Ford Mondeo 2.0 TDCi 210 CV ST-LINE, a prueba: atuendo deportivo

Ford Mondeo 2.0 TDCi 210 CV ST-LINE, a prueba: atuendo deportivo

El Ford Mondeo 2.0 TDCi se viste con un aspecto más llamativo y juvenil, para alejarse de los convencionalismos de un clásico modelo generalista con carrocería de tres volúmenes.

Ford Mondeo 2.0 TDCi 210 CV: fotos


El Ford Mondeo 2.0 TDCi 210 CV recibe la línea de acabado “ST-Line” que, en el caso de la berlina de Ford, comparte la exclusividad del acabado “Titanium”, pero añade un aspecto más deportivo. Y si todo esto no fuese suficiente, la mecánica de ciclo diésel 2.0 TDCI biturbo con 210 CV, más la transmisión automatizada de doble embrague “PowerShift” con seis velocidades, culminan un vehículo capaz de enfrentarse, en igualdad de condiciones, con los “cocos” de la categoría.

Ford Mondeo 2.0 TDCi 210 CV: a lo grande

Ford Mondeo 2.0 TDCiCon el metro en la mano, el Ford Mondeo 2.0 TDCi 210 CV puede presumir de una de las carrocerías más grandes del segmento. Así lo demuestran los 4,87 metros de longitud, por 1,85 de anchura y 1,48 de altura que anuncia oficialmente. Tan voluminoso resulta que, además, es capaz de ofrecer un maletero con 550 litros de volumen; una cifra a la altura de los mejores de la clase.

En el plano estético, el acabado que nos ocupa incluye una parrilla y unos paragolpes específicos, llantas de aleación “Rock Metallic” de 18 pulgadas, suspensión deportiva rebajada en 10 milímetros, las insignias de la versión ubicadas en las aletas delanteras además de las luces de conducción diurna de LED y los faros antiniebla enmarcados en un dosel en negro brillante. En el habitáculo, también encontramos detalles específi cos como el volante multifunción forrado en piel perforada, las costuras rojas de la tapicería o los pedales acabados en aluminio pulido.

Ford Mondeo 2.0 TDCi 210 CV: prestaciones

Ford Mondeo 2.0 TDCiEn el apartado mecánico, el protagonista es el propulsor de ciclo diésel 2.0 TDCi biturbo con 210 CV. Como es lógico adivinar, resulta suficiente para mover con bastante “alegría” el conjunto. El par motor alcanza los 450 Nm entre 2.000 y 2.500 rpm y la notable puesta a punto de la transmisión PowerShift posibilita aceleraciones contundentes; y, gracias a las levas ubicadas detrás del volante, efectuar una conducción deportiva… en la medida que el peso y las dimensiones lo permiten.

Así las cosas, las prestaciones corroboran ese poderío mecánico. La velocidad máxima escala hasta los 233 km/h y detiene el crono en solo 7,9 segundos en la maniobra de aceleración de 0 a 100 km/h. Todo, con un consumo, en ciclo mixto, de 4,8 litros cada 100 kilómetros. Por supuesto, incluye un sistema de parada y arranque automáticos del motor “Start-Stop” y cumple con la normativa anticontaminación Euro 6, aunque tiene que pagar un impuesto de matriculación del 4,75 por ciento al anunciar unas emisiones de dióxido de carbono (CO2) de  124 g/km.

Ford Mondeo 2.0 TDCi 210 CV: comportamiento

Como bien habrás supuesto, el turismo de Ford no se lleva muy bien con el tráfico urbano. Sus dimensiones obligan a callejear lo imprescindible y a buscar siempre la plaza de estacionamiento más grande posible. Además, la suspensión rebajada recomienda sortear los badenes e irregularidades del asfalto con la máxima delicadeza posible.

