El Aston Martin volador que James Bond querrá tener en su garaje

Conocemos al agente 007 por ser el espía más famoso de la gran pantalla. Sus misiones han conquistado a los espectadores durante décadas, pero su destreza para desenvolverse en situaciones arriesgadas no ha sido lo único que le ha convertido en un verdadero icono del espionaje. Sin duda, parte de su éxito se lo debe a sus mejores aliados; los coches más innovadores y lujosos que le acompañaron en cada largometraje.

A lo largo de la historia, James Bond ha disfrutado de los mejores modelos del momento. Vehículos que, además, disponían de un equipamiento fuera de lo común, como un asiento eyectable, un desfibrilador o las prestaciones necesarias para convertirse en un submarino. Por ello, estamos seguros de que el nuevo diseño de Aston Martin es lo único que le falta en su garaje. Hablamos nada menos que de un coche volador que podría sentar un precedente y cambiar la movilidad del futuro.

Así es el nuevo Aston Martin Volante Vision Concept

Por el momento, se trata de un prototipo. En el mejor de los casos no se producirá hasta mediados de la próxima década y todavía se encuentra en fase de pruebas. Pero lo cierto es que se ha convertido en la apuesta más futurista de la marca británica, sin perder de vista el respeto por el medio ambiente.

Es un vehículo híbrido, que cuenta con motores Rolls- Royce y es capaz de despegar y aterrizar verticalmente. En cuanto a su habitáculo, aunque se desconocen las dimensiones oficiales, parece bastante amplio, ya que tiene capacidad para tres pasajeros. Y lo mejor de todo es que no se requiere la destreza de un piloto para poder usarlo, dado que será un coche volador autónomo.

Un cambio en el transporte urbano

El nuevo Aston Martin se ha desarrollado gracias a la colaboración de la marca con la Universidad de Cranfield y, tal como publican en Business Insider, el Dr. Andy Palmer, CEO de la compañía británica, este modelo busca aportar “soluciones alternativas para evitar la congestión, reducir la contaminación y mejorar la movilidad”. Algo que, por tanto, acabará siendo el  punto de partida para “una nueva generación de transporte” para las zonas urbanas.

Sin embargo, es necesario destacar que se trata de un coche volador que no todo el mundo se podrá permitir. De hecho, según las primeras informaciones se estipula que su precio podría llegar a los 7,9 millones de euros.

Déjanos tus Comentarios