Apps de carsharing: estos son los errores más comunes que se cometen

ventajas del carsharing

Solo en Madrid, el carsharing cuenta con más de 300.000 usuarios. Foto: José A. Rojo (Prensa Car2Go).

El carsharing se ha convertido en todo un fenómeno en nuestro país. En Madrid, por ejemplo, se ha convertido en un éxito redondo desde que se implementó. Y eso que el alquiler de coches por horas o minutos a través de las apps tiene algunos riesgos y desventajas. Pero las ventajas, por ahora, ganan en peso e inclinan la balanza a su favor; aparcar en el centro con facilidad y ahorrar un buen dinero frente a otras formas de movilidad urbana son, sin duda, las principales.

Sin embargo, hay errores que cometemos los propios usuarios de las apps de carsharing casi sin darnos cuenta. Algunos son mínimos, pero otros pueden acarrerar consecuencias mucho más graves. Desde Voyadefenderte.com, el despacho de abogados on line, nos han hecho llegar una lista con los más frecuentes. Y nos confirman que sí, ante estas situaciones (casi siempre) es posible hacer una reclamación.

1. No revisamos los términos y condiciones

carsharing

Esto no lo solemos hacer en casi ningún caso, pero es esencial desde un punto de vista legal. Antes incluso de darte de alta en la app de carsharing, revisa con atención los términos y condiciones. A veces pueden esconder cláusulas que no contemplamos y que nos harán llevarnos un disgusto.

2. No comprobamos el estado del vehículo

Antes de subirte al coche que acabar de alquilar, es recomendable asegurarnos de que está en perfecto estado; también puedes hacer fotos al interior y exterior del vehículo. De esta forma podemos evitar reclamaciones de la empresa de carsharing a posteriori; incluso avisarles si ha habido algún daño antes de coger nosotros el coche.

3. No nos preocupamos por los cargos extra (ni los conocemos)

Ventajas e inconvenientes del carsharing

Algunas compañías cobran gastos extras a los usuarios, que tiene que asumir el coste y pagarlos. Por ejemplo, si el coche queda con poca batería; o incluso si se ensucia el interior más de lo debido es necesario limpiarlo.

4. Evita responsabilidades con el seguro

Los coches de carsharing llevan incluido en el precio un seguro básico por daños y de responsabilidad civil. Sin embargo, esto cubre el momento del alquiler, no el tiempo que pasa entre un usuario y otro mientras el coche está aparcado. Volvemos al punto 2: si no quieres que te reclamen daños por algo que no has hecho, haz fotos que prueben que el coche estaba sin desperfectos cuando tú lo dejaste. No dejes que te hagan asumir la reparación.

5. Valoración de la experiencia

carsharing

Si el usuario no acaba satisfecho con el servicio, tiene derecho a reclamar. Lo mismo sucede si la compañía pone algún problema -como recargos por seguros, limpiezas o infracciones- al cliente. “Es necesario fundamentar al máximo la reclamación y contar con un abogado especializado que informe a los usuarios sobre sus derechos como consumidor. Primero, intentando llegar a un acuerdo con la compañía; después, presentando una hoja de reclamación y sino acudiendo a los juzgados”, afirma Vicente Martínez, socio fundador de la web de asesoramiento legal on line.

Déjanos tus Comentarios