Las averías en el coche… provocadas por la carretera

Las averías en el coche… provocadas por la carretera

Si un vehículo está en perfectas condiciones, aumenta nuestra seguridad y la de aquellos que nos rodean. Las ITV (las pruebas a tu automóvil que se realizan en  estos centros van a sufrir cambios; te lo contamos aquí) se encargan de velar por los elementos mecánicos cuando un modelo va cumpliendo años, pero… ¿qué ocurre si las averías en el coche están causadas por algo a lo que has de enfrentarte a diario?

Aunque no te lo creas, hay daños que pueden estar provocados por la carretera, como señala Tallerator, el comparador de precios en talleres mecánicos. Éstos afectan a cinco grandes áreas del vehículo, empezando por…

Neumáticos

Alfa Romeo Stelvio 2.2 Diesel 210 CV. Llantas

Entre las averías en el coche (o problemas, fallos) que puede causar la vía están los que se ven en los neumáticos. Hablamos de los únicos elementos del automóvil directamente en contacto con el firme, por lo que son los primeros y los que más sufren una superficie en mal estado. Ésta podría provocar:

  • Desgaste prematuro (lo que llevaría a posibles pérdidas de agarre en condiciones meteorológicas adversas).
  • Mayor riesgo de sufrir un reventón si hay un bache, lo que llegaría, en algunos casos, a causar el conocido “llantazo”… y deformar la llanta.

Suspensión

Ford RS200 Evo vs. Focus RS MKI vs. Focus RS 2016, detalle suspensiones Ford RS200

Su buen mantenimiento y cambio correcto es fundamental. Sus componentes absorben las irregularidades de la vía, así que, si ésta se encuentra en malas condiciones, afectará negativamente a:

  • Amortiguadores.
  • Silentblocks de la suspensión y de la barra estabilizadora.

Transmisión

Lleva el movimiento del propulsor a las ruedas motrices y la carretera puede causar los siguientes problemas:

  • Deterioro de las juntas homocinéticas y desgaste de la transmisión.
  • Deformación de los rodamientos de las ruedas.

Dirección

Mini Cooper Countryman. Interior

Las órdenes que damos con las manos sobre el volante trasladan nuestros deseos al eje motriz. Pero si el asfalto está en mal estado, podemos encontrar:

  • Holguras en la rótula de la dirección.
  • Pérdida del paralelismo de las ruedas.

Además, hay que tener en cuenta que si circulamos normalmente sobre un firme que provoque vibraciones (una calle empedrada o una carretera con el asfalto irregular), aparecerán desajustes en la fijación de varios elementos, como el salpicadero, puertas, ventanillas… A su vez, esto causará ruidos (los molestos “grillos”) en el interior del habitáculo; con el tiempo, serán cada vez más molestos… y su eliminación, más complicada.

Déjanos tus Comentarios