Conducir sin mover el volante: ¿sabes cuál es la recta en carretera más larga del mundo?

recta más larga mundo

¿Os imagináis hacer un desplazamiento de más de dos horas sin mover el volante? Es posible gracias a una carretera situada en Oriente Medio. Digna de las construcciones faraónicas de la zona, cuenta con más de 200 kilómetros en los que no existe ni una sola curva. Vamos a presentaros la carretera más recta del mundo.

Al contrario de lo que se pueda pensar, esta vía cuenta con una alta peligrosidad. Obviamente, no por su trazado, pero sí por el riesgo de quedarse dormido mientras circulamos por ella. Muchas veces las sendas que parecen más comprometidas por las sucesiones de curvas que encontramos, son más cómodas de conducir por el estado de atención que ponemos e incluso nos resultan menos monótonas que el hastío que puede llegar a producir este tipo de calzadas  del desierto asiático.

¿De qué carretera hablamos? 

Más de 250 kilómetros sin una ligera curva.

La vía en cuestión se encuentra en Arabia Saudí y es un tramo de la autopista  número 10, que une las localidades de Haradh y Al Batha. Como puedes observar en la imagen, se trata de una carretera que parece haber salido de un trabajo de dibujo técnico; de tal forma que su trazado parece haber sido diseñado con una regla. Su longitud ronda los 254 km.

En ella, como podrás apreciar en cualquier aplicación de mapas, sólo cruzarás el desierto, encontrando alguna gasolinera o taller mecánico; ni siquiera un pequeño pueblo cercano. Así que quizá estamos también ante la autopista más soporífera del mundo.

La carretera recta más mítica del mundo

Una senda que discurre por buena parte del vasto territorio australiano.

Sin ser tan rigurosamente recta como la vía de Arabia Saudí, debemos mencionar la autopista  lineal más famosa del mundo. Hablamos de la Eyre Highway, en Australia. Esta autopista recorre parte de la zona sur de la isla y su tramo ‘recto’ alcanzaría los 760 kilómetros, más de 7 horas al volante en el que sólo encontraremos unas pequeñas zonas de curvas. Lo bueno es que en algunas partes del trazado tendremos el mar a unos pocos metros.

¿Y en Europa?

El ejemplo europeo en el norte de Italia, con un tamañó casi 20 veces menor que la de Arabia Saudí.

Si miramos en nuestro continente, desembarcaríamos en la ciudad de Turín, en Italia, donde se encuentra la carretera recta más larga de Europa. Se trata de Corso Francia y atraviesa la ciudad piamontesa hasta la localidad de Rívoli. Eso sí, el tamaño de la misma no tiene comparación con las vías anteriores; estaríamos hablando de unos 12 kilómetros.

Déjanos tus Comentarios