende más del tipo de clásico que estemos buscando, porque ambos acaban por enamorarte a los mandos. En mi caso, me hubiera vuelto con cualquiera de ellos al garaje después de la prueba.

Lancia Thema 8.32: ficha técnica

Modelo Lancia Thema 8.32
Disposición Delantero transversal
Cilindrada 2.927 cm3
Diámetro por carrera 81 x 71 mm
Potencia/régimen 205 CV/6.750 rpm
Par/régimen 262 Nm / 5.000 rpm
Alimentación inyección electrónica Bosch KE-Jetronic
Compresión 10,5:1
Distribución Doble árbol de levas en cabeza, 4 válvulas por cilindro
Combustible Gasolina
Tracción Delantera
Caja de cambios Manual 5 velocidades
Tipo Autoportante de acero
Carrocería Berlina 4 puertas (5 plazas)
Suspensión delantera Independiente McPherson
Suspensión trasera Independiente McPherson
Dirección Cremallera
Frenos Discos ventilados, ABS
Consumo Promedio: 11,7 l/100 km
Longitud/anchura/altura 4.590/1.758/1.385 mm
Vías/Dist. entre ejes 1.490-1.480/2.660 mm
Peso en vacío 1.400 kg
Medida llanta 15” (aleación)
Medida neumáticos 205/55 VR15
Capacidad del depósito 70 litros
0-100 km/h 7,2 s
Velocidad máxima 234 km/h
Relación peso/potencia 6,82 kg/CV

 

Alfa Romeo 75 1.8 Turbo Evoluzione: ficha técnica

Modelo Alfa Romeo 75 1.8 Turbo Evoluzione
Disposición Delantero longitudinal
Cilindrada 1.762 cm3
Diámetro por carrera 79,6 x 88,5 mm
Potencia/régimen 156 CV/5.800 rpm
Par/régimen 226 Nm/2.600 rpm
Alimentación Inyección Bosch y un turbo Garret
Compresión 7,5:1
Distribución Doble árbol de levas en cabeza
Combustible Gasolina
Tracción Trasera
Caja de cambios Manual 5 velocidades
Tipo Monocasco autoportante
Carrocería Berlina 3 volúmenes (5 plazas)
Suspensión delantera Independiente, trapecios superpuestos, barra estabilizadora
Suspensión trasera Eje de Dion con paralelogramo de Watt, barra estabilizadora
Dirección Cremallera
Frenos Discos de 265 mm (del.) y 251 mm (tras.)
Consumo 120 km/h: 9 l/100 km
Longitud/anchura/altura 4.420/1.660/1.400 mm
Vías/Dist. entre ejes 1.396-1.382/2.510 mm
Peso en vacío 1.240 kg
Medida llanta 15”
Medida neumáticos 250/55 R15
Capacidad del depósito 68 litros
0-100 km/h 7,6 s
Velocidad máxima 210 km/h
Relación peso/potencia 7,9 kg/CV

 

0 Comments

Todavía no hay comentarios!

Puedes ser el primero Escribe un comentario!

Escribe una respuesta