15 Despistes que te pueden salir muy caros al volante

multas

En ocasiones, las prisas o simplemente el hecho de olvidar lo que indica el Código de Circulación puede provocar que cometamos infracciones mientras conducimos. Suelen ser prácticas muy comunes y, aunque nos excusemos diciendo que “no pasa nada”, “no es para tanto”, o que “solo será un momento”, lo cierto es que nos pueden salir más caras de lo que imaginamos.

Por eso, te proporcionamos un listado con algunas de las infracciones y despistes más habituales que acaban convirtiéndose en multas de tráfico. Seguro que algunos te parecerán inofensivos, pero no debemos restarle la importancia que se merecen porque afectarán a nuestro bolsillo y, en muchos casos, comprometerán nuestra seguridad al volante.

1. No pasar la ITV

8 claves para disfrutar de tu coche clásico sin preocupaciones

Retrasar la Inspección Técnica de Vehículos es una infracción muy grave. Puede ocurrir que no nos hayamos fijado en la fecha que marca la documentación del coche o que no hayamos encontrado el mejor momento para ir a uno de los centros habilitados para ello. Sea como sea, el resultado es que si las autoridades lo descubren te enfrentarás a una multa de 200 €.

Asimismo, circular con la ITV denegada sería aún más grave, por lo que la sanción se incrementaría consecuentemente llegando a los 500 euros. Una cifra que no podemos pasar por alto. Además, es importante destacar que si no cumples con los plazos para pasar la ITV, mejor que no te veas envuelto en un accidente de tráfico; la aseguradora no se hará cargo de los gastos derivados del accidente.

2. Conducir sin carné o con el permiso caducado

puntos carné de conducir

¿Eres de los que no se fija en la fecha de caducidad del DNI o del carné de conducir? Pues sintiéndolo mucho, tendrás que empezar a hacerlo. Circular con el permiso de conducir caducado puede costarte 200 euros de multa y, si lo tienes en regla pero no lo llevas encima también tendrás que pagar, aunque en este caso la sanción es solo de 10 euros. No obstante, todo se agravaría si conduces sin carné porque te lo han retirado, ya sea por pérdida total de puntos o por cualquier otro motivo, pues la multa ascenderá a 500 euros. Eso sin mencionar que estarías incurriendo en un delito penal, por lo que te enfrentarías a una pena de cárcel de tres a seis meses.

3. No notificar un cambio de domicilio

Siempre que cambies de vivienda debes comunicarlo en la DGT. De lo contrario, no recibirás las multas y las notificaciones que deban enviarte desde Tráfico, algo que no te libera de su pago y, además, te expones a recibir una multa de 80 euros.

4. Arrojar objetos a la calzada

multas

Mientras conducimos no podemos tirar ningún objeto por la ventanilla. Pero, especialmente aquellos que puedan provocar incendios o comprometer la seguridad vial del resto de usuarios. Tirar una colilla, por ejemplo, se considera infracción grave y está sancionado con una multa de 200 € y 4 puntos del carné de conducir.

5. No respetar la distancia de seguridad

Es importante que no nos dejemos llevar por las prisas. Para conducir hay que mantener una actitud calmada, respetar las prioridades de paso y, además, ser cauto dejando un espacio de seguridad con el vehículo que te preceden para evitar accidentes. Si circulamos muy pegados al coche de delante, no tendremos tiempo suficiente para reaccionar en caso de que frene bruscamente o realice una maniobra inesperada. No solo es una mala conducta, sino que además supone 4 puntos y 200 € de multa.  Así, es importante saber que el hecho de colisionar frontalmente con la parte trasera de otro vehículo te hace responsable del accidente. Es decir que tu aseguradora tendrá que pagar los desperfectos aunque el frenazo haya sido del otro conductor.

6. Matrícula ilegible

¿Por qué hay que rematricular un coche? Te contamos cómo se hace

Por ley, todos los vehículos de motor deben tener matrícula y se tiene que leer con facilidad. Por tanto, alterarla o modificarla de alguna manera se considera una infracción muy grave que conlleva una multa de 200 €.

7. Aparcar en doble fila

Siempre que un conductor pare o estacione en doble fila y salga del vehículo está cometiendo una infracción. Solo estaría permitido parar en esa zona cuando es por un tiempo inferior a dos minutos y el conductor permanece siempre en el asiento que le corresponde. Si no es el caso,  las autoridades podrían ponerle una multa de 200 €.

