Aston Martin DB11 V8 Coupé, licencia para correr

Aston Martin DB11

Parafraseando aquella mítica película de James Bond protagonizada por Timothy Dalton, el nuevo Aston Martin DB11 estrena una variante V8 más ligera y ágil que refuerza todavía más sus atributos como uno de los gran turismo más evocadores de todos los tiempos. ¿Su único fin? Correr.

La primera palabra que se me viene a la cabeza al mencionar Aston Martin es belleza. Tanto es así que coloco el antiguo Aston Martin DB9 como el vehículo más bello y evocador de todos los tiempos. Habrá adivinado, pues, que esta nueva generación del gran turismo por antonomasia de la gama del fabricante británico no ha logrado cautivarme tanto como lo hizo su antecesor. O eso creía pensar.

Aston Martin DB11

El color negro Onyx que decora la carrocería no es, ni de lejos, el más favorecedor, pero no es un problema desde que el departamento de personalización Q by Aston Martin es uno de los más completos de su clase: llantas, colores, tapicerías…

Hablando de tapicerías, nada más abrir la puerta, de compás pero con una ligera inclinación hacia arriba, típica de los de Gaydon, me encuentro un habitáculo totalmente forrado de cuero. Hasta el techo. Los materiales nobles cargan el interior allá donde mires, incluida una consola central formada por una gran plancha de fibra de carbono.

Parecidos razonables

Aston Martin DB11

No es casualidad encontrar mandos compartidos con Daimler. La colaboración llega también a órganos mecánicos como el motor, pero a eso llegaremos más adelante. Los mandos tras el volante o el sistema multimedia son compartidos, aunque ciertamente camuflados: los menús son propios y el controlador central va forrado en cuero.

Precisamente la tecnología embarcada no es uno de los fuertes de este gran turismo, que se contenta con un cuadro de mandos digital, control de velocidad de crucero, asistente de aparcamiento y  control del ángulo muerto. Y estos dos últimos son opcionales. Contrasta con detalles como la guantera central, que sí recibe un motor eléctrico para su apertura.

Aston Martin DB11

Tal vez tenga algo que ver con el confort, un atributo irrefutable del Aston Martin DB11. Para empezar, acomoda a cuatro pasajeros, los traseros niños. Pero los delanteros gozan de dos butacas de excelente confort y amplitud. Incluso adultos de cerca de dos metros caben con holgura.

Tragamillas

Aston Martin DB11

Por otro lado, Aston Martin cuida al pasaje con una excelente suspensión con tres modos de funcionamiento, que además son independientes del modo de conducción seleccionado. Ni en su opción más dura y enfocada a la conducción deportiva pierde la compostura: en el DB11 se viaja con traje fuera o dentro del circuito.

Tal vez lo más criticable es una insonorización menos cuidada que filtra al habitáculo más ruido de rodadura del deseado. No se preocupe, aún con todo no se me ocurre mejor vehículo para cruzar Europa.

Genes Mercedes-AMG

Aston Martin DB11

Esto me lleva a la excelencia de su mecánica, un elemento que, contrariamente a lo pensado, no tiene origen británico… sino alemán. El bloque V8 de 4,0 litros doblemente turboalimentado es la misma unidad presente en un Mercedes-AMG GT o el Mercedes-AMG G 63 que también probamos hace escasas fechas en CosasdeCoches.com, fruto de la colaboración entre Daimler y la firma británica. Esta última ha realizado ajustes propios: electrónica, escape, admisión… de modo que su comportamiento es ligeramente distinto y único.

¡Y vaya si se nota! Es un bloque con mucho par abajo, aunque más dulce que su primo alemán. Eso no le exime de un tacto delicado: aunque la tracción es muy elevada, hay que prepararse para un rápido latigazo del tren trasero al abrir gas en curva. Claro que tampoco es un deportivo para ir de “tiralíneas”. Me refiero al modo Sport+, que asalvaja la respuesta y, de paso, embrutece un sonido de motor característico, cargado de petardazos y gorgoteos. Una delicia.

Hay que saber elegir

Aston Martin DB11

Además, la caja de cambios disponible automática de convertidor de par y ocho relaciones no merece reproches, pues es extremadamente suave y rápida cuando se le exige. Un dato más, el consumo ronda los 12 l/100 km.

Para terminar, los modos más civilizados lo convierten en un vehículo muy fácil de conducir, con el que disfrutar de carreteras de curvas o de una autopista rozando los 300 km/h. Donde se pueda, claro.

Fotos: Paloma Soria

Ficha técnica Aston Martin DB11 Coupé

Aston Martin DB11

TIPO DE MOTOR Gasolina, 8 cilindros en V, biturbo
CILINDRADA 3.982 cm3
POTENCIA 510 CV a 6.000 rpm
PAR MÁXIMO 685 Nm entre 2.000 y 5.000 rpm
V. MÁXIMA 300 km/h
ACELERACIÓN 4 s (0 a 100 km/h)
CONSUMO 9,9 l/100 km (mixto)
MEDIDAS 4.750 / 1.950 / 1.290 mm
NEUMÁTICOS 255 / 40 R 20 (del.) y 295 / 35 R 20 (tras.)
PESO EN VACÍO 1.835 kg
MALETERO 270 l
PRECIO 209.899 €
GAMA DESDE 209.899 €
CUOTA RENTING n.d. €/mes
LANZAMIENTO Octubre de 2017

Equipamiento Aston Martin DB11 Coupé

Aston Martin DB11

De serie: Control de velocidad de crucero; iluminación LED; sensores de luz y lluvia; suspensión adaptativa; sensores de parking delanteros y traseros; cámara de visión trasera y 360º; climatizador bizona; acceso y arranque sin llave; multimedia con pantalla de 8”; navegador; acceso a Internet; Bluetooth; radio digital DAB; retrovisor interior electrocrómico; freno de estacionamiento eléctrico; asientos delanteros eléctricos y calefactables; tapicería de piel y llantas de 20”.

Opcional: Pintura Q Exclusive (11.483 €); llantas de 20” en negro brillante (3.335 €); paquete de acabado exterior negro brillante (1.147 €); paquete interior en cromo oscuro (1.668 €); revestimiento del techo en piel natural (1.668 €); tapicería en piel Q Exclusive (11.483 €); detector de ángulo muerto (687 €); aparcamiento asistido (808 €) y sonido Bang&Olufsen 1000W (8.970 €).

Aston Martin DB11

Déjanos tus Comentarios