Este certificado evita estafas en la compra de coches de segunda mano

Este certificado evita estafas en la compra de coches de segunda mano

Tuv Nord, compañía alemana encargada de realizar inspecciones técnicas de vehículos, ha implantado en España Confioo, una nueva empresa que analiza el estado de un coche fijándose en más de 160 puntos. Esto nos sirve no solo para conocer el estado de nuestro automóvil, en caso de que tengamos que pasar la ITV, sino que puede ayudar sobremanera en el momento de comprar un vehículo de segunda mano pues te indicará el estado real en el que se encuentra.

Todo dependerá de lo que necesites saber de tu vehículo. Dispone de tres tipos de pruebas:

  • Certificado Vital, analiza la mecánica, carrocería, habitáculo, estado de los neumáticos, sistema de iluminación, dirección frenado, emisiones y lunas.
  • Certificado premium, que, a lo anterior, añade el coste que supondría reparar los daños que tenga.
  • Certificado moto, que está orientado a vehículos de dos ruedas, y que se centra en aspectos similares a los indicados en el Certificado Vital.

Ya hay cerca de 30 centros por toda la geografía española, como señala ABC, y está presente en La Coruña, Barcelona, Bilbao, Madrid, Sevilla y Valencia.

Procedimiento fácil

Para pasar el examen solo hay que adquirir el certificado por internet, concretar una cita en uno de sus centros y exponer el vehículo a las máquinas que buscarán todos los defectos que pueda tener. Tras esto, los resultados llegarán al correo electrónico de quien lo haya contratado.

Las dudas ante un segunda mano

Compra segunda mano

La mala praxis de algunos ha condenado a un sector, el de la venta de vehículos de segunda mano, que, solo en 2017, realizó más de 1,9 millones de transferencias de coches y motos. Es por esto por lo que uno suele desconfiar cuando afronta la compra de un vehículo usado y suele pedir el consejo de una persona de confianza para que le dé una segunda opinión.

Esta opción puede cambiar la opinión de esa persona de confianza por el exhaustivo análisis de unos profesionales que no solo emplean el ojo y el tacto sino máquinas de última generación para buscar los defectos que no son tan fáciles de encontrar.

Déjanos tus Comentarios