Consejos para comprar un coche de segunda mano

Consejos para comprar un coche de segunda mano

Son muchas las dudas que nos surgen al comprar un vehículo de segunda mano. Aquí obtendrás la respuesta a muchas de las preguntas que se nos pasan por la cabeza.

¿Puedo probarlo antes de comprarlo?

El vendedor no tiene ninguna obligación a dejarte hacerlo. Aunque si no te deja dar una vuelta antes de comprarlo lo tienes muy claro: desconfía porque algo oculta. Intenta hacer unos kilómetros mezclando circulación en ciudad y en carretera.

¿En qué me debo fijar al probarlo?

Comprueba si acelera con fuerza y no da tirones en ningún momento; si frena como corresponde y no hay que pisar hasta el fondo el pedal del freno. Revisa también que no se muestre demasiado esponjoso (podría ser un fallo del sistema de frenada o de falta de líquido de frenos); y que no suene al frenar (síntoma de que está cerca el momento de cambiar las pastillas o los discos). Atento a que en los giros el coche no balancee demasiado (posible problema de los amortiguadores); suelta el volante un momento en condiciones de seguridad y comprueba que el vehículo no se va hacia un lado y que no tiene sonidos extraños.

coche segunda mano

¿Qué kilometraje debe tener?

Un coche de gasolina que haya hecho más de 25.000 km al año ha tenido un desgaste alto. Y si tiene más de 200.000 km acumulados podría no interesar; solo conviene si no vas a hacer muchos kilómetros al año y la mecánica y el habitáculo están bien. Lo mismo sucede con un diésel que haya realizado más de 30.000 al año y si acumula más de 250.000 km.

¿Qué documentación mirar?

Hay que mirar que toda la documentación esté en regla: el permiso de circulación, que haya superado las ITV, el historial de mantenimiento (revisa los kilómetros de cada una y que tengan el sello del taller). Es más que recomendable pedir un informe a la DGT para asegurarse de que no tiene ninguna multa pendiente (cuesta 8,40 €). Un último punto importante son las revisiones, que se hayan hecho en un taller y que estén reflejadas en el libro de mantenimiento con el sello del lugar en el que se hayan realizado. Además, comprueba los kilómetros pues hay algunas operaciones de mantenimiento que van asociadas al kilometraje; y te puedes encontrar con que la siguiente está más cerca de lo que esperabas.

coche segunda mano

¿Qué revisar de la carrocería?

Comprueba las juntas de los paneles de la carrocería (si se mantienen regulares); el color (que no haya diferencias de pigmentación entre los paneles); y si las puertas encajan bien al igual que el maletero. Los defectos que aquí encuentres pueden indicar que ha sufrido un golpe (por roce con una columna o por un siniestro). Otra opción es preguntar sobre posibles accidentes a la aseguradora que tuviera el propietario anterior; aunque, por la ley de protección de datos, podrían no decírtelo.

¿Qué mirar del habitáculo?

Hay pequeños chivatos que te indican el trato que ha tenido el vehículo: el desgaste excesivo en el volante y el pomo debe corresponderse con los kilómetros del odómetro; quemaduras en el cenicero revelan que se ha fumado; manchas en la tapicería indican que se ha comido, bebido o que se ha vomitado (algo que puede ser una fuente olores en el futuro). Y el desgaste de los sistemas Isofix muestra que ahí se han sentado niños; por lo que algunos elementos que han estado a su alcance han podido tener un desgaste superior al habitual.

comprar coche

¿Qué mirar de la mecánica?

En un coche nuevo prima la electrónica. Uno puede mirar el nivel del aceite (retirar la varilla, limpiarla, volver a introducirla y comprobar que el nivel está entre las dos muescas); el dibujo de las ruedas (el mínimo está en 1,6 mm); el suelo por si pierde líquidos; el nivel de anticongelante (un depósito con un líquido de un color llamativo que queda a la vista al abrir el capó que también marca un nivel mínimo); y la batería (si los bornes presentan corrosión). Además, debes arrancar varias veces el coche y comprueba que responde con normalidad, que no tarda demasiado en reaccionar (posible fallo del alternador o la batería). Más allá de esto, es recomendable acudir a un taller para que le conecten el sistema de diagnosis para que este detecte posibles problemas en su electrónica.

¿Tengo garantía?

Un coche comprado de segunda mano tiene garantía siempre; incluso si se adquiere a un particular (6 meses). El problema aquí será demostrar que el fallo detectado tras la venta ya existía antes de comprarlo. Por eso insistimos en tantas pruebas previas. Si el coche es nuevo y aún cuenta con garantía de fábrica, hay que comunicar al fabricante el cambio de titularidad del automóvil.

¿Merece la pena un diésel?

Son muchas las leyes que se han anunciado (algunas ya son efectivas) que han puesto al diésel en el punto de mira. Debes informarte de las normativas relacionadas con esta mecánica en las ciudades en las que te vas a mover. En entornos rurales y ciudades pequeñas no hay, por el momento, demasiados problemas para estos propulsores. Sin embargo, te será más difícil circular en Madrid (se limita su circulación ante episodios de contaminación); Barcelona (prohíbe circular a los diésel fabricados antes de 2006 y a los gasolina de antes de 2000 en los días con altos índices de contaminación); y las Islas Baleares, que prohibirá el acceso de vehículos diésel a partir de 2025.

¿Con qué edad comprarlo?

Un vehículo comienza a requerir operaciones de mantenimiento de envergadura (coste alto) a partir de los 5 años y los 100.000 kilómetros. La mejor opción es un vehículo joven y con pocos kilómetros. Muchas veces compensa una mayor inversión inicial y evitar algunas visitas al taller en el próximo año. Los vehículos procedentes del renting o de gerencia de un concesionario son grandes opciones; pues tienen entre 1 y 4 años y están siempre con un excelente nivel de puesta a punto. En contra, no recomendamos la compra de un vehículo de más de 10 años; son automóviles a los que resta poca vida útil y, aunque tengan un precio de partida bajo, a corto plazo van a necesitar operaciones de mantenimiento con un coste alto.

comprar un coche usado

¿Cuál es el precio justo?

Existe un documento que realiza la asociación Ganvam que sirve de guía para indicar el precio que debe tener un vehículo en base a su fecha de matriculación y a los kilómetros realizados.

¿Es legal vender en la calle?

Depende de la normativa municipal pero, por lo general, no es legal. Hay que tener en cuenta que se está ejerciendo una actividad comercial en plena vía urbana; y está haciendo la competencia a negocios que han realizado una inversión en unas infraestructuras y que pagan los impuestos correspondientes. La manera que muchos ayuntamientos tienen de atajar esta actividad irregular es la de multar a aquellos que tengan carteles de “Se Vende” en alguna ventana. O retirarlos con una grúa con la excusa de estar abandonados si superan un número de días aparcados en el mismo sitio (cada ciudad tiene una cifra); por lo que los vendedores los tienen que mover cada cierto tiempo si no los venden.

Déjanos tus Comentarios