8. Usar el claxon cuando no corresponde

Este dispositivo de alerta auditiva está incluido en todos los vehículos. Sirve para avisar a otros usuarios ante una incidencia o colisión inminente, pero lo cierto es que muchas veces confundimos su utilidad. Es muy común que los conductores toquen el claxon a modo de protesta por una retención, para saludar a alguien por la calle o, por ejemplo, celebrar los goles o las victorias de los equipos deportivos. Sin embargo, son pocos los conductores que saben cuál es la sanción en estos casos: 80 €.

9. Acelerar para evitar que te adelanten

En este caso debemos mencionar especialmente que siempre debemos circular por el carril derecho. Pero más aún cuando circulemos a menor velocidad que otros usuarios de la vía. En caso contrario, estaríamos obstaculizando la circulación y, posiblemente, provocaríamos que otros conductores nos adelanten por la derecha cometiendo una infracción de tráfico. Partiendo de ahí, es importante señalar que cuando intenten adelantarnos no debemos obstaculizar la maniobra. Es más, lo correcto sería facilitar el paso al otro vehículo. No obstante, si optas por hacer caso omiso a estas indicaciones y procuras que no te adelanten pisando el acelerador, te arriesgarás a que la guardia civil te sancione con 200 € de multa.

10. Conducir con la indumentaria equivocada

conducir con chanclas

Para poder realizar una conducción eficiente debemos contar con la ropa y calzado adecuados. Esto quiere decir que conducir sin camiseta o en chanclas (por ejemplo), está totalmente prohibido, considerándose como una infracción de tráfico y un peligro para tu seguridad. Por ello, la multa también asciende a 200 €.

11. Muestras de amor al volante

Los besos, abrazos y las muestras de cariño deben esperar a que salgamos del coche. Si mientras circulamos aprovechamos una parada, un semáforo en rojo o similar para demostrar nuestro cariño al pasajero, nos estaríamos exponiendo a una multa de 80 €. ¿Realmente no puedes evitarlo?

12. No usar los SRI

Cinturones flojos y sillas mal colocadas, los errores más frecuentes en la Seguridad Vial infantil.

Cuando viajamos con niños, es fundamental que nos aseguremos de que los Sistemas de Retención Infantil estén correctamente sujetos y se ajusten al menor en función de su tamaño, peso y edad. No llevarlo significa poner en riesgo la seguridad de los más pequeños y, al mismo tiempo, conlleva pagar una multa de 200 € y la retirada de 3 puntos del carné de conducir.

13. Música demasiado alta

A veces cuando circulamos escuchando nuestras canciones favoritas dejamos que la motivación tome las riendas y subimos más de la cuenta el volumen. Sin embargo, esto supone un problema ya que aumentaremos la contaminación acústica del ambiente y podemos molestar a otros usuarios, por lo que la multa podría llegar a los 2.400 €.

14. Llevar mascotas en el coche sin sujeción

Viajar con mascotas en el vehículo está permitido. Pueden hacerlo incluso en los asientos traseros del coche, sin que sea necesario que vayan en el maletero, pero para ello deben estar debidamente sujetos.  Si no tenemos en cuenta esta norma, nos exponemos a una multa de 100 euros, que podría aumentar a 200 si el animal se encuentra en la zona delantera (asiento del conductor o copiloto).

15. Circular marcha atrás en determinadas situaciones

Existen casos en los que circular marcha atrás está permitido, como por ejemplo, al realizar una maniobra de aparcamiento. Sin embargo,  en otras situaciones se considera una infracción grave o muy grave, hablamos en ese caso de dar marcha atrás en una vía en sentido contrario al estipulado o en una autopista o autovía. La multa en estas situaciones puede ser de 200 a 500 € y las autoridades te retirarían de cuatro a seis puntos del carné de conducir. Aunque, lo cierto es que hablamos de casos extremos. Si, por ejemplo, queremos llevar este hábito a una situación más cotidiana, podríamos decir que cuando estás buscando aparcamiento y te pasas un sitio libre, dar marcha atrás para evitar dar una vuelta a la manzana sería una infracción muy grave.

Déjanos tus Comentarios