E-Call: ¿quién guarda los datos de las llamadas de emergencia?

E-Call: ¿quién guarda los datos de las llamadas de emergencia?

Desde el próximo mes de abril, nuestros coches efectuarán una llamada al servicio de Emergencias de manera automática, cuando los sensores del mismo detecten una colisión. El sistema, llamado E-Call, tratará de reducir la siniestralidad en las carreteras, proporcionando una mejor respuesta en caso de accidente.

Los coches nuevos que se comercialicen en el continente europeo a partir de esa fecha estarán obligados a contar con una tarjeta integrada, similar a la de los móviles, que realizará de manera automática una llamada a Emergencias en caso de colisión. Esta conexión transmitirá la ubicación del vehículo y la hora del impacto al 112 para que, desde allí, puedan ofrecer una respuesta más rápida y efectiva, al contar con la información del siniestro instantáneamente.

Increíble cómo este Corolla siguió circulando tras quedar el coche siniestrado

Un Toyota Corolla sigue circulando tras un siniestro en Pakistán

Pero, ¿qué ocurre con los datos transmitidos? El control de la información que generan los coches modernos está creando bastante controversia. El contexto es el siguiente: sistemas como el e-Call almacenan y comunican los datos que van produciendo, tanto en lo referente a las ubicaciones como en los movimientos que llevamos a cabo. Son los fabricantes de los vehículos y las marcas los que tienen en su poder esta información.

Cabe apuntar que algunas asociaciones se han mostrado preocupadas por el conflicto existente: el E-Call puede interferir con la privacidad de los datos del conductor, aunque el texto del Parlamento hace referencia a que la información recopilada por los servicios de emergencia no podrá compartirse con terceros sin el consentimiento explícito del usuario.

El parte de accidentes más sinvergüenza que puedes ver

Por otro lado, los fabricantes cuentan con la obligación de atestiguar que la tecnología E-Call facilita el borrado de los datos de manera total y permanente: el funcionamiento del sistema debe incluirse en el manual de uso del automóvil para que los conductores puedan saber de qué manera se gestionan las informaciones recogidas por el dispositivo.

Aun así, desde las compañías Insurance Europe y Amice se está llevando a cabo una campaña de concienciación llamada #Data4Drivers (datos para los conductores), con el objetivo de asegurar a los automovilistas de toda Europa que sean ellos mismos los dueños de los datos que generan al volante y, por tanto, que se pueda preservar su intimidad.

La frenada de emergencia automática, obligatoria en Estados Unidos en 2022

Se ha propuesto a la Comisión de la Unión Europea un proyecto por el cual se adapte el Reglamento General de Protección de Datos para incluir las tecnologías propias de estos nuevos vehículos “conectados”; se pretende garantizar que dichos avances tecnológicos no supongan un atentado contra la intimidad de los conductores.

Y no nos engañemos: es posible que pienses que tu coche no responde a este concepto de vehículo conectado, pero recordemos que los tiempos cambian y que casi todos los modelos nuevos que salen al mercado ya llevan incorporados estos sistemas de localización, con el fin de reducir la mortalidad en los accidentes. Además, como hemos comentado en estas líneas, a partir del mes de abril la inclusión del e-Call como sistema de seguridad será tan obligatorio como lo es el cinturón de seguridad.

accidente tráfico

Si bien es cierto que cada vez son más los modelos que llevan integrados este tipo de aviso en paquetes adicionales a la hora de comprar el coche, ahora pasará a ser un requerimiento para todos los automóviles comercializados en Europa desde el mes de abril, como dicta la normativa instaurada por el Parlamento Europeo en referencia al E-Call.

El sistema es sencillo: cuando los sensores de nuestros vehículos detecten un impacto (al igual que ocurre con los airbag), la tarjeta integrada en nuestro coche contactará con el servicio de Emergencias. También se podrá alertar al 112 de manera voluntaria, pulsando un botón habilitado para ello. El coste de la llamada será gratuito, de igual forma que sucede al realizarlas con nuestros teléfonos.

Casi dos tercios de las muertes acaecidas en incidentes de tráfico se producen en la primera media hora tras el impacto

El cometido del E-Call es optimizar el tiempo de respuesta en caso de accidente, con unas cifras de mejora previstas en torno al 50% en zonas rurales y en un 40% en las urbanas; según apuntan diversos estudios, casi dos tercios de las muertes acaecidas en incidentes de tráfico se producen en la primera media hora después de suceder el impacto. Así, se espera que la mortalidad o las secuelas graves de las lesiones se reduzcan de manera progresiva.

0 Comments

Todavía no hay comentarios!

Puedes ser el primero Escribe un comentario!

Escribe una respuesta