Cómo cambiar los limpiaparabrisas

Cómo cambiar los limpiaparabrisas

Cambiar los limpiaparabrisas supone poco tiempo… si se tiene experiencia

En muchas ocasiones, hasta que no se nos llena el cristal de mosquitos, no nos percatamos del mal estado en el que se encuentran las escobillas de nuestro coche. Un elemento del que te explicamos, paso a paso, como llevar a cabo su sustitución.

Para llevar a cabo esta operación, hemos empleado dos escobillas ValeoSilencio U48” de 480 milímetros con indicador de desgaste. Para realizar la sustitución, no se necesita herramienta alguna y las instrucciones se encuentran en el dorso del envase. Unas indicaciones que pueden llegar a resultar insuficientes, ya que esta operación no es tan sencilla como parece…

PASOS A SEGUIR

1. Comprueba el modelo

En la tienda de repuestos, encontrarás un listado con todos los modelos de automóviles que están a la venta. Junto a la marca, el modelo y el año de fabricación de tu vehículo, aparecerá la referencia de los “limpias” que has de comprar. Si no los encuentras, consúltaselo al personal del establecimiento. Una vez localizados, comprueba en la parte posterior del embalaje que sean los correctos.

Coger listado de coches

2. Extrae los “limpias” viejos

Al igual que otros fabricantes, Valeo emplea un sistema de sujeción mediante un único punto, llamado “AutoClic”. De este modo, lo único que debemos hacer para desmontar el limpia usado es presionar la lengüeta del enganche que conecta la escobilla al brazo, empujando la zona de la goma por encima. Una vez liberado, no hay más que extraerla por la parte superior.

Presionar lengüeta limpiaparabrisas

Extraer limpiaparabrisas

 

 

 

 

 

 

3. ¡Cuidado con la pestaña!

Esa pequeña lengüeta puede provocar dos problemas durante el cambio. El primero que, debido al uso, puede haberse quedado “petrificada”, por lo que te resultará más complicado extraer la escobilla. El segundo, que al tratarse de un elemento de plástico, existe la posibilidad de que se rompa durante la extracción por lo que, en este caso, deberás ayudarte de un destornillador fino de punta plana.

Lengüeta limpiaparabrisas

Emplear tornillo de punta plana

 

 

 

 

 

 

4. Coloca los nuevos

Llegados a este punto, hay que llevar a cabo las mismas acciones del segundo paso, pero a la inversa: coloca la escobilla sobre el brazo, pasa la zona de la goma por encima de éste y conecta la escobilla. Hasta que no haga “click” no estará bien colocada.

Colocar limpiaparabrisas en el brazoColocar limpiaparabrisas

Conectar escobilla

 

 

 

 

5. Comprueba que estén bien colocadas

Con el brazo levantado, haz que la escobilla bascule de un lado a otro para cerciorarte de que están bien ensambladas y de que en ninguno de esos movimientos se queden bloqueadas.

Comprobar correcta colocación limpiaparabrisas

Comprobar correcta colocación limpiaparabrisas

 

 

 

 

 

 

6. ¡Ojo al testigo!

Una vez comprobada la correcta colocación, sólo nos queda desprender la pegatina que cubre el indicador de desgaste. Dicho elemento nos indicará, pasando del color negro al amarillo, el estado de la escobilla, así como el momento óptimo de sustitución.

Quitar pegatina indicador desgaste

Limpiaparabrisas cambiado

 

 

 

 

 

 

Idéntico proceso con otro tipo de limpiaparabrisas

Desde hace ya algunos años, los especialistas del sector comercializan otros tipos de limpiaparabrisas, que se diferencian de las convencionales por el hecho de que están construidas en materiales flexibles y que prescinden de las articulaciones y arcos habituales. Es el caso de los Valeo “Silencio X.TRM” o los “Aerotwin” de Bosch, que se caracterizan por ser más silenciosos y más eficaces a la hora de evacuar agua, sobre todo cuando circulamos a alta velocidad.

Limpiaparabrisas flexible

Déjanos tus Comentarios