BMW 840Ci, ocho con ocho: notable

El BMW 840Ci al detalle.

Texto: Jaime Queralt-Lortzing

Los yuppies compraban encantados el de doce cilindros, deseosos de demostrar lo bien que les iba con sus acciones en bolsa. Sin embargo, el bueno de verdad es el ocho, una versión mucho más equilibrada y lógica que su predecesor. Apenas se perdían 13 CV y, quitándole el limitador electrónico de velocidad punta, corrían casi lo mismo.

La marca había decidido tirar la casa por la ventana con la serie 8. Lo que fuese necesario para darle a Mercedes y sus modelos SL en todo lo alto. De hecho se diseñó ya utilizando herramientas de CAD/CAM, cosa inaudita en 1986. De los monitores del ordenador salió el primer BMW coupé de serie con faros retráctiles.

Antes habían aparecido el Turbo, como prototipo en 1972, y el M1 como superdeportivo en 1978. Después, se presentó el 850i en 1989 que, sin que abrió la puerta a una motorización inferior.

BMW 840Ci, predecesor del Serie 8

BMW se metió entonces en una historia nunca bien aclarada y fabricó 18 unidades de un hipotético 830i, que no llegaron a ver la luz de los concesionarios porque, alguien nos lo explicará algún día, los 18 fueron desmontados poco después. Quizá los 218 CV del ‘motorcito’ de 3 litros les pareció que se alejaban demasiado de la filosofía del buque insignia deportivo que se quería transmitir.

Aquí aparece, nuestro 840 Ci (1992) con un motor de 3.982 cc y 286 CV, mucho más cercanos a la esencia del modelo. Nótese la repentina incursión de la ‘C’ en la denominación del coche. Se dice que BMW buscaba con ello el desmarcarlo de sus berlinas de representación. Y para rematar la faena BMW Motorsport se puso manos a la obra con el M8; un berraco de cuidado del que, volvemos al secretismo, se desmontó el prototipo y dejó su lugar para un igualmente bestial 850 CSi de 5,7 litros y 375 CV. Acabemos este repaso de versiones mencionando las 154 unidades producidas por Alpina de su B12 cuyo máximo exponente era un CSi que llegaba a los 416 CV.

Más lujo que deportividad

Tras la amplia puerta nos aguardan un par de butacones de alta alcurnia, con una cuidada tapicería de cuero, pero, sobre cualquier otra cosa, una sarta interminable de botonería a uno y otro lado. ¿Es posible aprenderse para qué vale cada uno de ellos? Pues echándole algo de paciencia, parece que sí. Se tarda, pero es posible.

La cúpula que recoge los relojes, se estira hacia la derecha, para terminar de envolver las salidas de la aireación, sobrevolando la descomunal consola central que deja a la eventual pareja que te acompañe a una nada romántica distancia. El acabado es absolutamente irreprochable hasta en los más mínimos detalles.

Si queremos ser estrictos con el modelo, les fallaba a ratos el sistema eléctrico, pero eso como a todos los de su estirpe. Arranco y el imperceptible sonido del motor, su cambio automático y la suavidad con la que inicia la marcha; me transmiten algo muy diferente a lo que yo esperaba de un ‘pura sangre’ de la hélice albiceleste. Empiezo a pensar que, equivocadamente, me he subido en una de las berlinas de alta gama. Extraigo de todo esto, de inmediato, una primera conclusión: el espíritu de la serie 6 ya no está presente en esta serie 8.

BMW se apropia del concepto de “Gran Turismo”

La marca bávara ha dado un salto hacia delante y se apropia de lleno de un concepto algo huérfano en la época: el de Gran Turismo. A la contra, el disfrute de llevar un 635 CSi, pongo por caso, también se ha desvanecido. Este 840 no transmite la emoción de conducir como lo hacía su antecesor, ahora bien, que nadie se confunda, es una maravilla rodante. Lo que digo es que pierde sensaciones en favor de una comodidad extrema. Si me permiten el invento se ha berlinizado.

Basta pisarle con decisión para que nos responda al instante y, si de él depende, no lo deja hasta que su conductor (fiel guardián de sus puntos), se rinde. La capacidad rutera en autovía parece infinita y, fuera de ellas, se traduce en un comportamiento intachable si bien un pelín perezoso. Esto se debe, creo yo, más al peso del conjunto, superando los 2.200 Kg., que a la distancia entre ejes, que se queda en unos razonabilísimos 2,68 mts. De hecho, visto desde el lateral, las ruedas están reunidas hacia el centro y particularmente las de delante, van situadas en posición evidentemente retrasada, dejando un enorme voladizo delantero.

Desaparición

7.821 ejemplares del 840 Ci fueron producidos desde 1992 a 1999. Del modelo E31 (la serie 8) salieron un total de 30.621. ¿Saben una cosa? En algún reputado libro se habla de unos cuantos coches de encargo con el V8 de 3 litros (recuerden los 830i), pero, para ser sincero, no he encontrado ninguna referencia más a ellos en ninguna otra fuente, ni cuantos fueron. Ahí lo dejo, por si las moscas.

En cualquier caso hay que reseñar que fue un final algo triste. En su último año de fabricación, solo se hacían bajo estricto pedido de los clientes y apenas se superaron las trescientas unidades. Así se acabó con un precioso coupé que volverá a ganar en cotización en cuanto nos descuidemos lo más mínimo.

Sólo les pongo un ejemplo: el BMW 507 fue un sonadísimo y estrepitoso fracaso comercial para BMW (únicamente 254 coches vendidos), pero si intentan comprar ahora uno de esos 254, preparen la cartera, la tarjeta de crédito, el préstamo hipotecario, el plan de pensiones, la parte aliquota del seguro de vida y todo el conjunto de tradable stock options. Con todo y con eso; ya veremos si alcanza.

Ficha Técnica

MOTOR 
DisposiciónDelantero longitudinal
Cilindrada 4.398 cc.
Cilindros8 cilindros en línea
Diámetro x carrera 89×80 mm.
Potencia/régimen282CV-210,3KW/5.800rpm
Par/régimen420Nm/4.500rpm
AlimentaciónInyección Bosch DME 3.3
Compresión10:01
DistribuciónCuatro válvulas en cabeza por cilindro. Doble arbol de levas
Combustible Gasolina
TRANSMISIÓN
TracciónTrasera
Caja de cambiosAutomática 3 velocidades + MA
BASTIDOR
CarroceríaCoupé(2+2 plazas)
TipoMonocasco
Suspensión delantera: Independiente muelles. Barra estabilizadora
Suspensión trasera Multibrazo. Barra estabilizadora
DirecciónAsistida
FrenosDiscos ventilados servoasistidos.
CONSUMO
90 km/h7,7 l
120 km/h9,3 l
Ciudad17,2 l
Promedio11,4 l
MEDIDAS
Longitud/anchura/altura4.780/1.855/1.340 mm.
Vías/dist. entre ejes1.554(del)-1.562(tras)/2.684 mm
Peso en vacío1.830 Kg
Medida llanta71/2 Jx16 (Aleación ligera)
Medida neumáticos235/50ZR 16
Capacidad del depósito90 l
PRESTACIONES OFICIALES
0 a 100Km/h7,4 s
Velocidad máxima 250 Km/h (con limitador)
Relación peso/potencia6,3 Kg/CV

Valoraciones 

Imagen9
Acabados8
Puesto de conducción9
Habitabilidad8
Maletero8
Motor9
Prestaciones9
Recuperación9
Dirección8
Frenos8
Estabilidad7
Consumo6

Déjanos tus Comentarios