Elon Musk abandona la presidencia de Tesla tras el escándalo

Elon Musk abandona la presidencia de Tesla

Elon Musk ha abandonado la presidencia de Tesla. Y no ha sido por voluntad propia. Una investigación iniciada por la Comisión del Mercado de Valores por fraude hizo sobrevolar la posibilidad de un macrojuicio y una posible entrada en la cárcel por lo que alcanzó un acuerdo con la fiscalía en la que se comprometía a dar un paso a un lado y abandonar el liderazgo de la compañía que él mismo fundó y a pagar una multa de 20 millones de dólares (unos 17,2 millones de euros). La compañía tendrá que abonar otros 20 millones de dólares

De esta manera, Elon Musk sigue los pasos que ya protagonizara Steve Jobs, el fundador de Apple, con el que se le ha comparado desde sus inicios. Ambos contaban con ideas que revolucionaban el panorama, sus conferencias y anuncios creaban gran expectación y contaban con multitud de fieles seguidores. Y ambos tuvieron que abandonar la dirección de las compañías que habían fundado.

Elon Musk abandona la presidencia de Tesla

La diferencia entre ellos es que Jobs salió tras haber cumplido buena parte de sus propuestas mientras que Musk, y Tesla, mantienen muchos proyectos en el aire sobre los que hay muchas dudas de que se puedan materializar. Ahora, sin él al frente y sin conocer quién será su sucesor, estas incógnitas se multiplican.

Mucho cuidado con las redes sociales

A pesar de que las dudas se cernían sobre Elon Musk y la compañía desde hacía tiempo, fue un tuit el pasado 7 de agosto el que puso en jaque su continuidad al frente de Tesla. En este señalaba que estaba considerando sacar Tesla de la Bolsa ante el interés de un grupo inversor de hacerse con las acciones a 420 dólares (362,27 euros) el título. Esto conllevó un incremento temporal de las acciones las cuáles volvieron a bajar cuando esta operación no cristalizó.

Elon Musk abandona la presidencia de Tesla

Fue en este momento cuando la Comisión del Mercado de Valores inició su investigación. E intentó un primer acuerdo con Musk (multa de 10 millones de euros – 8,6 millones de euros – y la salida de la presidencia durante 2 años). Sin embargo, este, en el último momento la rechazó. Llegó la acusación formal y ante la posibilidad de que se iniciara un juicio contra él y la compañía, terminó por aceptar el segundo acuerdo que se le planteó.

Ahora, Musk se compromete a abandonar la presidencia de Tesla antes de los próximos 45 días aunque podrá seguir siendo el CEO. Le debe suceder al frente de la firma un consejero delegado independiente y la contratación de dos consejeros independientes. Además, la compañía tendrá que supervisar las comunicaciones de Musk, especialmente en redes sociales.

Pérdidas de los inversores

Elon Musk abandona la presidencia de Tesla

El viernes los títulos de Tesla cayeron un 14 %. Así, al final de la jornada, las acciones quedaban con un valor de 264,77 dólares (228,38 euros), 42,75 dólares (36,87 euros) menos que al cierre del jueves, siendo esta la mayor caída de valor que había tenido el fabricante de vehículos desde su salida a bolsa en 2013.

Pero no es la única caída que ha experimentado la compañía. Desde la inflación que provocó el tuit de Elon Musk en agosto, el valor de las acciones se ha detraído un 30 %, o lo que es lo mismo, su valor en bolsa se ha reducido en unos 20.000 millones de dólares (unos 17.200 millones de euros). Y el propio Elon Musk es uno de los más perjudicados por esta caída pues, al ser el propietario de alrededor del 20 % de la compañía se estima que su inversión se ha resentido en unos 4.000 millones de euros (3.450 millones de euros).

Ahora las dudas se ciernen sobre el futuro de la compañía, sobre si será capaz de continuar su andadura sin su carismático creador al frente y este podrá volver dentro de tres años a tomar las riendas de Tesla, especialmente tras las polémicas que ha vivido en las últimas semanas.

Déjanos tus Comentarios