La próxima generación del Honda Jazz solo tendrá mecánicas híbridas

Honda Jazz

La nueva generación del Honda Jazz será híbrida y llegará a finales de año.

El fabricante nipón presentará la próxima generación del Honda Jazz en el Salón del Automóvil de Tokio, a finales de año. Será esta una nueva generación que, en principio, prescindirá de propulsores únicamente térmicos. Esto significa que su cadena cinemática estará compuesta, al menos, solo por motores híbridos.

Este es un paso intermedio de la marca japonesa para alcanzar su objetivo de electrificación para 2025. Este plan para nuestro mercado significa que, a partir de ese año, Honda quiere que todos sus automóviles vendidos en el Viejo Continente sean eléctricos.

Sistema intelligent Multi-Mode Drive (i-MMD)

Prueba Honda Jazz 2018, lateral dinámica

Este sistema es la integración que realiza Honda entre un motor térmico y dos eléctricos, como ya hemos podido ver en el Honda CR-V. Se ha bautizado con este nombre por lograr el cambio de forma automática y suave entre las tres posibilidades de propulsión para lograr la máxima eficiencia posible.

El primero de estos modos es el EV Drive: con el que se propulsa el automóvil a través del motor eléctrico tomando la energía del paquete de baterías de iones de litio que porta el coche.

El siguiente modo sería el Hybrid Drive, en el que el motor de gasolina se activa para proporcionar electricidad a través de un segundo motor/generador. De este modo, se obtiene la energía necesaria para impulsar el vehículo a través del motor eléctrico principal, además de la asistencia de la batería.

Por último se integra el modo Engine Drive, este acopla el propulsor térmico a la transmisión para que reciba directamente potencia del mismo. Esto se logra mediante la incorporación de un embrague que se bloquea para transmitir la potencia.

Cómo funciona en la práctica

Honda Jazz

Existen dos entornos claramente diferenciables para cualquier vehículo en circulación: la ciudad y la carretera. El sistema híbrido del Honda se mantendrá de forma casi total entre los modos Hybrid Drive y EV Drive en entornos o situaciones de conducción urbana. En el modo híbrido es posible utilizar la energía sobrante del motor térmico para recargar la batería.

Por el contrario, en carretera abierta el modo más eficiente de funcionamiento es el Engine Drive, con el que se logra circular en vías rápidas consumiendo la mínima cantidad de combustible posible.

Aunque, si circulamos a una velocidad de crucero moderada, el sistema i-MMD introducirá en un 50 % aproximadamente el modo EV Drive, con el que se apaga por completo el motor térmico. Cuando la velocidad es más alta el automóvil empleará este modo en una proporción menor del tiempo, igual que si las cargas que se le exigen son mayores.

Déjanos tus Comentarios