El proyecto de Jaguar-Land Rover que comunica sus coches entre sí

Coches conectados Jaguar Land Rover

Uno de los Jaguar F-Pace que participan en las pruebas.

Desde finales de junio, el grupo Jaguar Land Rover está probando en Reino Unido varios vehículos coordinados entre sí. Unos ensayos que forman parte del primer proyecto público-privado UK Cite de infraestructuras conectadas del país, que pretende preparar una red de transporte segura para el coche autónomo.

Los coches conectados Jaguar Land Rover son el F-Pace, el Land Rover Discovery Sport y el Range Rover Sport. Utilizan las tecnologías inalámbricas más eficientes (DSRC, 3 y 4G, WiFi y fibra óptica) para conectarse entre ellos y con las infraestructuras más cercanas. El sistema, bautizado como V2X, se implantará de momento en 64 km de red viaria.

Captar datos y compartirlos

Land Rover Discovery Sport pruebas

El Land Rover Discovery Sport es otro de los modelos elegidos para probar el sistema V2X.

La conexión y el intercambio directo de datos entre vehículos y entre las infraestructuras que los rodean permite, según los responsables del proyecto, mejorar la circulación, reducir los atascos y proporcionar servicios de entretenimiento y seguridad. Esto se consigue mediante la captación de información del entorno. Para ello, se utiliza una red de sensores y cámaras, que es posible compartir con los otros coches.

Por otro lado, la conectividad no sólo se limita a coches y carreteras. También será posible comunicarse con los peatones. Así, un vehículo podrá avisar previamente si realiza una frenada de emergencia para prevenir un atropello. Otra ventaja de este sistema en pruebas es la posibilidad de ser informado con antelación si un vehículo ha frenado bruscamente antes de encontrárnoslo, evitando así un accidente.

En la primera fase

Coches autónomos conectados

El sistema en pruebas pretende conectar vehículos (convencionales y autónomos), infraestructuras y peatones.

Esta parte del proyecto UK Cite se encuentra en su primera fase y aún no ha habido conclusiones. Colin Lee, Mánager de Conectividad de Jaguar Land Rover, sólo ha adelantado que el estudio de estas tecnologías hará comprender mejor los beneficios de la conducción autónoma. “Estamos trabajando con grandes expertos en la materia y ya estamos deseando iniciar la segunda fase de las pruebas”, explicó.

La red V2X podrá trabajar con vehículos autónomos y convencionales a la vez. Para Jaguar Land Rover, participar en este proyecto junto al gobierno británico y otras empresas también le reporta beneficios, sobre todo relacionados con el desarrollo de nuevos sistemas de seguridad avanzados para su gama de vehículos.

Déjanos tus Comentarios