Atento, así hay que comportarse cuanto te encuentras hojas en la carretera

Conducir hojas en carretera

Seguro que, más de una vez, te has detenido a contemplar esas alfombras de tonos ocre que decoran involuntariamente las aceras y las calzadas. Son preciosos los paisajes que nos dejan estos meses del año. Pero, mucho cuidado al conducir con las hojas de los árboles sobre el asfalto. Al igual que es posible que alguna vez hayas tenido un susto caminando sobre las bellas hojas de los árboles de hoja caduca, su capacidad para hacer resbalar a un viandante puede trasladarse a la carretera contra los vehículos que sobre ellas circulan.

Quizás resulte muy obvio pero, a veces, cuando cogemos el coche, nos ponemos en modo “piloto automático” y no somos conscientes de ciertos peligros invisibles ni percibimos la sensación de riesgo bajo o nulo que suponen, y no solo a través de la vista, sino que, con la guardia bajada, pueden ser tan peligrosos o más que otros más perceptibles.

Un bello paisaje… sí, pero ojo con las hojas

Conducir hojas en carretera

De un lado somos conscientes de la lluvia y sus peligros, como el aquaplaning; el hielo, con sus temidas placas; por otro la nieve, tan divertida en ciertos momentos y tan temible en otros; la niebla y su confusa dispersión de la luz… y de otro, tenemos otros elementos del paisaje como las hojas de los árboles sobre la calzada, tan resbaladizas como el agua, la nieve o el hielo.

Circular por carreteras en zonas donde los árboles son en su mayoría de hoja caduca, en momentos del día de alta humedad ambiental o en épocas del año en los que la climatología centra periodos de lluvia, acrecienta este peligro.

La humedad sobre las hojas provoca que su carácter deslizante también aumente su capacidad resbaladiza. Así, cuando un vehículo circula sobre una calzada con hojas, lo que realmente hace es moverse sobre una especie de barrillo que puede provocar una pérdida significativa de agarre de los neumáticos.

Cómo conducir con hojas sobre la calzada

Conducir hojas en carretera

Por eso se hace especialmente prioritario mantener la distancia de seguridad. Hay que dejar espacio con el vehículo que precede para reaccionar con tiempo. En caso de frenada brusca y pérdida de tracción por culpa de las hojas caídas sobre la calzada, los movimientos del volante deben ser suaves; al igual que el uso del pedal del freno y, posteriormente, el acelerador.

Como siempre, en situaciones de riesgo, mantenerse en estado de alerta ayudará a frenar y a trazar de forma más adecuada. En movimiento, un exceso de presión sobre el pedal de freno puede conllevar la pérdida de tracción de alguna de las ruedas que pisan las hojas. Y, por ende, un movimiento descontrolado del coche.

Hay que anticiparse y buscar una trazada limpia. Debemos evitar, en la medida de lo posible, pisar las hojas de los árboles. Orientar el volante de manera progresiva y acorde con una velocidad moderada, potenciará una mayor eficacia en el agarre de las ruedas y una menor repercusión en caso de sentir una pérdida del control del coche.

Precaución también en ciudad

Pero tampoco la vía urbana queda exenta de este peligro. Como decíamos al inicio, las aceras hacen de involuntarios lechos de hojas caídas. Pero la calzada que bordea estas aceras también. Incluso sucede que, por el propio paso de los peatones que se abren camino entre las hojas, acaben cayendo al asfalto. Y así se terminarán concentrando sobre las zonas transitables para los vehículos.

Especial atención a vehículos de dos ruedas

Conducir hojas en carretera

Las motos y las bicicletas, a los que se han sumado en los últimos meses patinetes eléctricos y otros vehículos destinados a la movilidad individual, deberán tener especial cuidado con las hojas caídas sobre la calzada.

Contar con dos ruedas, una de ellas motriz, hace especialmente peligroso circular sobre hojas. Requieren de saber guardar el equilibrio. Y que la transmisión de la potencia se dirija a una sola rueda hace que la otra pueda quedar a su suerte si la que debe traccionar queda fuera de control. Por eso los consejos para conducir sobre las hojas caídas de los árboles se pueden hacer extensibles a estos vehículos.

Déjanos tus Comentarios