Así evitarás que tu coche se recaliente en verano

coche calor

En los meses más calurosos del año hay que tomar precauciones extra si queremos evitar que nuestro coche sufra los efectos de las altas temperaturas. La exposición al sol durante muchas horas puede hacer que nuestro vehículo se sobrecaliente y pueda presentar fallos durante la conducción. Algo que no nos podemos permitir con la llegada de las vacaciones.

Por esta razón, lo imprescindible es tener nuestro automóvil a punto. Es decir, realizar las revisiones pertinentes antes de iniciar nuestro viaje por carretera. Es una medida preventiva que resulta ser muy útil, tanto para evitar accidentes de tráfico como para alargar la vida útil de nuestro vehículo. Sin embargo,  si los problemas con la temperatura de nuestro coche surgen en pleno trayecto, estos son los consejos que debes seguir.

1. Busca un lugar seguro para estacionar y apaga el motor

coche calor

Según apuntan desde Pyramid Consulting, lo primero que debes hacer cuando se dispara la aguja de la temperatura es detener la marcha. Para ello, habrá que escoger un lugar adecuado para detener el vehículo y esperar a que el motor se enfríe. En caso de que el indicador de la temperatura del coche siga sobrepasando los límites, es preferible echar mano del seguro y recurrir a la asistencia en carretera.

2. Vigila el anticongelante

El líquido anticongelante juega un papel fundamental a la hora de mantener una temperatura estable en el vehículo. Aunque para revisarlo, debemos recordar que el motor tiene que estar apagado. Solo así, podremos obtener unos datos fiables.

coche calor

En muchos casos, la aguja de la temperatura puede marcar unos márgenes muy elevados por falta de este líquido. De este modo, solo tendremos que reponerlo para asegurarnos de que el automóvil se enfríe y vuelva a los límites normales. Asimismo, nunca está de más revisar si el depósito del anticongelante presenta algún desperfecto que derive en fugas de este líquido. Y, si es así, repararlo o acudir al taller más cercano para evitar que el coche se siga recalentando.

3. Comprueba la bomba y el radiador de tu vehículo

Tal y como exponen en ABCe.es si el líquido de estos elementos es oscuro, quiere decir que el sistema presenta una corrosión. Algo que nos obligará a renovar todo el circuito y utilizar otro líquido que sea capaz de soportar las temperaturas más altas del verano.

4. Neumáticos en buen estado

comprar un coche usado. coche calor

Las ruedas son los elementos que nos conectan a la calzada y, con la llegada del verano, pueden desmejorarse con rapidez. Por ello, lo primordial es centrarnos en el mantenimiento de los neumáticosrevisar la presión y el dibujo de los mismos antes de iniciar la marcha, así como realizar una conducción eficiente durante nuestros viajes.

Los frenazos y acelerones combinados con las altas temperaturas a las que se encuentra el asfalto pueden hacer que nuestras ruedas se desgasten más rápidamente. Algo que, además, hará que aumente nuestro riesgo a sufrir un accidente de tráfico.

5. Otras precauciones

coche calor

Además de todo lo anterior, es importante destacar que en verano debemos prestar especial atención a los sistemas de refrigeración y al aire acondicionado. Son elementos que debemos revisar periódicamente, pues esta es la época del año en la que vamos a abusar de ellos.

Así, mantener el coche limpio y utilizar elementos como el parasol, también pueden ayudar a que nuestro coche esté en perfecto estado para los viajes por carretera. Pues, con el parasol conseguiremos reducir hasta 10º la temperatura del habitáculo, lo que provocará que no sea necesario forzar la climatización del coche antes de iniciar la marcha.

Déjanos tus Comentarios