Cataluña, vigilada por un helicóptero con radar de tramo incorprado

En España existen diversos tipos de radares para detectar las infracciones y contribuir a que la seguridad vial de todos los usuarios esté garantizada. El objetivo es reducir al mínimo el número de víctimas por accidentes de tráfico y, para hacerlo, la mejor vía es aumentar el control y la vigilancia en las carreteras. Algo que, en Cataluña, están decididos a llevar a cabo.

Tal como informa La Vanguardia, el Servei Català de Transit, equivalente catalán a la DGT, volverá a controlar a todos los conductores desde el aire. A partir de 2019, un helicóptero sobrevolará las carreteras de la Comunidad para fotografiar y detectar todas las sanciones. Es más, ahora integrará un radar de tramo, capaz de medir la velocidad de los vehículos en plena marcha.

“Helicóptero patrulla”

Controlar los malos hábitos al volante ya no es solo competencia de los radares y los coches patrulla. Con este nuevo helicóptero se amplían las posibilidades de multar a quienes no cumplan con las normas de seguridad vial, pues además, presenta una eficacia del 99%.

No es la primera vez que un helicóptero vigila y detecta las infracciones de las carreteras catalanas. De hecho, contaban con un servicio de estos vehículos que realizaba cerca de 370 salidas anuales. En total, hablaríamos de unas 500 o 600 horas de vuelo en las que se registraban entre 2.300 y 2.400 denuncias de tráfico. Sin embargo, como informan en el medio anteriormente citado, un pleito de recursos entre las empresas licitadoras detuvo su actividad. Un parón que ha durado más de un año y que, al final, ha concluido estableciendo a Audax Helicópteros como la compañía encargada de su gestión.

Radar de tramo en el aire

Se puede decir que este helicóptero tiene una tecnología más avanzada que el Pegasus de la DGT. En este caso, no solo puede sancionar las infracciones más peligrosas, detectar los vehículos y leer las matrículas. Ahora, gracias al cinemómetro que integra, puede determinar a qué velocidad circulan los vehículos.

De este modo, realiza dos fotografías del vehículo en dos puntos diferentes de la vía, mide la velocidad a la que pasa por ellos y, teniendo en cuenta los planos y normas de la vía, puede actuar como un radar de tramo. Por tanto, estamos hablando de un método más completo, funcional y preciso para controlar todas las carreteras.

Déjanos tus Comentarios