El Bugatti hecho con piezas de Lego que se puede conducir

Bugatti Chiron de Lego a tamaño real

Hace unos meses, Lego lanzó su réplica de juguete del célebre Bugatti Chiron, el producto más caro de la marca y con el mayor número de piezas. Pero la juguetera danesa ha ido más allá estos días. Ha presentado una versión a escala real del modelo, construido mediante un millón de piezas de 399 tipos diferentes. Y es posible conducirlo.

La réplica imita casi a la perfección las líneas del Chiron original, incluyendo piezas móviles como el volante extraíble, los pedales de aceleración y freno o el alerón trasero. Su propulsión se logra con motores de la plataforma Lego Power Function, dedicada a motores y baterías, que incluye también piezas exclusivas de la marca.

20 km/h de máxima

motor del Bugatti Chiron de Lego

Detalle del motor, compuesto de propulsores eléctricos, baterías y engranajes, fabricados por la juguetera.

En total, este complejo sistema se vale de 2.304 motores eléctricos y más de 4.000 engranajes, que son capaces de generar una potencia de hasta 5,3 CV y 92 Nm de par máximo. El famoso expiloto Andy Wallace, vencedor de las 24 Horas de Le Mans y ahora ligado a Bugatti, ya ha testado el coche, alcanzando una velocidad máxima de 20 km/h (lejos de los 420 km/h del Chiron real).

El 90% del coche está fabricado con piezas originales de Lego; sólo el chasis, las ruedas o los asientos utilizan los materiales habituales. Para su construcción, los ingenieros y diseñadores de Lego probaron decenas de combinaciones diferentes de piezas, diseños y bocetos hasta dar con el que más se asemejara al superdeportivo francés. 500 días de duro trabajo después el prototipo estaba listo.

Réplica casi perfecta

Bugatti Chiron de Lego trasera

Los diseñadores de Lego han imitado con piezas hasta el sistema de iluminación del modelo original.

El Lego Technic Bugatti Chiron de tamaño real fue presentado al público el pasado 30 de agosto durante el Gran Premio de Monza de Fórmula 1. Previamente, Wallace lo probó en el mismo circuito donde se hicieron las primeras pruebas del Bugatti Chiron, el de Ehra Lessien, en Alemania.

“Cuando vi por primera vez el ‘Lego Chiron’, quedé impresionado por la precisión del modelo y la minuciosa atención a los detalles”, expresó el piloto tras el exitoso test. “Si lo miras a unos 20 metros de distancia, no sabes si es un coche de verdad o uno construido con piezas. Nunca en mi larga carrera como piloto podría imaginar que pudiera conducir un coche hecho con piezas de Lego”, explicó.

Déjanos tus Comentarios