¿Cómo puedo arrancar un coche con las pinzas?

arrancar coche pinzas

Todos corremos el riesgo de que nuestro coche se quede sin batería alguna vez. Ya sea por un despiste -como dejar las luces o la radio encendidas- o porque el vehículo ha estado en desuso tanto tiempo que esta se ha descargado. Sea como sea, esta situación podemos afrontarla de dos maneras: llamando al seguro y que los expertos se hagan cargo de recargar la batería para arrancar el coche; o, más sencillo, intentar hacerlo por nuestra cuenta.

Optar por la primera opción posiblemente sea la más cómoda, pero tendremos que dar parte al seguro con todo lo que eso conlleva. Si, en cambio, preferimos arrancar el vehículo nosotros mismos para ahorrar tiempo o dinero, lo primordial es leer el manual de nuestro coche. Cada automóvil tiene sus características y es necesario conocer todos los detalles de la batería antes de ponernos manos a la obra. Puede parecer obvio, pero si queremos arrancarlo de una forma rápida y segura, lo mejor es contar con toda la información posible. Partiendo de aquí, te explicamos paso a paso todo lo que debes hacer para arrancar tu coche con las pinzas.

Ten en cuenta todos los factores

arrancar coche pinzas

Empezaremos este proceso avisándote de que no es lo mismo cargar un coche nuevo que uno más antiguo. Como señalan los expertos, las pinzas convencionales no son tan útiles para los coches más modernos, ya que producen unos picos de tensión que pueden dañar los avanzados ordenadores y sistemas que incluyen hoy en día. En otras palabras, es muy probable que si usas las pinzas clásicas en un vehículo nuevo dañes alguno de sus elementos. No obstante, no decimos que sea imposible, pues si ya tienes experiencia en este tipo de tareas, puedes arrancar el coche sin provocar daños mayores.

Asimismo, debemos comprobar que las pinzas que vayamos a utilizar están en buenas condiciones. El cable debe ser grueso, ya que de lo contrario puede calentarse demasiado, llegando a derretir el aislante y provocar algún chispazo no deseado. Como es lógico, necesitaremos un vehículo auxiliar que tenga una batería cargada y con unas características similares. Es decir, debemos comprobar que las tensiones de ambas baterías son las mismas.

Pasos a seguir

cargar bateria coche pinzas

Antes de entrar en faena, recordemos algunas cosas obvias. El vehículo que vaya a ejercer de auxiliar debe estacionarse muy cerca del que queremos arrancar (el auxiliado). Si no llegan los cables con facilidad no conseguiremos nada. Pero, además, este coche debe estar encendido constantemente si no queremos que también se quede sin batería. Por otro lado, lo más recomendable es encender las luces del automóvil auxiliado. Con esto, conseguiremos que el alumbrado absorba gran parte de la energía y reduciremos el riesgo a que la tensión que vamos a aplicar afecte a otros sistemas del vehículo.

Después de tener en cuenta todos estos consejos, llega el momento de conectar las pinzas. Hay que seguir un orden específico y prestar mucha atención a los detalles. Todas las baterías tienen un borne positivo y uno negativo que determinarán el modo de colocar las pinzas. El orden será el siguiente:

arrancar coche pinzas

  • Enganchamos un extremo de la pinza al borne positivo de la batería del coche auxiliar.
  • Enganchamos el otro extremo de la pinza en el borne positivo del coche que necesita la recarga (el auxiliado).
  • Conectamos un extremo de la otra pinza en el borne negativo del coche auxiliar.
  • El otro extremo de la pinza no debe ir en el borne negativo del coche auxiliado. En este caso lo debemos enganchar en un hierro o masa de nuestro vehículo. Eso sí, este hierro debe estar un poco alejado de la batería que queremos cargar para evitar que se produzca alguna chispa al intentar arrancar el coche.

Una vez que tengamos todos los cables conectados, es hora de encender el motor. Debemos acelerar hasta las 2.000 rpm como mínimo para garantizar que la recarga se lleva a cabo con éxito. No obstante, conviene que dejemos algunos segundos de margen desde que accionamos el contacto hasta que pisamos el acelerador. No hay que precipitarse.

¿Cómo desconecto las pinzas del coche?

Cuando finalmente hemos conseguido recargar la batería lo suficiente para volver a utilizar el vehículo, debemos desconectar todos los cables. Algo que también sigue un proceso concreto.

  • Empezaremos desconectando la pinza del negativo del coche auxiliado. Es decir, del hierro o la toma de tierra que hayamos elegido.
  • Después desconectaremos el borne negativo del coche auxiliar.
  • Más tarde desconectamos el borne positivo del coche auxiliado
  • Por último, desconectamos el positivo del coche que utilizamos como auxiliar.

Tras esto habríamos completado todo el proceso. En cambio, aunque no lo hemos dicho antes debemos aclarar que las zonas metálica de las pinzas no deben tocarse en ningún momento, ni siquiera con otras zonas metálicas del vehículo. De ser así, podríamos provocar un cortocircuito. Asimismo, si el coche no arranca a la primera lo más recomendable es esperar unos segundos hasta volver a repetir el proceso. De nuevo, recalcamos que las prisas no son buenas en estos casos.

Arrancador o booster moderno

arrancar coche pinzas

Existen otros instrumentos al margen de las clásicas pinzas, para recargar las baterías. Estos se conocen como arrancadores, booster o biberones y, sobre todo, destacan por ser mucho más fáciles de usar y porque no necesitamos un coche auxiliar para completar el proceso. Como explican en Autocasión, estos aparatos evitan los picos de tensión, por lo que son más recomendables a la hora de cargar un coche nuevo.

Para utilizarlos, lo primero que debemos hacer es comprobar que tienen batería suficiente. De nuevo, una obviedad que hemos preferido no pasar por alto. Ahora bien, al conectarlo, hay que asegurarnos de que esté apagado y enganchar sus cables a los bornes adecuados como sucedía con las pinzas. Primero, conectamos el positivo y después el negativo. Posteriormente, encendemos el aparato y arrancamos el coche, teniendo en cuenta esos segundos de margen entre que damos al contacto y pisamos el acelerador.

De esta forma, cuando consigamos recargar la batería, debemos desconectar el booster igual que lo hacíamos con las pinzas. Primero el negativo y después el positivo.

Déjanos tus Comentarios