Coches diésel o gasolina ¿cuáles son los más caros de reparar?

coches diésel

Hoy en día la situación del diésel está más comprometida que nunca. Las nuevas pruebas de emisiones y las subidas de impuestos aumentarán su precio en el mercado y el coste del carburante. Pero, además,  los protocolos anti contaminación que se llevan a cabo en las grandes ciudades restringen su paso por las zonas más céntricas, cuando los niveles de Co2 y otras partículas superan los límites establecidos.

En otras palabras, se puede decir que, en la actualidad, estos factores han hecho que comprar un coche diésel deje de ser la opción más popular entre los conductores. Es más, según apuntan las cifras, este tipo de vehículos ha experimentado una caída en sus ventas del 17 %, dejando prácticamente todo el protagonismo a los coches de gasolina. Sin embargo,  si tenemos en cuenta otros factores como el mantenimiento, ¿es más barato un coche diésel o gasolina?

Tres modelos a estudio

Desde Autingo, la plataforma para calcular el presupuesto de una reparación y reservar cita online en talleres de toda España, han querido resolver esta cuestión a fin de ayudar a quienes duden a la hora de comprar un coche nuevo y quieran sopesar todos los pros y los contras. Para ello, han analizado cuánto cuestan las reparaciones de tres modelos diferentes, teniendo en cuenta ambas versiones (diésel y gasolina). Así, los objetos de este estudio son: el Citroën C4 II, el Honda CR-V III y el Renault Scénic II.

Es importante señalar que para obtener los datos más representativos han elegido estudiar los mantenimientos oficiales que recomiendan todos los fabricantes. Es decir, la intervención de mantenimiento de los 60.000 km y la de los 100.000 km. Pero, a la vez, han estudiado el coste de las reparaciones más habituales en cada uno de ellos, como por ejemplo cambiar el kit de embrague, las pastillas de freno o el alternador.

Conclusiones

Lo cierto es que los resultados aportados por Autingo tampoco dejan en buen lugar al gasóleo. Si hablamos de las reparaciones por mantenimiento oficiales, vemos que existe una gran diferencia de precios. Por ejemplo, en la revisión de los 60.000 km, quien escoja la versión diésel de un Citroën C4 tendrá que pagar 280 € más, que el propietario de este mismo coche con una versión gasolina.

Algo que también ocurriría con el Honda CR-V, dado que el conductor que opte por el diésel pagará casi 100 euros más por este mismo servicio. Asimismo, en cuanto a las reparaciones más comunes, si tomamos el ejemplo del Renault Scénic diésel, vemos que cambiar la bomba de agua costaría 165 € más que en el mismo modelo de gasolina.

Ante esto, Diego Renedo, COO de la plataforma explica este hecho diciendo que en el caso de los coches que utilizan diésel el motor cuenta con más elementos y sus reparaciones son más complejas, por lo que también son más costosas. No obstante, afirma que este tipo de vehículos no son la opción más rentable o asequible ya que han confirmado que “más del 55 % de las intervenciones resultan más caras en un diésel”.

Déjanos tus Comentarios