Dragon Challenge con el Range Rover Sport: así se sube a la Puerta del Cielo

El reto Dragon Challenge con el Range Rover Sport ha dado lugar a las espectaculares imágenes que ves sobre estas líneas… y en las fotos de la galería (¡no te las pierdas!). Se ha llevado a cabo con una de las versiones PHEV (híbrida enchufable) del modelo, que se ha convertido en el primer vehículo que sube las escaleras hasta el arco de roca natural conocido como Puerta del Cielo (Heaven’s Gate).

Dragon Challenge con el Range Rover Sport: fotos

Este enclave está situado en la montaña Tianmen; para llegar hasta él, primero hay que recorrer la carretera del Dragón, con 11,3 km. En ese trayecto hay 99 curvas de vértigo. Pero el Range Rover Sport PHEV, con sus motores eléctrico y de gasolina, afrontó el trayecto sin dudarlo, conducido por Ho-Ping Tung, perteneciente al equipo Panasonic Jaguar Racing.

El piloto de Fórmula E conectó el modo Dynamic del sistema Terrain Response 2 y, una vez completada esa primera parte del reto Dragon Challenge, aprovechó al máximo dicho dispositivo para subir 999 escalones con una inclinación de 45º. La potencia de la batería eléctrica, combinada con el propulsor de la familia Ingenium, se encargaron de que Tung llegara a su destino.

“He participado en la Fórmula E, en la Fórmula 1 y he ganado las 24 horas de Le Mans, pero éste ha sido, sin duda, uno de los desafíos de conducción más exigentes a los que me he enfrentado nunca. El comportamiento del Range Rover Sport PHEV ha sido excepcional: me ha transmitido una confianza total tanto en la carretera de montaña como al subir todos los peldaños sin esfuerzo… hasta llegar a la Puerta del Cielo”, ha comentado el piloto.

No es el primer reto del Range Rover Sport… ¿quieres ver más?

Descenso vertiginoso con el Range Rover Sport 2017

Este reto es el más reciente de una serie que comenzó con una “carrera” frente a la doble campeona del mundo de Natación en Aguas Abiertas, Kerianne Payne, y el atleta de Resistencia Ross Edgley en Devon (Reino Unido). Entre las proezas anteriores se incluyen la subida a Pikes Peak (EE.UU.), cruzar el desierto de Rub al-Jali (península arábiga) y bajar los 2170 metros del “Inferno”, la legendaria pista de descenso en Mürren (Suiza).

Déjanos tus Comentarios