DS 7 Crossback E-Tense 4×4, comienza una nueva era electrificada

DS 7 Crossback E-Tense 4x4

El todocamino de tamaño medio llega para iniciar una nueva era en la historia de DS, y del Grupo PSA por extensión. El DS 7 Crossback E-Tense 4×4 representa el primero de los muchos modelos híbridos que están en camino. Y es que, a partir de ahora, cada uno de los representantes de la familia de DS contará con una variante híbrida. La firma recuerda que buena parte de la tecnología que incluye este todocamino la ha implementado tras su experiencia en la Formula E.

Tras la extensa definición DS 7 Crossback E-Tense 4×4 se esconde una mecánica que combina un motor de gasolina de 200 CV y dos motores eléctricos de 110 CV, cada uno sobre un eje y que aportan la tracción total al modelo. Los tres prometen 300 CV y un par de 450 Nm. Su configuración le permitirá que los primeros kilómetros los realice en modo eléctrico hasta un máximo de 135 km/h y hasta 50 km re recorrido (según ciclo WLTP, según el ciclo NEDC, esta autonomía se amplía hasta los 60 km). Una vez se termine la batería, entraría en acción el motor térmico. En este caso se trata de un híbrido enchufable.

Comodidad y lujo ECO

DS 7 Crossback E-Tense 4x4

El DS 7 Crossback E-Tense 4×4, está basado en el DS E-Tense que se presentó hace dos años. Llega con todo el lujo en los detalles que ya tenía el DS 7  Crossback cuando se presentó. A estas añade ahora cuatro opciones de conducción ecológica:

  • Cero emisiones: el modo que llega por defecto. El inicio de la conducción se hará en modo eléctrico y se mantendrá hasta que se agote la batería.
  • Sport: Se mantiene el modo eléctrico aunque la entrega de potencia se realiza con más brío.
  • Híbrida: combina la acción de los motores eléctricos y el térmico para una mayor eficiencia en los consumos de electricidad y gasolina.
  • 4WD: Tracción total eficiente para un mejor agarre sobre arena, agua o nieve.

Además, cuenta con dos opciones de recuperación de energía, la opción ‘Brake’ permite la recuperación la recuperación de electricidad durante la frenada y la desaceleración, mientras que la opción ‘E-Save’ aumenta la intensidad en estos momentos de recuperación de energía logrando aumentar la autonomía en modo eléctrico unos kilómetros.

Finalmente, en cuanto a los tiempos de recarga, si se emplea un Wallbox de 32 A solo necesita 2 horas, mientras que si se emplea un enchufe doméstico, solo empleará 8 horas.

Déjanos tus Comentarios