BMW Serie 3, genética deportiva con rastros de conducción autónoma

BMW Serie 3

El BMW Serie 3 ha presentado en el Salón de París su séptima generación; aunque haya quien pueda dudar de este punto pues mantiene los rasgos de diseño de su anterior. Sin embargo, no solo el chasis es de nuevo cuño sino que añade una importante bolsa de tecnologías que se suman a su irrenunciable carácter deportivo, unas ayudas a la conducción y sistemas de seguridad que lo acercan a la conducción autónoma.

La berlina de BMW iniciará sus ventas en las próximas semanas aunque los primeros clientes no recibirán sus vehículos nuevos hasta el próximo 8 de marzo. El BMW Serie 3 llega con un nuevo chasis que ha perdido 50 kg en comparación con el anterior, muestra una relación de pesos de 50:50 y mejora en el coeficiente aerodinámico para dejarlo en 0,23 cx, lo cual se notará posteriormente en los consumos.

Fiel a su legado

BMW Serie 3

El modelo estrena cuadro de suspensiones. De hecho, aquí encontramos una de las innovaciones del nuevo BMW Serie 3 pues los amortiguadores cuentan con función de desplazamiento, lo que supone que se puede ajustar la dureza de forma progresiva según el recorrido del muelle. Gracias a sutilezas como esta se consigue reducir las vibraciones y derivas laterales del vehículo especialmente sobre asfaltos en mal estado.

En opción queda la suspensión deportiva M, que reduce la altura del BMW Serie 3 en 10 mm y que controla los amortiguadores de forma electrónica. Firmados por M Performance también se pueden encontrar unos frenos que permiten apurar las frenadas mediante pinzas de cuatro pistones en el eje delantero y un diferencial desconectable en el eje trasero.

BMW Serie 3

Pero la séptima generación del BMW Serie 3 no solo mejora en comportamiento, también lo hace en su seguridad. Así, el nuevo listado de ayudas a la conducción lo encabeza el sistema de frenada automática con detección de ciclistas, al que se suman la alerta de cambio de carril y el mantenimiento de cambio de carril y la advertencia de tráfico cruzado trasero.

Berlina generosa

Con esta renovación, el BMW Serie 3 crece 85 mm comparado con su antecesor hasta situarse en 4.709 mm, 16 mm a lo ancho (se sitúa en 1.827 mm) y 1 mm a lo alto (1.442 mm) mientras que la distancia entre ejes se establece en 2.851 mm, algo que se nota en las plazas interiores y en el maletero, el cual aumenta hasta los 480 litros de volumen.

BMW Serie 3

En cuanto a la oferta mecánica, llegará con cuatro opciones mecánicas, dos de gasolina que rinden 184 CV (BMW 320i) y 258 CV (BMW 330i) y dos diésel que garantizan 150 CV (BMW 318d) y 190 CV (BMW 320d). Pueden ir unidos a un cambio manual o automático y, en las últimas de las motorizaciones se puede combinar con una tracción total de tipo xDrive.

Déjanos tus Comentarios