6 consejos para que el alquiler de un coche te salga barato

6 consejos para que el alquiler de un coche te salga barato

Nadie puede poner en duda que gran parte de los desplazamientos a otros países se realizan en avión. Incluso, tampoco podemos negar que iríamos más cómodos viajando en un vagón de tren que en el asiento trasero del coche. Sin embargo, ninguno de los dos destinos nos ofrecen la posibilidad de explorar un país a fondo.

En este aspecto, el coche siempre será una herramienta útil para visitar cualquier punta de un país. Eso sí, cuando queremos disfrutar de otras carreteras en el extranjero  solemos estar sujetos al alquiler de un vehículo. Nos haya salido más caro o más barato, estos seis consejos nos ayudarán a ahorrarnos unos cuantos euros la próxima vez que recurramos al negocio del rent a car.

1. Elige una buena compañía de alquiler

Puede salirnos más caro o más barato, pero alquilar un coche requiere conocer ciertos puntos.

En un mercado tan en alza como el del alquiler de coches, hay que andarse con pies de plomo. Esto significa que debemos comprobar todos los aspectos a tratar antes de alquilar un coche: precio, diversidad, fiabilidad, prestaciones financieras… En general, podríamos diferenciar tres tipos de compañías de alquiler:

  • Compañías low cost: Quizás de las más solicitadas, pero tienen truco. Hay que asegurarse de leer la letra pequeña, pues muchas veces suelen camuflar cargos extras. Además, ante cualquier tipo de problema, tienen menos capacidad de respuesta que empresas más grandes.
  • Grandes compañías internacionales: Tienen una gran flota repartida por todo el mundo, pero su precio suele ser el más elevado del mercado.
  • Compañías locales: Para destinos pequeños, es la mejor elección. Mantienen precios competitivos y tienen un servicio muy personalizado.

2. Planifica el alquiler con antelación

Puede salirnos más caro o más barato, pero alquilar un coche requiere conocer ciertos puntos.

Cuando reservamos un viaje en avión, cuanto más pronto lo hagamos más barato será el vuelo. Con el alquiler de coches ocurre exactamente lo mismo. No esperemos hasta la última semana. Si podemos hacer la reserva entre 4 y 6 semanas de antelación, mejor. Incluso, hay gente que organiza un viaje con muchos meses de margen y también mueve todo el papeleo necesario para adquirir un coche de alquiler.

3. Por qué medio se va a realizar la operación

Cuidado por dónde queramos hacer la reserva. Antes, lo más común era realizarla por teléfono, pero la nueva era tecnológica ha provocado que prácticamente todo se haga a través de Internet. En este sentido, siempre se nos pide introducir datos personales, fecha de recogida y devolución, etcétera. Incluso, se nos tienta ofreciéndonos otras ofertas. Hay que estar pendiente de suplementos que puedan ‘colarnos’ y que no queramos. Por ejemplo, servicios de traslado al aeropuerto o una recogida en un lugar que nos pille muy retirado del aeropuerto, en otra terminal…

4. La póliza de combustible, algo a tener en cuenta

Puede salirnos más caro o más barato, pero alquilar un coche requiere conocer ciertos puntos.

Hace unos años, las empresas de alquiler te daban el coche con el tanque de gasolina lleno y tú lo devolvieras de la misma forma. Si lo devolvíamos con menos cantidad, se cobraba la diferencia a un precio superior al del mercado, a modo de castigo. Sin embargo, hay compañías que están viendo en este tema otro filón para cargarnos más dinero.

La técnica de prepago es de las más utilizadas. Al alquilar el coche, debes pagar la gasolina que ya hay en el depósito al precio que ellos marquen. Lo normal es que, si no lo devuelves vacío, se te devuelva una cantidad similar a la que pagaste. Es uno de los puntos más a tener en cuenta pues, quizás no nos ocurra pero, en caso de no suceda, debemos prevenir y estar atentos para no nos cuelen un gol.

5. Alquila el coche para un mínimo de tres días

alquiler coche barato

Al fin y al cabo, si nos vamos de viaje es para disfrutar. No hay que meterse gastos excesivos, pero tampoco vamos a estar racaneando con el dinero. Está demostrado que el alquiler de un coche saldrá más barato cuanto más días viajemos con él. Así, será más rentable alquilarlo una semana que durante uno o dos días. En cualquier caso, conviene alquilarlo un mínimo de tres días.

6. Elige un coche sin franquicia

El precio que aparece en la oferta que encuentras en Internet suele incluir, tan solo, un seguro a terceros que cubre pocas contingencias propias. Si decidiéramos no pagar más, la compañía se encarga de retener una cantidad de dinero de nuestra tarjeta de crédito, para cubrirse las espaldas en caso de cualquier accidente. A esto se le llama franquicia. Si queremos evitar esta situación, podemos optar por seguros adicionales o realizar un pago diario con el que las compañías se hacen cargo del vehículo en casa de accidente. Normalmente, la segunda opción suele ser más económica, pero es cuestión de comparar precios y elegir el más adecuado.

Déjanos tus Comentarios