Prueba del BMW 318i E30 Cabrio: la Serie 3 se descapota

bmw 318i e30

Texto: Enrique J. Fernández Gil / Fotos: Fernando Villar

La historia de la Bayerische Motoren Werke A.G., mundialmente conocida como BMW se encuentra íntimamente ligada al número 3 que nuestro invitado luce en la icónica parrilla de doble riñón del constructor alemán.

Como ya habéis podido ver en el informe del Serie 3, en julio de 1975 hacía su aparición el primer vehículo bávaro con el número 3 como insignia, el Serie 3 E21, una berlina deportiva de 2 puertas obra de Paul Bracq, padre del posterior M3, que desde el primer momento fue todo un éxito de ventas, pues en tan sólo seis años se convirtió en el modelo de BMW más vendido hasta la fecha con más de un millón de unidades, hazaña que más tarde repetirían las futuras generaciones. Este primer Serie 3 destacaba por su carrocería 2 puertas en forma de cuña y su zaga elevada, y tenía una longitud de 4.355 mm, una anchura de 1.610 y una altura de 1.380 mm.

bmw 318i e30

Con la fama adquirida por este primer Serie 3, en BMW decidieron actualizar el exitoso modelo con un diseño que modernizara el presentado previamente. Así vio la luz la segunda generación, el E30, que fue lanzado en septiembre de 1982 y cuyo diseño corrió a cargo de Claus Luthe, reputado diseñador de marcas como NSU, Audi y la propia BMW, y encargado de realizar la actualización del modelo que, por ejemplo, mantuvo la forma de cuña de la zaga o los dobles faros redondos del E21 que también montaba la Serie 5 para mantener el aire familiar en toda la gama.

Entre las diferencias, destaca la situación de los intermitentes, que pasaron de estar en posición vertical en el vértice de las aletas a estar integrados dentro del paragolpes. Esta nueva generación ofrecía un habitáculo 40 mm mayor pese a disminuir la longitud 30 mm y fue fabricada en versión berlina de 1982 a 1990.

La gama se amplía

bmw 318i e30

Con la llegada de esta segunda generación, BMW introdujo nuevas variantes del modelo, como la práctica versión 4 puertas (que aparecería un año más tarde, en 1983), la versión Cabrio, de la que llegaron a producirse más de 100.000 unidades entre 1985 y 1992, o la versión familiar conocida como Touring (aparecida en 1987). Además de estos dos nuevos modelos, esta generación fue la encargada de ver nacer la saga M3, pues el M3 E30 vio la luz en el Salón de Frankfurt de 1986, construido sobre la base de un Serie 3 2 puertas al que se le ensancharon los pasos de rueda y se le añadieron paragolpes y alerón específicos. Un mito que fue acaparando victorias y sumando títulos en competición que elevaron su estatus, convirtiéndolo en uno de los BMW más deseados por los amantes de la marca.

Su motor inicialmente rendía 195 CV y derivaba del utilizado por la marca en la Fórmula 1 de los años 80. Un buen número de los M3 producidos correspondían a la versión Cabrio, una de las más buscadas y valoradas por los coleccionistas.

Este E30 se ofertaba a través de varios modelos, tanto de gasolina como de ciclo diésel. En cuanto a los modelos de gasolina, el de acceso a la gama era el 316, que curiosamente montaba un motor de 4 cilindros y 1,8 litros, y no el 1,6 que se le presupone por su nombre y que entregaba 90 CV. Por encima se encontraban el 318i, motor que equipa nuestro protagonista; el 318is, de 136 CV y 4 válvulas por cilindro; el 320i, que montaba el bloque M20 ya de 6 cilindros y 129 CV; y el 323i, con 2,3 litros, 150 CV y 202 km/h de velocidad punta que en 1985 sería sustituido por el 325i de 171 CV.

El primer 4×4

bmw 318i e30

También existía en opción el 325ix, el primer BMW con tracción integral gracias a un diferencial central de accionamiento viscoso que reparte el par entre los dos ejes. Por último, en 1984 BMW lanzó el 325e (“e” del griego “eta”, que significa eficacia), un modelo más eficiente que montaba el mismo M20 del 320i con la cilindrada aumentada hasta los 2,7 litros. Existió también una versión diésel, el 324d, el primer vehículo de la Serie 3 en utilizar este tipo de carburante y que contaba con un motor de 6 cilindros y 86 CV. En 1987, se añadió el 324td, una nueva versión con motor de 6 cilindros turbodiésel que erogaba 115 CV.

Junto a todos estos modelos, existieron otros especiales como los E21 y E30 fabricados por Alpina o el 333i, que prácticamente alcanzaba las cifras del M3 y fue fabricado en exclusiva en Sudáfrica.

Nuestro invitado

Pasando ya a nuestro protagonista, este BMW E30 Cabrio empezó su producción en diciembre de 1992 y pertenece al modelo 318, la siguiente a la de acceso de gama, con la que, como apuntamos antes, comparte motor de 1,8 litros. No obstante, a este se le añade una inyección que aumenta la potencia desde los 90 CV del 316 hasta los 105 y 113 CV del 318i. Cesare, su dueño, lleva disfrutando de él desde hace 8 años. Tal y como muestran las fotos de la sesión, corroborado por el odómetro apenas utilizado, esta unidad ha tenido una buena vida y casi no alcanza los 118.000 km.

