El Porsche de Le Mans es más rápido que un Fórmula 1

El Porsche de Le Mans es más rápido que un Fórmula 1

El Porsche 919 Hybryd, que ganó las 24 Horas de Le Mans de forma consecutiva entre los años 2015 y 2017, marcó un tiempo récord de 1:41.770 en el circuito belga de Spa-Francorchamps, lo que supone una rebaja de casi 8 décimas respecto a la ‘pole position’ que logró Lewis Hamilton en el GP de Bélgica de F1 el año pasado. Es decir, hablamos de un coche del campeonato de resistencia más rápido que un monoplaza de Fórmula 1 de 2017.

El Porsche de Le Mans es más rápido que un Fórmula 1 (fotos)

Pero, ojo, que el tiempo conseguido por el suizo Neel Jani tiene truco, pues actuó con un vehículo liberado de todas las limitaciones que impone la normativa WEC (siglas en inglés para el certamen Mundial de Resistencia) a los coches participantes.

Porsche 919 Hybrid récord

Esta vuelta rápida, que realizó tras tres jornadas de pruebas en el trazado, la consiguió con una velocidad media de 245 km/h, aunque marcó una máxima de 359 km/h. Y todo esto con una temperatura ambiental del 11ºC  y una pista que estaba a 13ºC, mientras que la carrera de F1 se celebra en verano, con el calor propio de esta época, unas condiciones bajo las que los neumáticos responden de forma más efectiva.

¿Te gustan Las 24 horas de Le Mans? Aquí tienes los 20 carteles más impresionantes de Porsche en la prueba gala

20 carteles históricos de Porsche en Le Mans

Mecánica liberada por encima de los 1.000 CV

Porsche 919 Hybrid récord

Este Porsche 919 Hybrid de Le Mans está propulsado por un motor V4 de 2 litros turboalimentado que actúa sobre el eje trasero y otro eléctrico que impulsa el tren delantero. Cuenta además con dos sistemas de recuperación de energía, uno que la que recoge de la frenada y el otro de los gases del escape, y esta es acumulada en unas baterías de iones de litio refrigeradas por líquido. Las restricciones del WEC suponían limitar la potencia del propulsor térmico a unos 500 CV, aunque, una vez se ha dejado que la mecánica actúe con todo su potencial, llega hasta los 720 CV. Combinados ambos propulsores, entregan una potencia superior a los 1.000 CV.

Además, también se libraron de las limitaciones aerodinámicas. Así, el vehículo incorporó un nuevo difusor delantero que se equilibraba con un alerón trasero más evolucionado y de mayores dimensiones, mientras en los bajos se incluyeron unas canalizaciones para un mejor paso del aire.

¿Recordáis la victoria de Porsche en Las 24 horas Le Mans 2016? Hasta ellos se sorprendieron de la mala suerte de Toyota

Tantos cambios en este Porsche de Le Mans, le ha permitido, además, perder 39 kg de peso, para que sobre la báscula solo marcara 849 kg.

Vistos los mimbres que tiene el coche y que ya habían empezado a desarrollar nuevas mejoras para el modelo enfocadas a la temporada 2018, es una lástima que la marca decidiera retirarse del certamen para afrontar nuevos retos como la Fórmula E, donde ya se ha confirmado que llegará como equipo oficial.

0 Comments

Todavía no hay comentarios!

Puedes ser el primero Escribe un comentario!

Escribe una respuesta