Así se debe circular por el carril derecho

circular carril derecho

Los años de carné y el comportamiento de los demás conductores nos llevan (a veces) a adoptar costumbres incorrectas al volante. Y algunas de ellas, contravienen el código de circulación. No es extraño ver cómo en una carretera con varios carriles, hay uno que queda prácticamente en desuso, ¿adivinas cuál? Por ello, la DGT nos recuerda cómo debemos utilizar el carril derecho. Ten en cuenta que hay en juego una sanción económica.

Sí, todos hemos caído en esta costumbre de quedarnos en el carril izquierdo demasiado tiempo. ¿Cuántas veces hemos escuchado decir aquello de que el carril de la derecha es para los lentos o los camiones? ¿Y cuántas veces hemos visto que hasta los camiones y autobuses circulan plácidamente por el carril central obviando la presencia del derecho? Esta es una de esas lecciones del libro de la autoescuela que conviene recordar de vez en cuando, pues te puede salir muy cara.

Uso estipulado

circular carril derecho

Según indica la DGT, todo conductor debe circular en el carril más a la derecha posible. Y solo lo abandonará para adelantar a un vehículo o para facilitar el acceso a la vía de otro situado en un carril de aceleración. No cumplir con esta norma se considera infracción grave y está sancionado con 200 euros de multa.

Por lo demás, uno ha de mantener la distancia de seguridad con el vehículo que le preceda, no protagonizar movimientos que puedan impresionar al resto de conductores y no superar el límite de la vía. Pero siempre en el más a la derecha posible.

Y, ¿para adelantar?

circular carril derecho

Sin embargo, cumplir las normas no impide que en algunos momentos uno caiga en incorrecciones. No es extraño que, circulando uno por la derecha en una vía de varios carriles, nos encontremos a otro vehículo situado en uno de los centrales. La tentación es superarlo por la derecha, lo que no entraña ningún movimiento para nosotros; mientras el carril de delante de nosotros sigue estando libre. Error (y multa de 200 euros).

La maniobra acertada es adelantarlo por su izquierda, lo que te llevará a cambiar de carril hasta el que queda a su izquierda. Y, una vez superado, volver al más a la derecha posible.

circular carril derecho

Esta operación entraña riesgo, pues te obliga a cambiar varios carriles en poco tiempo. Pero, de lo que no se da cuenta el vehículo que se ha ‘adueñado’ del carril central, es que esa situación de peligro la ha generado él.

Solo en carreteras interurbanas

circular carril derecho

Lo anteriormente indicado es válido solo para las vías interurbanas. En ciudad uno puede circular por el carril que más le convenga siempre que la vía tenga, al menos, dos carriles por dirección. Eso sí, hay que mantenerse entre las marcas viales que se sitúan en el suelo.

Uno ha de girar a izquierda o derecha solo en los carriles habilitados para ello (según señales fijas o viarias). Y situarse en el carril de la derecha antes de un giro en una calle o una glorieta. No hacerlo nunca desde uno de los carriles centrales. Y, por supuesto, hacerlo todo indicándolo con el intermitente correspondiente.

Déjanos tus Comentarios