Llegan las etiquetas que te dicen qué carburante usa tu coche

carburante

O bueno, mejor dicho, lo serán. Tras las etiquetas de la DGT que clasifican los vehículos según emisiones, aparece una nueva. Tal y como ha aprobado la Unión Europea, a partir del próximo otoño nuestros coches llevarán una nueva pegatina. Se trata de una etiqueta que calificará los vehículos en función del carburante que empleen. Desde el 12 de octubre, todos los vehículos que salgan de fábrica o se matricule deberán llevar este distintivo. Coches, camiones, motocicletas… deberán incorporarla.

Por ahora, su función será meramente informativa. Se debe colocar en un lugar visible del coche para indicar a los conductores qué tipo de combustible necesita su vehículo. Irá colocada cerca del tapón de relleno del depósito; aunque también se colocará en el manual del vehículo (impreso y electrónico). Así, a la hora de repostar, será mucho más fácil y se evitarán confusiones.

Las gasolineras también tendrá las pegatinas

gasolinera

Pero no serán nuestros vehículos los únicos en los que se deberá poner esta nueva etiqueta. También será obligatorio en las estaciones de servicio. En las gasolineras se deberá colocar en cada surtidor una pegatina similar que informe del tipo de carburante que existe en cada uno de ellos. El usuario tan solo deberá comparar la que lleve su coche con las que vea en las mangueras y elegir la que coincida.

Así, todos los coches de nueva fabricación y las gasolineras y surtidores deberán tenerlas. Una medida que no solo se aplicará en España, también en el resto de la Unión Europea. Con ello se pretende facilitar el momento del repostaje cuando los ciudadanos se muevan de un país a otro. Un identificador de combustible común que pretende hacernos la vida más fácil.

¿Qué etiquetas habrá?

Gasolineras autoservicio en Madrid responsable

Así, estas nuevas etiquetas deberán estar puestas de forma accesible. Se verán afectados los surtidores de gasolina, gasóleo, hidrógeno (H2), gas natural comprimido, gas natural licuado y gas licuado de petróleo. Como decimos, será obligatoria su colocación en todas las estaciones de servicio de acceso público de todos los estados miembros de la Unión Europea.

Los fabricantes de vehículos se han sumado de buen agrado a esta nueva medida. Eso sí, no recomiendan echar al vista atrás. Así, colocarla en los modelos más antiguos no está contemplado dentro de la nueva normativa. Las asociaciones de fabricantes de automóviles  y del sector del combustible han trabajado conjuntamente para redactar unos folletos informativos comunes que se presentarán próximamente.

Déjanos tus Comentarios