Prepárate para la nieve, sigue nuestros consejos de conducción

consejos conducción sobre nieve

Cada año por estas mismas fechas, siempre nos podemos encontrar con el problema al volante de la nieve y el hielo en la calzada y la dificultad de mantener la trazada deseada en nuestro vehículo. Por eso vamos a refrescar la memoria con unos consejos de conducción en nieve y hielo.

El piloto de Sabadell, comentarista y experto en conducción, Jordi Gené ofrece algunos consejos prácticos para conducir con más seguridad. Existen factores como la anticipación, la suavidad o la experiencia, que son claves para no perder el control del vehículo.

Consejos para conducir sobre nieve

consejos conducción sobre nieve

A continuación os damos unos consejos de conducción sobre nieve, hielo y superficies deslizantes como las que podemos encontrarnos en estas fechas.

  • Neumáticos de invierno: Las cosas comienzan a ponerse difíciles por debajo de 7 grados de temperatura, cuando los neumáticos convencionales empiezan a perder sus prestaciones por la baja temperatura. Es el momento de cambiar a unos neumáticos de invierno.
  • Anticipación: Esa la regla de oro. Anticipación y suavidad, esta es la norma básica para circular en condiciones adversas.
  • Pendientes: Para bajar pendientes hay que usar el freno motor. Esto es básico. Conducir con marchas cortas ayudará a manejar el vehículo y los frenos se resienten menos.
  • Sombras: Especial atención a los tramos sombríos de la carretera donde puede haber placas de hielo. No efectuar maniobras bruscas. Nada de volantazos. Hay que moverlo con la máxima suavidad posible y pisar el freno, muy ligeramente hasta que se rebase la placa de hielo y el coche vuelva a ganar adherencia.

consejos conducción sobre nieve

  • Luces antiniebla: Nunca hay que utilizar este tipo de luces. Los reflejos que proyectan sobre la nieve y el hielo pueden terminar deslumbrando al resto de conductores.
  • Tecnología: No usar el control de crucero. Automáticamente el vehículo mantiene la velocidad, sin tener en cuenta la condición del pavimento. Esto puede provocar tirones y acelerones y, consecuentemente, pérdidas de tracción.
  • Estacionar: Hay que dejar el coche en posición P de parking, si se trata de un automático y en punto muerto o primera, si se trata de un coche con caja de cambios manual. Las escobillas conviene levantarlas para que no se queden pegadas a los cristales, si la bajada de temperatura es muy fuerte.
  • No olvidar: Revisar el vehículo antes de emprender un viaje, disponer de cadenas reglamentarias y aumentar la distancia de seguridad, son otras recomendaciones que ayudarán a que los desplazamientos en invierno sean más seguros. Cuanto más lento se viaje, menores serán sus posibilidades de patinar y menos severos serán los derrapes.

Déjanos tus Comentarios