BMW Serie 8 Cabrio: deportividad y distinción ahora también a cielo abierto

BMW Serie 8 Cabrio

Cuando ya ha comenzado la cuenta atrás para que llegue a los concesionarios el BMW Serie 8 Coupé, la firma alemana nos crea la duda sobre el acabado que nos deberíamos llevar a casa. El nuevo BMW Serie 8 Cabrio se presenta con un extra de atractivo, distinción, elegancia y deportividad.

Llegará al mercado en marzo con dos mecánicas, una diésel y otra gasolina, espacio real para cuatro personas y una capota de lona que se despliega de forma automática en solo 15 segundos y a un máximo de 50 km/h. Por el momento no se han comunicado los precios para España de BMW Serie 8 Cabrio, aunque si la versión Coupé parte de 106.792,85 euros nos podemos hacer una idea las cotas por las que andará la versión Cabrio. Su rival directo, el Mercedes-Benz Clase S Cabrio, el hasta ahora único representante del segmento de las berlinas cabrio de gran tamaño tiene un precio de partida superior a los 160.000 euros.

Esculpida figura

BMW Serie 8 Cabrio

El nuevo BMW Serie 8 Cabrio se presenta con una longitud de 4.851 mm, una anchura de 1.902 mm y una altura de 1.342 mm, con una distancia entre ejes de 2.822 mm con un maletero que se queda en 350 litros. Ha sido desarrollado junto al BMW M8 y el BMW M8 GTE de competición, lo que le permite contar con una mínima resistencia aerodinámica así como un centro de gravedad muy bajo, algo que se agradecerá en el momento de la conducción.

Llega con suspensión adaptativa M, dirección activa integral y diferencial M sport con control electrónico de deslizamiento (de serie en la mecánica de gasolina) en el eje trasero. Uno puede pensar que estas aplicaciones que rezuman deportividad pueden parecer exageradas para una berlina de gran tamaño que debería estar destinada a disfrutar de una buena ruta a cielo abierto. Pero, aunque desde BMW señalan que será un gran rodador, también requerirá todos estos apliques en determinados momentos.

BMW Serie 8 Cabrio

Y es que llega con dos mecánicas, una diésel y otra gasolina. La primera es el BMW 840d xDrive Cabrio que presume de 320 CV. Cuenta con una caja de cambios automática Steptronic Sport de 8 relaciones y un consumo medio homologado de solo 5,9 l/100 km. Por otro lado, la opción de gasolina es el BMW M850i xDrive Cabrio que alcanza los 530 CV unido al mismo cambio automático que el diésel y que tiene un consumo medio homologado de 10,0 l/km.

Y ambos añaden a la ecuación la tracción total y un programa de conducción con cuatro modos entre los que se incluyen las opciones Sport y Sport+. ¿Entendemos ahora tanto componente de aspiración racing?

A la vanguardia en seguridad

BMW Serie 8 Cabrio

Se presenta con una extensa gama de sistemas de asistencia a la conducción como son el asistente de cambio de luz en carretera, el driving assistant que detecta la presencia de coches, animales y personas y es capaz de frenar el vehículo en caso de emergencia; aviso y asistente de cambio de carril que actúa sobre la dirección para devolver al vehículo al centro del carril y aviso de tráfico cruzado para cuando salimos marcha atrás de un aparcamiento.

Y, para evitar los miedos que causan los vehículos descapotables en caso de accidente, en caso de sufrir un vuelco con la capota extendida, los laterales de esta capota de lona soportarán el peso del vehículo mientras que si la capota está escondida serán unos arcos tras los asientos traseros que se despliegan mediante un sistema pirotécnico los que soportarán la estructura del coche. Como opcionales presenta control de crucero activo con función Stop & Go; Driving Assistant Profesional ideal para los atascos que añade la función de esquiva en caso de alerta de accidente; y Parking Assistant Plus que aparca el vehículo de forma automática.

Cabrio igual a comodidad

BMW Serie 8 Cabrio

Para evitar las molestias que provocan las corrientes de aire a altas velocidades, el BMW Serie 8 Cabrio llega de serie con un cortavientos que se sitúa tras los respaldos de los asientos traseros. Para que puedas disfrutar de este vehículo en todo tipo de condiciones, la firma ofrece salidas de calefacción y aire acondicionado en los respaldos de los asientos.

Además el puesto de conducción se presenta con una instrumentación digital con una pantalla de 10,25 pulgadas. Proyectado sobre la luna delantera encontramos un nuevo head-up display mientras que en el centro del salpicadero se ubica una nueva pantalla táctil con un fácil acceso a las funciones de control del vehículo, algunas de las cuales se podrán controlar mediante un joystick que se posiciona en el centro de la consola, comandos de voz o gestos. En opción queda un cargador inalámbrico, el BMW Display Key, la llave inteligente que informa de la autonomía o que permite programar la calefacción, o un equipo de sonido Bowers& Wilking Diamond.

Déjanos tus Comentarios