Ford Mondeo 2.0 TDCiEn carretera brilla gracias al aplomo con que afronta los virajes junto con la estabilidad que es capaz de ofrecer, a cualquier ritmo. A pesar de tratarse de una mecánica de ciclo diésel, el habitáculo está muy bien insonorizado y las vibraciones y el sonido procedente del motor llegan muy matizados. Este detalle hace que aumente la sensación de confort. Ahora bien, no debes olvidar las inercias que genera una carrocería tan voluminosa. De lo contrario, al abusar en exceso del pedal de freno comprobarás cómo se alarga la distancia de frenado más de lo necesario. Dicho esto, el rodar del Ford Mondeo es muy suave y sorprendentemente ágil. La sensación de control y seguridad es elevada ya que mantiene la trayectoria con suma facilidad y el balanceo de la carrocería apenas se percibe. Sin duda, hablamos de uno de esos coches en los que vas más rápido de lo que parece y eso suele ser sinónimo de un buen trabajo.

Ford Mondeo 2.0 TDCi 210 CV: conclusión

Sin duda, el Mondeo es un buen producto. La berlina norteamericana ofrece comodidad, insonorización y habitabilidad a raudales; además, la mecánica turbodiésel es potente y gasta lo justo. Una apuesta tentadora.

Ford Mondeo 2.0 TDCi 210 CV: valoración

Precio: 3

Prestaciones: 4

Comportamiento: 4

Consumo: 4

*5 es lo máximo, 1 lo mínimo

Texto: José A. Guzmán

Ford Mondeo 2.0 TDCi 140 CV: ficha técnica

Tipo de motorDiésel, 4 cilindros en línea, biturbo
Cilindrada1.997 cm3
Potencia210 CV a 3.750 rpm
Par450 Nm entre 2.000 y 2.500 rpm
Velocidad máxima233 km/h
Aceleración7,9 s (0 a 100 km/h)
Consumo4,8 l/100 km (mixto)
Medidas (L/An/Al)4.871 / 1.852 / 1.482  mm
Neumáticos235 / 45 R 18
Peso en vacío1.600 kg
Maletero550 l
Precio base34.215  euros

 

Ford Mondeo 2.0 TDCi 140 CV: equipamiento

DE SERIE. Airbags frontales, laterales y de cabeza para conductor y acompañante, airbag de rodilla para conductor, airbags de cabeza traseros, control de tracción TCS, sistema antibloqueo de frenos ABS, repartidor electrónico de la fuerza de frenado EBD, asistente en frenadas de emergencia EBA, control de estabilidad ESC, sistema de parada y arranque automáticos del motor Start-Stop, dirección asistida eléctrica EPAS, freno de estacionamiento electromecánico, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, faros con tecnología de tipo LED adaptativos, paragolpes específicos, faros antiniebla, sensores de lluvia e iluminación, ordenador de a bordo, volante multifunción y pomo del cambio acabados en cuero, arranque por botón Ford Power, climatizador automático bizona, retrovisores exteriores calefactables con reglaje eléctrico, asientos delanteros con ajuste eléctrico y calefacción, pedales acabado en aluminio pulido, alfombrillas en velour, sistema de sonido Ford SYNC 3 con lector de CD, MP3, Bluetooth, 8 altavoces, USB, pantalla a color de 8,0 pulgadas y llantas de aleación Rock Metallic de 18 pulgadas.

OPCIONES. Pintura especial blanco platino (1.300 euros), sistema de aparcamiento asistido (200 euros), paquete Hi-Fi Luxury —incluye, entre otros, cámara trasera de asistencia al aparcamiento, navegador y radio Sony CD MP3— (1.800 euros), asistente de frenada de emergencia en ciudad (300 7), paquete Tech —incluye, entre otros, retrovisor exterior electrocrómico, asistente de frenada de emergencia en ciudad, cinturones de seguridad traseros inflables y parabrisas termoreflectante— (1.000 euros), control de velocidad de crucero adaptativo (1.000 euros), tapicería de cuero (1.600 euros) y llantas de aleación de 19 pulgadas (1.700 euros).

Déjanos tus Comentarios