La marca rusa Kalashnikov quiere plantar cara a Tesla

La marca rusa Kalashnikov quiere plantar cara a Tesla

Seguro que el nombre de Kalashnikov te es más que familiar. Esta empresa rusa se hizo famosa en todo el mundo gracias a la producción de armas; en concreto, de los famosos AK-47, uno de los más vendidos y fiables fusiles de asalto. Sin embargo, con el paso de los años, han ampliado sus miras y se han abierto a la fabricación de nuevos productos.

Hace unos años, por ejemplo, presentaron una motocicleta; también lo intentaron con un coche volador. Pero, por lo que parece, sus intenciones ahora están claras: quieren ser competencia directa de Tesla y dedicarse a la fabricación de coches eléctricos. Al menos, así lo han afirmado varios directivos de la empresa Kalashnikov a medios rusos.

Kalashnikov vs. Tesla

Y para conseguir plantar cara a Tesla y a su famoso Model 3, en el Foro Técnico Militar de la Armada de Kubinka han presentado un prototipo. Se trata del CV-1, un “concepto de un supercoche eléctrico”, en palabras de sus creadores. Con un diseño exterior retro (está inspirado en el IZH-21252 Kombi; un vehículo producido entre 1973 y 1997), como explican desde Kalashnikov lo importante está en su interior.

Así, desde la marca hablan de que han conseguido desarrollar un modo de recarga rápida, aunque no han especificado más datos sobre sus tiempo. Cabe señalar que, como viene siendo habitual actualmente en el mercado, el modelo eléctrico cuenta con una batería que le otorga unos 350 km de autonomía. También afirman que el vehículo acelera de 0-100 km/h en menos de seis segundos.

La marca rusa Kalashnikov quiere plantar cara a Tesla

Eso sí, desde Kalashnikov afirman que el CV-1 no se llevará a producción. Para ellos no es más que un banco de pruebas sobre el que desarrollar sus innovaciones. Aun así, su meta principal no varía: quieren ser la nueva Tesla. Veremos en qué consiste su plan para plantar cara a la empresa de Elon Musk.

Déjanos tus Comentarios