¿Cómo se interpretan las tablas de presión de los neumáticos?

El mantenimiento de los neumáticos del coche es una de las rutinas más importantes que debes llevar a cabo al menos una vez al mes. Así pues, queremos ofrecerte una serie de recomendaciones para interpretar las tablas de presión de los neumáticos. Y es que a veces generan dudas por el formato en el que están diseñadas.

Esta tarea es tan sencilla como importante, aunque en ocasiones despierta una serie de preguntas que traen de cabeza a los conductores cuando necesitan saber qué presión exacta deben poner en su vehículo. Puesto que ésta cambia dependiendo, por ejemplo, del número de integrantes que vayan a desplazarse en el automóvil.

Elemento de seguridad y de eficiencia

Empecemos por el principio, la presión de los neumáticos debe ser la adecuada, porque si hinchamos las gomas con aire de más o de menos tendremos un mayor consumo de combustible, a la par que perderemos adherencia y, por tanto, generaremos un déficit en la seguridad del vehículo.

Para averiguar la cantidad exacta de presión, la mayoría de los conductores consultan las pegatinas que vienen localizadas en el marco de la puerta del conductor o en la tapa del depósito de combustible; dependiendo del modelo del coche. Si se da la circunstancia de haberse desprendido o dañado y no podemos leer bien los números, otra cómoda opción es buscar en Internet la presión adecuada para nuestro modelo. Sólo necesitaremos saber el año de nuestro automóvil, modelo y marca.

Cómo interpretarla

Una vez encontrada la tabla, veremos que en ella suele haber varias casillas con números diferentes. Salvo excepciones, los primeros números hacen referencia a la presión del neumático delantero con una carga de menos de 3 ocupantes y poco equipaje. Debajo de estas cifras hallaremos la cantidad de aire adecuada para esa misma rueda pero en situaciones de mucho peso; es decir, una amplia carga de equipaje y más de 3 pasajeros.

A la derecha ocurre lo mismo, pero refiriéndose al neumático trasero. En cada renglón vienen varias medidas, las cuales hacen referencia a los bares (bar), los kilopascales (kPa) y las libras por pulgada cuadrada (psi). En nuestro país debemos fijarnos en los bares (bar), puesto que la mayoría de las gasolineras utilizan en sus máquinas esta forma de medición.

Más información de mantenimiento

El otro dato que encontraremos separado entre líneas es la medida o el tipo de neumático que monta nuestro coche, no olvides que, para medir la presión, el coche debe de encontrarse en frío, sin haber recorrido casi kilómetros antes de conectar el inflador, ya que cuando las ruedas se calientan, la presión deja de ser exacta y esto nos hará imposible insuflar la cantidad de aire correcta.

Déjanos tus Comentarios