Su actual dueño lo compró ya con 116.000 km y no le ha hecho muchos kilómetros, pero nos comenta que lo tiene muy cuidado y le ha realizado varios trabajos de mantenimiento y mejora, como una mano completa de pintura, reparación de los paragolpes y la capota, además de añadirle la radio original y calzarle las llantas BBS de 15”, que formaban parte del catálogo de opciones de la época y que le dan un toque mucho más deportivo, pues lucen mucho mejor que las de 14” de chapa de origen.

Por fin llega el momento de abrir la puerta de este flamante Cabrio. Cesare nos cuenta mientras que su vehículo en concreto tiene aire acondicionado, un extra no muy común en los E30 Cabrio, ABS, cinturones en todas las plazas, elevalunas eléctricos tanto delanteros como traseros y una caja de cambios manual de 5 velocidades, aunque también existían una gran cantidad de unidades con caja automática (sobre todo en los 320 y 325 importados) que no es del agrado de los aficionados, ya que su rapidez y respuesta es la de un cambio de este tipo de hace veinte años.

Perfecta ergonomía

bmw 318i e30

Nos ponemos a los mandos y vemos que los asientos son cómodos y recogen bien, el salpicadero luce un aspecto espléndido pese a su edad y nos deja todo muy a mano, incluidos los botones de los cuatro elevalunas, ubicados junto al pomo de la caja de cambios, o los de la capota. El mecanismo de ésta es de accionamiento eléctrico y simplemente necesita acoplar o desacoplar los dos ganchos de seguridad próximos a los parasoles para que no se abra en plena marcha.

Pasamos a echar un vistazo a las plazas traseras, cómodas y amplias (al carecer de zona para un quinto pasajero) y cuyo acceso es más que suficiente gracias a que los asientos delanteros se desplazan totalmente hacia delante. Antes de arrancar, parada obligada en el maletero, que cumple con creces su labor.

bmw 318i e30

Arrancamos

El motor BMW cobra vida y nos disponemos a disfrutar de este Cabrio con tracción trasera. Comenzamos a engranar marcha tras marcha para darnos cuenta de que el 4 cilindros 1.8 es más que suficiente para desenvolvernos en el tráfico actual, y su mantenimiento económico hace que no sea descabellado pensar en un coche así para el día a día.

La potencia es más que suficiente y las sensaciones prácticamente de vehículo actual. Eso sí, si buscamos una conducción más deportiva, quizá deberíamos ampliar miras hacia los más potentes 320i o 325i. Cesare nos lo repite, es un coche que no le ha dado un solo problema, es barato de mantener, consume poco y cuenta con todas las bondades de la tracción trasera de BMW, a lo que sumamos el plus de estar ante uno de los iconos bávaros por excelencia. “¿Qué más se puede pedir?”, pienso ensimismado mientras Cesare pulsa el botón que recoge la capota. Al momento lo recuerdo: “Encima es descapoable”.

Ficha técnica del BMW 318i E30 Cabrio

MOTOR

DISPOSICIÓN

CILINDRADA

CILINDROS

DIÁMETRO X CARRERA

POTENCIA/RÉGIMEN

PAR/RÉGIMEN

ALIMENTACIÓN

COMPRESIÓN

DISTRIBUCIÓN

COMBUSTIBLE

delantero longitudinal

1.796 cm3

4 en línea

84 x 81 mm

113 CV-84,26 KW/5.500 rpm

162 Nm/4.250 rpm

inyección Bosch Motronic

8,8.1

árbol de levas en cabeza. 2 válvulas por cilindro

gasolina

TRANSMISIÓN

TRACCIÓN

CAJA DE CAMBIOS

EMBRAGUE

trasera

manual 5 velocidades + m.a.

monodisco en seco

CHASIS

TIPO

CARROCERÍA

SUSPENSIÓN DELANTERA

SUSPENSIÓN TRASERA

DIRECCIÓN

FRENOS

monocasco autoportante

Cabrio (4 plazas)

independiente McPherson

independiente, brazos oblicuos

cremallera

discos (del.), tambores (tras.)

CONSUMO
90 km/h:

120 km/h:

Ciudad:

7 l/100 km

8,8 l/100 km

10,7 l/100 km

MEDIDAS

LONG./ANCH./ALT

VÍAS/DIST. ENTRE EJES

PESO EN VACÍO

MEDIDA LLANTA

MEDIDA NEUMÁTICOS

CAPACIDAD DEL DEPÓSITO

4.321/1.630/1.350 mm

1.407-1.415/2.570 mm

1.220 kg

5,5J x 15”

195/65 R 14 89H

62 litros

PRESTACIONES OFICIALES

0 A 100 KM/H

VELOCIDAD MÁXIMA

RELACIÓN PESO/ POTENCIA

11,5 s

190 km/h

10,79 kg/CV

Déjanos tus Comentarios