Ford Kuga ST-Line, el que faltaba

Ford Kuga ST-Line, el que faltaba

Estilo y carácter deportivo para el Ford Kuga ST-Line

Ford está lanzando una línea deportiva en su gama de modelos, una línea que se basa en una estética más llamativa y dinámica asociada a motores más “terrenales”. La completa oferta se extiende ahora al que faltaba, al modelo de Ford que todos esperábamos recibiera este nuevo paquete de mejoras. Así es el Ford Kuga ST-Line, un SUV compacto con todo el sabor deportivo de Ford. Estará disponible a finales de este mismo año 2016.

Kit aerodinámico

Ford Kuga ST-Line frontal

El Ford Kuga ST-Line ha recibido un nuevo kit aerodinámico, un conjunto de añadidos en la carrocería que enfatizan el carácter deportivo. Sobre la base del renovado Kuga, que recordemos llegaba con nueva cara y otras novedades en el plano estético, se aplican unas extensiones de bajos en el paragolpes delantero, nueva parrilla en negro brillante y una rejilla de panal de abeja, elementos típicos de los paquetes deportivos.

Los bajos laterales también reciben el nuevo acabado, así como la trasera, que estrena paragolpes, escapes a la vista o un discreto pero palpable alerón de techo. Para acabar con las novedades, los pasos de rueda se pintan en el mismo color de la carrocería, lo que reduce visualmente la altura del conjunto, y los faros y pilotos reciben un acabado oscurecido. Las llantas serán de 18 y 19 pulgadas.

Amplia gama de motores

Ford Kuga ST-Line frontal

La gama de motores disponible para el Ford Kuga ST-Line es amplia y permite apostar por un aspecto deportivo son ir a motores de gran potencia y consumo. Así, la gama diésel propone el 1,5 litros “TDCi” de 120 CV de potencia y los 2,0 litros “TDCi” de 150 y 180 CV. La única opción en gasolina es un 1,5 litros “EcoBoost”, pero llega con dos potencias: 120 y 180 CV.

Lo mejor de todo es que Ford ha apostado por modificar también la dinámica del coche, una serie de retoques que permite un comportamiento más deportivo y ágil. La primera novedad recae en la suspensión, un equipo que reduce la altura en 10 milímetros y que se beneficia de nuevas estabilizadoras. Hay también nuevos refuerzos en el chasis. Adicionalmente, el Ford Kuga ST-Line apuesta ahora por una dirección recalibrada con un tarado más duro y directo.

Déjanos tus Comentarios