Todo lo que debes saber para alquilar un coche estas vacaciones

Lee estos consejos para alquilar un coche en vacaciones.

Lee nuestras recomendaciones para alquilar un coche para no llevarte ninguna sorpresa. 

Con la llegada del verano, comienzan las vacaciones más largas del año. Es una época en la que aprovechamos para viajar, hacer excursiones, escapadas a la playa, al pueblo, etc. Y, aunque algunos apuestan por viajar en avión, autobús o tren, hay muchos otros que prefieren disfrutar de sus días libres al volante.

Sin duda, el coche es la mejor opción si quieres viajar y explorar a fondo un determinado lugar. Por ello, los servicios de alquiler de coches resultan muy útiles; aunque hay que ser precavidos si queremos evitar que nos timen con el precio. Es una época de gran demanda y, si no quieres que tus vacaciones se estropeen por problemas al alquilar un coche, sigue los consejos que te mostramos a continuación.

1. Lo principal es ser previsor

A la hora de planificar y reservar un viaje, lo esencial es hacerlo con la antelación suficiente. De lo contrario, nos arriesgamos a pagar más por un mismo servicio. Es algo que ocurre con las reservas de apartamentos, hoteles, vuelos… y también con los coches de alquiler. Hacerte con los mejores vehículos depende de ti y de cómo organices tu viaje. Si lo haces con tiempo, tendrás la posibilidad de elegir el producto que mejor se adapte a tus necesidades. Asimismo, encontrarás coches en mejor estado y al día con las últimas prestaciones.

2. Lee el contrato con detenimiento

Cuando vas a alquilar un coche, lo mejor es cerciorarte de que cumples con todas las cláusulas que se marcan en el contrato. Tal como expresan en Kelisto.es, en muchos casos pueden contemplar subidas de precio si el conductor es menor de 25 años o no tiene suficiente experiencia al volante. Por lo general, esta experiencia suele ser de mínimo un año, por lo que los conductores noveles tendrán que asumir un coste más alto. Además, si queremos contratar este servicio con conductor adicional, el contrato seguramente contemple un suplemento económico. Lo mejor es ser precavido y prestar atención si queremos que el precio se ajuste a nuestro bolsillo.

3. Conocer las condiciones del seguro

Puede salirnos más caro o más barato, pero alquilar un coche requiere conocer ciertos puntos.

Todos los coches de alquiler cuentan con un seguro para su uso. Aunque, en ocasiones, las coberturas que ofrecen no son lo suficientemente amplias. De este modo, antes de hacer tu reserva y utilizar el vehículo es esencial comprobar el tipo de seguro al que está sujeto. Si al revisarlo crees que no te protege de los riesgos que necesitas cubrir, siempre podrás contratar un seguro adicional. Recuerda: la opción más asequible no siempre es la mejor. Sopesa los pros y los contras.

4. Ojo con la póliza de combustible

Hoy en día, hay varias formas de acordar cómo debe estar el depósito de gasolina cuando recogemos y/o entregamos el coche de alquiler. Lo más convencional es recoger el automóvil con el depósito lleno y, o bien lo entregamos del mismo modo o lo entregamos con menos combustible y pagamos la diferencia a la compañía. Sin embargo, en estos últimos años, algunas empresas te ofrecen un servicio de prepago que puede salir realmente caro. Al recoger el coche, te cobran la gasolina del depósito y son ellos quien determinan su precio. Si cuando lo devuelves, lo haces con el depósito lleno suelen reembolsarte una cantidad similar al pago inicial que llevaste a cabo. Pero es posible que esta no coincida.

5. Comprueba el estado del vehículo antes de usarlo

Puede salirnos más caro o más barato, pero alquilar un coche requiere conocer ciertos puntos.

Es muy importante revisar todos los elementos del coche de alquiler antes de empezar a usarlo. Y, si al hacerlo encuentras alguna abolladura, arañazo o desperfecto hay que notificarlo de inmediato. De lo contrario puede que cuando entregues el vehículo te reclamen el coste de las reparaciones pertinentes. Un modo fácil y rápido de evitar este sobrecoste es hacer fotografías del vehículo, tanto de su interior como del exterior.

6. Conduce con precaución

Este apartado está directamente relacionado con lo anterior. Al igual que debemos evitar pagar de más por un desperfecto que no hemos provocado, es importante que conduzcamos de forma responsable y evitemos correr riesgos que puedan provocar daños en el coche.

Los radares de las carreteras españolas

Asimismo, hay que estar atento a las normas de la vía por la que circulemos y respetar los límites de velocidad. Pues, aunque sea un coche de alquiler, seremos nosotros quien asumamos el importe de la multa. Si vas a realizar un viaje en los próximos días y te interesa saber dónde están los radares haz click en la CCAA que vayas a visitar:

Déjanos tus Comentarios