Consejos para comprar un coche clásico… y que no te timen

Consejos para comprar un coche clásico… y que no te timen

Aunque creas que sabes mucho de coches clásicos, a la hora de comprar uno es importante que tengas en cuenta una serie de pasos y gestiones para que no te den gato por liebre. Ya sea para disfrutarlo los fines de semana; para contemplarlo y cuidarlo o meramente como una pequeña inversión, conviene que cuando adquieras un coche clásico sigas estos pasos.

Consejos para comprar un coche clásico: di no al óxido

Es uno de los problemas mayores con los que te puedes encontrar en la compra de un clásico. No nos referimos a pequeños puntos aislados de óxido; sino a muestras más evidentes. Si ya se ve a simple vista, imagina el óxido que te puedes encontrar en lugares menos visibles. Presta especial atención a zonas como los bajos; los interiores de las aletas o bajo el parabrisas. Y si es muy evidente, como decimos, busca otro ejemplar. Deberás cambiar las partes oxidadas y perderá el encanto del original.

Consejos para comprar un coche clásico: el motor, mejor el original

Mercedes Benz W124 (1984-1997)

Hay veces que se ha sustituido el motor original por diversas razones. Puede ser que se haya roto o el dueño haya decidido montar un motor de mayor potencia. Averigua la razón, pero en uno u otro caso, nuestra recomendación es que optes por el equipo original; si está en buen estado, claro.

Consejos para comprar un coche clásico: kilometraje

Cuantos menos kilómetros, mejor. Eso parece claro, aunque con salvedades. Desconfía de un coche clásico con muy pocos kilómetros, puede tener una historia peculiar y que no lo hayan movido demasiado; pero lo más habitual es que se haya manipulado el cuentakilómetros. No descartes los coches con muchos kilómetros si están bien cuidados, mantenidos y documentados.

Consejos para comprar un coche clásico: documentación

Clásicos por menos de 10.000 euros: Fiat X 1/9, tres cuartos trasero

Es vital que toda la documentación esté en regla. Es importante que haya quedado constancia de los poseedores del coche; tanto si haces la compra a un particular como a un compraventa o empresa especializada. Pide al vendedor toda la que te pueda proporcionar, tanto libros de mantenimiento, facturas, posibles informes de Tráfico. Además, comprueba que el número de bastidor coincida con el que viene reflejado en los papeles: si no, huye.

Consejos para comprar un coche clásico: repuestos

Aunque no lo creas, esto es algo vital a la hora de comprar nuestro coche clásico. Hay determinados modelos en los que es muy difícil encontrar piezas de repuesto. Esto supone un engorro muy importante si tenemos algún problemilla con nuestro ejemplar. Es recomendable estudiar la marca y el modelo y bucear por internet para asegurarnos de que no es difícil lograr determinados elementos susceptibles de romperse. Si nuestra elección es un coche clásico demasiado exclusivo, el problema se multiplica.

Consejos para comprar un coche clásico: restauraciones

Renault 8 TS contra Audi R8: renault 8 frontal

A veces es difícil encontrar un coche clásico de cierta veteranía en su estado original, por lo que a veces se comercializan unidades restauradas. Esto no es nada malo ‘per se’, lo que sí es recomendable que te informes de cómo se ha hecho esta restauración, quién la ha llevado a cabo (hay empresas especializadas o ciertos particulares que son auténticos artistas) y si se han utilizado repuestos originales o no. La negociación del precio se verá muy influenciada por las respuestas a estas preguntas.

Consejos para comprar un coche clásico: lo raro, mola

Las versiones especiales, ya sea en forma de ediciones limitadas o peticiones especiales del cliente, hacen que un clásico aumente de valor de manera mayor con el tiempo. Pero, como te decimos más arriba, puede ocasionarte problemas con los repuestos. En este sentido, los deportivos y descapotables son variantes más exclusivas (y menos producidas), pero que pueden tener otros problemas añadidos: motores maltratados o problemas de estanqueidad.

Consejos para comprar un coche clásico: qué revisar

comprar coche clásico

Evidentemente has de hacer un repaso visual concienzudo de todo el coche que te vas a comprar para evitar defectos evidentes. No obstante, aquí te dejamos unos trucos para descubrir posibles problemas que no se presenten a la vista.

1. Motor y cambio

  • Arranca el coche y comprueba si este se pone en marcha enseguida.
  • Acelera el motor a ver qué tal suena.
  • Comprueba el humo que sale, sobre todo su color para desechar que quema aceite.
  • Haz cambios de marchas para ver si la caja de velocidades funciona correctamente. Especial atención a si hace ruido o si la palanca entra bien o ‘rasca’.

2. Suspensiones

  • Apóyate en los amortiguadores de forma individual y hazlos botar. Si están bien, el coche dejará de botar cuando pares de hacerlo, si bota demasiado es que están defectuosos.
  • Eleva el coche haz girar de forma individual cada rueda. Si esta al girar emite un sonido como un gruñido es que ahí hay un problema

3. Carrocería

  • Mira con una linterna debajo de los laterales, el techo o el capó para ver si hay ondulaciones.
  • Si el vehículo ha sido repintado, o se sospecha que lo ha sido, mira dentro de los manillares de la puerta y comprueba, desde detrás del vehículo, si el acabado de la pintura es regular.
  • Verifica que las puertas encajan en los marcos.
  • Inspeccionar tubos y manguetas de los frenos como también las suspensiones o el tubo de escape que ninguno de estos componentes presente defectos.

4. Interior

  • Revisa las alfombrillas del interior y que no estén húmedas, ya que es señal de posibles filtraciones
  • Examina la tapicería y comprueba que no tiene zonas podridas, agujeros o rasguños, ya que estos defectos pueden incrementarse con el tiempo
  • Verifica que los mandos y botones funcionen correctamente, especial atención a la  calefacción, las ventanillas, la capota (si procede) y la iluminación

Déjanos tus Comentarios