Conducimos los nuevos Jeep Renegade, Cherokee y Wrangler por condiciones extremas

Conducimos los nuevos Jeep Renegade, Cherokee y Wrangler por condiciones extremas

Texto: Karam el Shenawy.

No hay lugar a la duda. Pensar o hablar de Jeep es hacerlo de uno las marcas que más predilección tiene por el campo, por la aventura, por el barro. Así lo avalan sus más de 75 años de vida dedicados a la fabricación, exclusivamente, de vehículos todoterreno. Una historia que comenzó en 1941 con la llegada del primer Willys MA de origen militar al que posteriormente se unió la primera variante destinada al transporte de pasajeros.

Desde entonces, la firma Jeep no ha hecho más que afianzarse y crecer; impulsada en los últimos tiempos por el auge de los SUV, de quienes se declaran orgullosos creadores al citar el primer Cherokee SJ de 1974.

De menos a más

Conducimos los nuevos Jeep Renegade, Cherokee y Wrangler por condiciones extremas

No obstante, el ‘subidón’ de la firma americana se concentra en el último lustro, pasando de las 730.000 unidades mundiales de 2013 a superar los 2 millones en este 2018. Datos que además denotan un crecimiento de nada menos que el 240% en la región EMEA (que comprende el Viejo Continente entre otros). En España, por su parte, la mejora llega a nada menos que multiplicar por siete sus ventas, habiendo pasado de las 1.400 matriculaciones logradas en 2010 a las 13.100 que han conseguido hasta este último mes de septiembre.

Una mejora que la marca pretende no solo mantener sino mejorar, valga la redundancia, proponiendo una estrategia que engloba la composición de una gama totalmente nueva para 2022, con la aparición de tres modelos más en tres nuevos segmentos (llegando así a 8) y en la que surgirán versiones eléctricas e híbridas enchufables.

Pasamos a la acción

Conducimos los nuevos Jeep Renegade, Cherokee y Wrangler por condiciones extremas

Este crecimiento comercial se debe en gran medida a los tres modelos que Jeep acaba de renovar en este año. Renegade, Cherokee y Wrangler se convierten en tres de los pilares básicos de la firma americana. Cada uno de ellos ha recibido su pertinente actualización, que hemos ido analizando en los meses previos por separado, optimizando una gama de todoterrenos destinada a todos los públicos.

Pues bien, para demostrar que ese espíritu aventurero está inmerso en todos y cada uno de los modelos Jeep que se venden en el mundo, la marca nos preparó tres rutas bien diferenciadas para conocer todas sus virtudes.

Al barro con el Wrangler

Jeep Wrangler

Rutas con un denominador común: el campo. Zona en la que, sin lugar a dudas, el Wrangler se muestra como el auténtico rey de reyes. Pocos son los vehículos actuales que pueden sortear con tal facilidad y desparpajo los vadeos más profundos, paredes escarpadas y cruces de puentes como lo hace este icono.

En los alrededores de la finca Mas Tapiolas de Gerona, el Wrangler Rubicon (el más aventurero de la gama) se desenvuelve como pez en el agua ante estas dificultades. Uno de los sistemas 4×4 más avanzados del momento, nueva caja de transferencia de 2 velocidades Selec-Trap, el bloque eléctrico Trulock de los ejes delantero y trasero, un diferencial de deslizamiento limitado Trac-Lok y la barra estabilizadora con desconexión electrónica son algunas de las virtudes que le permiten situarse como el auténtico emperador del 4×4.

Jeep Wrangler

A la venta con un motor diésel 2.2 MultiJet II de 200 CV y con otro turbo de gasolina de 2.0 litros y 272 CV, cada uno disponible con los tres acabados, Sport, Sahara y Rubicón, los precios de la gama parten en nuestro país de los 50.000 € para el gasolina con carrocería de dos puertas y de los 54.000 € para el diésel combinado en exclusiva con la carrocería de cuatro puertas.

Pista rápida con el Cherokee

Pocas semanas después de conocerle por primera vez en las reviradas carreteras de Sicilia, nos volvemos a encontrar con el recién actualizado Cherokee. Dado que no ha cambiado en exceso, desde nuestra ‘reunión’, lo único que podemos es sino alabar y confirmar las bondades estéticas que le definen, la mejora en los sistemas de conectividad y entretenimiento que monta y, claro está, el buen hacer que ofrece por carreteras no asfaltadas.

Jeep Cherokee

En esta ocasión, ha tocado rodar por un camino de tierra bien aplanado, rápido y con varios desniveles, en donde el Cherokee ha hecho gala de un comportamiento exquisito… incluso en la versión 4×2 que conducíamos nosotros y que incluye la gran novedad de montar la caja de cambios automática de 9 relaciones.

Impulsado, de momento, por el motor diésel 2.2 Multijet II de 195 CV y disponible con los acabados Longitude, Limited y Overland  (a los que posteriormente se sumará el Trailhawk), los precios parten de los 44.200 € para las versiones de tracción delantera o de los 50.800 € para los tracción total.

Esencia urbana con el Renegade

Jeep Renegade

Por último, nos subimos a uno de los últimos Jeep en llegar a la gama. El Renegade, o lo que es lo mismo, el primer Jeep que se fabrica fuera de Estados Unidos ha conseguido en poco más de cuatro años vender 800.000 unidades en todo el mundo… que se dice pronto. Unas cifras excelentes para un vehículo que mantiene esa esencia aventurera propia de la marca y la combina con el espíritu urbanita que reflejan sus 4,24 metros de largo.

Un conjunto sobresaliente que acaba de ser pertinente revisado para seguir aumentando ventas y, de paso, para acercarle un poco más al buque insignia de la firma el Wrangler. Porque a nivel estético, el Renegade ofrece soluciones que nos recuerdan mucho al icono de la firma, centradas principalmente en el frontal. Nuevos interiores y sobre todo un sistema multimedia mejorado son algunos de las características que acaban por definirle.

Nuevos motores

Jeep Renegade

No obstante, lo más representativo de este restyling de media vida, se esconde bajo el capó, donde aparecen los nuevos bloques de gasolina FireFly Turbo adaptados perfectamente a la normativa de emisiones actual. Propulsores que comienzan por el tricilíndrico de 1,0 litros y 120 CV y continúan con el 1,3 de cuatro cilindros, disponible con dos escalones de potencia: 150 CV y 180 CV.

Aunque el recorrido por pista fue menor que en el resto de sus hermanos, el Renegade dio muestras de sus aptitudes camperas con una solvencia impropia de los vehículos de este segmento, más aún si se opta por la versión específica Trailhawk, enfocada todavía más a rodar por zonas no asfaltadas. No obstante, el Renegade es, igualmente, un coche pensado para circular con tremenda comodidad tanto por carretera como por lugares más metropolitanos.

Jeep Renegade

Con una gama que se completa con otras tres motorizaciones diésel, de 120, 140 y 170 CV, así como con la posibilidad de escoger hasta tres cajas de cambios, manual de seis, automática de doble embrague también de seis y automática con convertidor de par, con nueve, la oferta comercial se divide en tres acabados (Sport, Longitude y Limited a los que se une el comentado Trailhawk), con una tarifa que parte, sin descuentos de los 20.490 € para los gasolina y de los 24.200 € para los diésel. Aunque con las promociones y descuentos, el Jeep ofrece un Renegade 1.0 FireFly Turbo de 120 CV con acabado Sport por 14.500 €.

Déjanos tus Comentarios