El espíritu de Elvis sigue viviendo gracias a su BMW 507

El espíritu de Elvis sigue viviendo gracias a su BMW 507

BMW Group Classic presenta en California, por primera vez restaurado, el coche del ‘Rey del Rock’n’Roll’

El deslumbrante regreso del BMW 507 viene después de uno de los descubrimientos más espectaculares de automóviles clásicos en los últimos tiempos. Fue conducido por la leyenda Elvis Presley, que en ese tiempo ya era conocido como el ‘Rey del Rock’n’Roll’, y después desaparecer por casi 50 años, vuelve a ser el centro de atención gracias a BMW Group Classic.

Restaurado a su condición original, se exhibirá el 21 de agosto de 2016 en el Concours d’Elegance en Pebble Beach, California. El BMW 507, con número de chasis 70079, estará en exhibición exactamente como estaba cuando al soldado Elvis Presley le entregaron el auto el 20 de diciembre de 1958: acabados de pintura en Blanco Pluma, motor V8 de aluminio de 150 caballos de fuerza bajo el cofre, rines de bloqueo central, interior blanco y negro y un radio Becker México.

Una restauración a la altura de ‘el Rey’

El espíritu de Elvis sigue viviendo gracias a su BMW 507.

El estado del auto de dos plazas realmente era causa de preocupación. Aunque las partes y otros componentes de la carrocería original estaban presentes e intactas, el roadster había perdido su motor y la caja de velocidades.

El eje trasero era una ‘pieza reemplazada’ de origen desconocido, el óxido se estaba comiendo el ensamble del piso, los asientos estaban desgastados y faltaba el panel de instrumentos. No obstante, la seductora fascinación de un bello automóvil superaba todas las deficiencias, y se incrementaba con el recuerdo de Elvis Presley y sus más grandes éxitos.

Gracias al proyecto administrado por BMW Group Classic, se logró restaurar el automóvil. Los expertos internos y los especialistas externos unieron fuerzas para llevar a cabo la obra y el resultado definió nuevos hitos para la restauración de un nuevo BMW 507 cautivador y energético.

Reconstrucción idéntica

El espíritu de Elvis sigue viviendo gracias a su BMW 507.

El motor V8 de 3.2 litros para el BMW 507 de Elvis fue completamente reconstruido de refacciones y reacondicionado con precisión de acuerdo con las especificaciones del vehículo original, pero no se le dio un número de motor debido al uso inusual de componentes antiguos y nuevos.

El portador del chasis delantero, que se había cortado en una primera etapa, también se tuvo que volver a producir con su geometría original e integrarse en el ensamble del piso, al igual que el listón de madera para fijar que, en su lugar, la parte superior suave también se volvió a producir usando materiales y métodos de procesamiento para ajustarse a la década de 1950.

Por su parte, los recubrimientos del vehículo no se realizaron con los métodos que son comunes hoy. Más bien se implementaron con un procedimiento que corresponde a la tecnología que se usaba hace unos 60 años. Esto permitió evitar el excesivo brillo de color que hoy en día se considera deseable, pero que es inapropiado para autos clásicos.

Un mito entre las rarezas

El espíritu de Elvis sigue viviendo gracias a su BMW 507.

El BMW 507 siempre ha sido uno de los autos más exclusivos y buscados entre las rarezas en la historia de modelos de la marca con apenas 254 automóviles producidos entre 1955 y 1959.

Justo después de su premier mundial en el Motor Show Internacional de Frankfurt en 1955, el auto de dos plazas creado por el diseñador Albrecht Graf Goertz fue muy mencionado en la prensa como “The Dream of Isar”, y celebridades como Alain Delon, Úrsula Andress y John Surtees contribuyeron a la imagen del roadster como un símbolo de estatus. Sin embargo, ningún otro automóvil de este modelo se instaló en la mitología como el BMW 507 que una vez fue propiedad de Elvis Presley.

Se creía que este roadster en particular se había perdido por casi cinco décadas. De hecho, no había siquiera certeza sobre el número de chasis del auto conducido por el ‘Rey’, y también había dudas sobre si Elvis Presley había transportado el auto hasta Estados Unidos al terminar su servicio militar en Alemania.

Ahora, gracias al trabajo de expertos de los Archivos de BMW Group Classic y a la periodista estadounidense Jackie Jouret, se pudo saber que el BMW 507 llegó a usarse como automóvil de carreras entre mayo y agosto de 1958, que tuvo presencia en el Motor Show de Londres y Berlín, e incluso que fue una pieza clave para el manejo particular de la prensa.

Galería del restaurado BMW 507

Déjanos tus Comentarios