Ford Focus ST Sportbreak, el familiar más deportivo

Ford Focus ST Sportbreak

Ford mantiene su apuesta por los compactos deportivos en Europa.

Ford continúa apostando por sus compactos en Europa y las versiones más dinámicas también están en la agenda. Ahora presenta la versión deportiva de su compacto, el Ford Focus ST Sportbreak, una versión que estará disponible con motores gasolina y diésel.

Pero no llega solo en su apuesta por los modelos familiares, crossover o SUV. Próximamente llegará el Ford Puma que os adelantábamos hace unas semanas que se sumará al ya anunciado aterrizaje del nuevo Ford Explorer.

Dos motores para una versión

Ford Focus ST Sportbreak

Del mismo modo que ocurre con el Ford Focus ST en su versión compacta, este nuevo modelo utiliza dos motorizaciones. La primera de ellas de gasolina, la más deportiva, con 280 CV de potencia procedentes de un propulsor 2.3 EcoBoost. Esta se asocia a una caja de cambios manual de seis relaciones, opcionalmente puede contar con una caja automática con siete relaciones.

Por su parte, el diésel, el más rutero; con 190 CV de potencia suministrados por un motor de 2.0 EcoBlue. Este siempre se asocia con una caja de cambios manual de serie relaciones.

Puesta a punto y carácter deportivo

Ford Focus ST Sportbreak

El nuevo Ford Focus ST Sportbreak recibe una puesta a punto específica y refuerzos en el chasis, del mismo modo que lo hace el Ford Focus compacto. Además los componentes estéticos forman parte del paquete deportivo diferenciador del Ford con acabado ST.

El diferencial de deslizamiento limitado eLSD, se controla de forma electrónica para proporcionar la mayor capacidad de tracción en un vehículo de tracción delantera. Otro elemento de equipamiento específico es la incorporación de un sistema de suspensión adaptativa Continuosly Controlled Damping (CCD).

Tradición en la gama Ford Focus

Ford Focus ST Sportbreak

Desde que Ford sustituyera el Ford Escort por el Ford Focus a finales de los 90, siempre han contado con alguna versión deportiva en la gama. Ya sean la radicales RS o las ST posteriores.

En su última versión del Ford Focus RS equipaba un propulsor 2.3 EcoBoost de 350 CV de potencia y un sistema de tracción integral único en el segmento. Inmediatamente por debajo se encontraba la versión ST. Ahora conocemos las motorizaciones de las versiones ST de la actual generación del Ford Focus, pero todavía no se sabe nada acerca de una nueva versión RS para los más apasionados.

Déjanos tus Comentarios