¿Qué es el Car Wrapping? Descubre todos los detalles de esta técnica

Car Wrapping

Como su propio nombre indica, el Car Wrapping (“envolver el coche”, si lo traducimos al castellano de forma literal) no es otra cosa que una técnica de forrado con vinilos. Puede ser realizada sobre un coche, aunque también se utiliza en otro vehículos; como motos o camiones. Con ella, cambiamos la estética sin recurrir a la pintura; con la que es, por otra parte, difícil volver atrás en el diseño.

Gracias a esta modalidad, renovar el aspecto de tu vehículo nunca ha sido tan fácil. La idea con la que surge está técnica es la de jugar con la apariencia de los coches. Así, existen multitud de posibilidades a la hora de emplear el Car Wrapping. La más conocida, sin duda, es la que permite dejar nuestro vehículo con un acabado mate. También está la opción de vinilarlo con brillo, aunque el acabado es el más parecido al de la pintura. Pero no solo de tunear coches vive; también es una de las técnicas más empleadas en márketing y publicidad sobre vehículos.

Car Wrapping, ¿para qué sirve?

Así, esta técnica nos permite transformar el aspecto de un coche (o cualquier otro vehículo) de forma total o parcial. Es un trabajo manual, que requiere ser realizado por alguien con formación para un acabado preciso. Se debe hacer con cuidado, sin prisa, ya que se realiza pegando el vinilo pieza a pieza en la carrocería. Si se coloca correctamente, a priori no debería poder diferenciarse el acabado del de un coche pintado.

Muchos han sido los que se han rendido a esta técnica de vinilado por su exclusividad. La imaginación no tiene límites a la hora de decorar un vehículo con el Car Wrapping. Personalizaciones únicas se consiguen gracias al abanico de posibilidades que nos ofrece. Y, sobre todo, es mucho más económico que pintar un coche. Unos 800-900 euros de media frente a los 2.000-3.000 de la pintura (según la aseguradora Zurich ).

¿Requiere un mantenimiento especial?

No debería ser más complicado mantener un coche pintado que uno vinilado. El mantenimiento y el cuidado tienen que ser los mismos. Lavarlo con asiduidad para evitar que la suciedad se acumule y dañe el acabado es lo más importante. Eso sí, se recomienda hacerlo a mano, con agua (nunca a más de 80 ºC) y jabón neutro. Una limpieza a presión o unos rodillos de un túnel podrían dañar el vinilo.

Un material, por cierto, que dura de media en perfecto estado unos siete años. Eso sí, siempre que no se exponga demasiado tiempo continuado al sol (el calor excesivo puede afectarle); ni otros elementos permanezcan mucho tiempo sobre él, como la suciedad. Recuerda que más vale prevenir que curar, así que ten tu coche a cubierto; preferiblemente, en un garaje.

Y si se araña, ¿qué hago?

car wrapping

En principio, al aplicar el Car Wrapping en tu coche, los arañazos no deberían preocuparte más que si hubieras pintado tu coche. El material con el que se hace es igual de resistente que la pintura. Eso sí, al final puede pasar que por un golpe o roce, el vinilo se arañe un poco.

Pero si se ha rallado, no desesperes; no está todo perdido. Si aparecen sobre la superficie del vinilo pequeños microarañazos, esta se puede pulir. Igual que no deben pensar que no hay nada que hacer si se salpica, por ejemplo, con combustible; actuar con un paño humedecido de forma rápida será esencial para evitar que los componentes diluyan el material.

Si me canso, ¿se puede retirar el vinilo del coche?

Si pasado un tiempo te has cansado del Car Wrapping, el resultado final no te ha convencido o simplemente quieres investigar con otra estética, no hay problema. El vinilo se puede retirar con facilidad. De hecho, puede que solo sea necesario aplicar un poco de calor en la zona; como mucho, ayudarse de algún producto técnico. La clave vuelve a estar en confiar en manos expertas para realizar este proceso. 

Y seguro que te estás preguntando: una vez retirado, ¿se notará en la pintura del coche? Para tu buena suerte, por regla general el Car Wrapping no deja marcas. El vinilo, siempre que se haya aplicado sobre una pintura en perfectas condiciones, no deja restos. Si la superficie estaba estropeada con anterioridad, eso ya es otra historia. Estas seguros de que se encuentra en perfecto estado antes de aplicarlo es básico.

Déjanos tus Comentarios