Este es el coche autónomo que puedes comprar, pero no utilizar

Este es el coche autónomo que puedes comprar, pero no utilizar

Se llama Navya Autonom Cab y es el primer coche autónomo de nivel 5 que se puede comprar pero, el problema, es que es posible que no lo puedas utilizar. Sí, tal y como lo lees. Lo ha desarrollado la francesa Navya y es el modelo con el nivel de  autopilotaje más evolucionado a la venta hoy día, de hecho, carece de volante y pedales, pero no se puede matricular al no poder ser homologado. Su precio de partida es de 265.000 euros.

El congreso quiere facilitar la llegada del coche autónomo a nuestro país

El problema con el que se encuentra este modelo está en las leyes vigentes en la actualidad. Ningún país permite hoy día la circulación de un vehículo de estas características por sus carreteras, salvo excepciones muy puntuales, sin la presencia física de los controles y sin nadie a los mandos del vehículo.

El futuro ya está aquí

Navya Autonom Cab

El Navya Autonom Cab, según muestra Autopista, es el claro ejemplo de la tendencia que seguirán los coches en los próximos años y un ejemplo de lo que ya pudimos ver en el pasado Salón de Ginebra. Se trata de un coche cargado de tecnología, cámaras y radares, se podrá comunicar con el entorno y podrá detectar todo tipo de peligros para garantizar la mayor seguridad a sus ocupantes.

Cuenta con un tamaño de 4,65 metros de longitud, 2,10 metros de ancho y, aunque no ha trascendido su altura (tiene forma de monovolumen), sí que cuenta con un peso de 2 toneladas. Su motor es de 15 kW (20 CV) con el que alcanza una velocidad máxima de 90 km/h, que es mucho más de lo que necesita para moverse por ciudad.

Según señalan desde la Navya, cuenta con autonomía para más de 10 horas de uso y sus baterías, de 33 kWh, se pueden cargar al 90 % en 5 horas con un cargador rápido de 32 amperios.

Habitáculo, orientado hacia el pasajero

En el interior se ha dispuesto una cabina llena de comodidades para que sus ocupantes puedan dedicar el tiempo de sus desplazamientos a trabajar, conocer la ciudad o comunicarse con otras personas, sin preocuparse del volante o de que les puedan multar.

El entorno creado es digital y cuenta con conexión wifi, cargador de móvil y pantalla TFT donde ver películas o información de los lugares por los que va pasando.

¿A qué dedicarían los españoles el tiempo si se trasladaran en un coche autónomo?

Su finalidad podría ser la de ser utilizado como un taxi autónomo para uso privado o compartido.

Casos excepcionales

Los únicos coches autónomos que hoy día circulan por el mundo operan bajo licencia de transporte o flotas y con permisos especiales para determinadas áreas urbanas y con mucho control por parte de la operadora y las administraciones locales.

Así reacciona la gente cuando encuentran un coche que se conduce por sí mismo

No son pocos los problemas que se encuentran las compañías que pretenden operar con este sistema, como Uber, a la que le fueron suspendidos los permisos que ya tenía para un proyecto de transporte de personas en Pittsburgh (Pensilvania).

Déjanos tus Comentarios