El airbag externo para coches entra en su fase final de desarrollo

airbag externo zf

Este airbag externo se activa antes de recibir el impacto, gracias a un complejo sistema de sensores.

La empresa alemana de componentes ZF ha confirmado que su airbag externo para coches se ha probado con éxito. El dispositivo, que el fabricante lleva desarrollando desde hace diez años, llegó a su fase final hace tres meses, pero aún faltaba el periodo de prueba con impactos reales, que se ha realizado en las últimas semanas.

El airbag, instalado en el lateral del coche bajo las puertas, se activa ante la proximidad de otro vehículo u objeto. Según los responsables del proyecto, es capaz de minimizar un 30 % los efectos de la colisión y hasta un 40 % la gravedad de las lesiones de los ocupantes. Una vez superada esta fase de pruebas, el producto se intentará vender a las marcas, aunque de momento existen reticencias en muchas de ellas, debido a la compleja instalación y número de sensores incluidos.

No válido para coches ya fabricados

airbag externo funcionamientoLa cantidad de sensores necesarios, de tres tipos diferentes, impide que se pueda instalar en coches ya fabricados. En un principio, este airbag lateral externo se había concebido para los autónomos, como función extra de seguridad para el ocupante. Pero la intención de ZF es ampliarlo al resto de segmentos, aunque habrá que tener en cuenta el sistema a la hora de diseñar el nuevo coche, desde cero.

El airbag lateral requiere un espacio extra para el inflador y también para el circuito de sensores y cámaras. Según Popular Mechanics, este se basa en un radar que detecta el objeto el movimiento y varias cámaras que identifican el tipo de vehículo, su tamaño, etc.

Por último, se instala un sensor LIDAR, capaz de crear una imagen 3D de los objetos colindantes. Así, el programa cuenta con la suficiente información para proceder a tiempo a la activación e inflado de la bolsa, que según ZF tarda sólo 100 milésimas de segundo.

Airbag lateral interno: necesario para Euro NCAP

airbag lateral internoAdemás del externo, ZF tiene también muy avanzado el desarrollo de otro airbag lateral, pero interno. Se ubica en lado opuesto a la puerta del ocupante, dentro del asiento. Se infla al recibir un impacto lateral, amortiguando el brusco desplazamiento del ocupante hacia el otro lado para evitar lesiones de gravedad. 

Estos airbags laterales, según explica Norbert Kagerer, director de desarrollo de sistemas de seguridad de ZF, estarán muy valorados en los test Euro NCAP a partir de 2020. “Ese año aumentarán los requisitos de seguridad para impactos de este tipo. Contar con esta bolsa de aire será clave para recibir la calificación de cinco estrellas”, afirma.

La empresa alemana tiene previsto iniciar su producción este año.

Déjanos tus Comentarios