¿Cuáles son los coches que más se deprecian después de comprarlos?

coches nuevos

Hoy en día, cuando nos disponemos a comprar un coche nuevo debemos tener en cuenta numerosos factores que no solo tienen que ver con su  diseño o su precio. Hablamos, por ejemplo, de los sistemas de seguridad que incluye, de lo que costará el mantenimiento y las revisiones y, por su puesto, de la depreciación que sufre el vehículo en los primeros años. Sobre todo, este último factor tendrá más relevancia para aquellos que, cuando piensan en comprar un coche nuevo, también piensan en el precio que tendrá a medio o largo plazo cuando decidan venderlo en el mercado de ocasión.

Este es un factor importante, dado que, según un informe realizado por Rastreator.com, los vehículos pueden perder hasta un 25 % de su valor, poco después de salir del concesionario. Es más, se pueden depreciar hasta un 40 % solo en el primer año de uso. Algo que, sin duda, habría que tenerlo en cuenta para fijar el precio de venta en el mercado de segunda mano.

Monovolúmenes: los vehículos que más se deprecian en 5 años

Este estudio destaca que los monovolúmenes son el segmento que pierde más rápido su valor. Solo en el primer año se deprecian una media del 36,2 %, una cifra que, además, asciende al 63,9 % cuando su antigüedad es de cinco años.  

Por tanto, si hacemos los cálculos, un Renault Scénic, cogiendo su versión más económica (Renault Scenic Life Energy TCe de 115 CV) que se comercializa por 19.121 €. En cinco años, su precio sería de 6.902,6 €, en base a lo que se establece en este estudio.

Lo mismo ocurriría con el SEAT Alhambra. Tomamos su modelo más asequible: el SEAT Alhambra 1.4 TSI de 150 CV Reference que está a la venta en el mercado desde 28.620 €, y vemos que en un año su valor se establecerá en 18.259 €. En cinco años, esta depreciación aumentará y su valor en el mercado se reducirá a 8.787 €.

¿Qué ocurre con el resto de segmentos?

coche barato

En cuanto al resto de vehículos, esta depreciación también es acusada, aunque en menor medida. De hecho, esta compañía propone algunos ejemplos, con los que podemos calcular cuánto variarán los precios. Destacan el caso de MINI, como el coche que menos pérdida de valor experimenta a corto plazo. Fijan esta depreciación en un 6,8 % en el primer año y un 15,7 % en el segundo.

Por tanto, si tomamos por ejemplo el más barato de su gama, es decir, el MINI One First de 3 puertas y 75 CV de potencia, cuyo precio parte de 17.950 €, vemos que el paso del tiempo provoca que, en un año cueste 16.729,4 €. Y, en el segundo año, su precio se establecería en 15.131,85 €.

¿Va a decir Mini adiós al clásico de 3 puertas y al Cabrio?

Asimismo, destaca especialmente el Renautl Clio por ser el coche que menos se deprecia a largo plazo. Establecen que esta pérdida de valor llegaría al 42,4 % y, aunque parezca excesivo, dista considerablemente, de la depreciación que experimenta por ejemplo un C4 Space Tourer (67,5 %).

En cifras, un Renault Clio Life TCe de 75 CV, costaría 12.095 € y, un lustro después, su precio disminuye a 6.966,72 €. En cambio, el C4 SpaceTourer PureTech 130 S&S Live de 131 CV pasaría de costar 20.300 € (en su versión más económica) a valer 6.597 €.

El  coche más vendido, valdría la mitad en 4 años

Todos los modelos GLP y GNC del mercado

Según este análisis de Rastreator.com, el SEAT León, que fue el coche más vendido en nuestro país en 2017, perdería la mitad de su valor en menos de 5 años. Concretamente hablan de una depreciación del 52,6 %. Por tanto, si en la actualidad, el SEAT León 5p 1.0 EcoTSI  de 115 CV Reference Edition cuesta 18.230 €, dentro de cuatro años su precio se reducirá a 8.641,02 €.

Déjanos tus Comentarios