La administración concursal de Force India podría iniciar el baile de pilotos de la Fórmula 1

Force India

El viernes pasado se confirmó una noticia que se venía barruntando desde mucho antes de que se iniciara la temporada de Fórmula 1. La escudería asiática Force India se encuentra en serios problemas económicos que ponían en jaque su futuro. La justicia británica intervino y la sumió en una situación de administración concursal. Así, han apartado de la dirección al dueño del equipo Vijay Maylla y han puesto en su lugar a dos administradores que tratarán de dar continuidad al equipo.

El señalado por este cambio de situación ha sido uno de sus pilotos, Sergio Pérez. Este podría haber presentado la denuncia que ha desencadenado esta administración concursal. Y es este cambio de situación jurídica la que también podría iniciar el baile de pilotos para la próxima temporada; comenzando por su propio compañero, el francés Esteban Ocon, que parece destinado a pilotar un Renault en 2019 y que siembra de dudas la continuidad de Carlos Sainz en la Fórmula 1.

Demasiadas deudas

Sergio Pérez

Al llegar a esta situación, las cuentas de Force India se han hecho públicas. Así, se ha desvelado que deben más de 180 millones de euros de los que 10 millones de euros serían para Mercedes-Benz, por el suministro de motores y cajas de cambios para la presente temporada, y unos 3,4 millones a su piloto Sergio Pérez.

En lista de acreedores se encuentra, incluso, BWT, su principal patrocinador y causante de que sus monoplazas estén vestidos de rosa. Este ha alegado que dejó dinero a la escudería hace unos meses, algo que ha sorprendido a la dirección del equipo pues entendían que esa partida entregada correspondía a patrocinio.

Ha sido Sergio Pérez, uno de los señalados, el que ha desentrañado cómo se precipitaron los acontecimientos. Fue el piloto mexicano el que reveló que el miércoles alguien intentó finiquitar la existencia del equipo ante lo que él y su equipo de abogados decidieron solicitar en el Reino Unido la declaración de administración concursal para que el equipo pudiera continuar adelante (“quería salvar a mis 400 compañeros de equipo”).

La continuidad se da por seguraForce India

Al frente del equipo se sitúan ahora dos representantes de FRP Advisory LLP, Geoff Rowley y James Baker. No son nuevos en la tarea ahora encomendada; especialmente el primero, que fue el que intentó salvar a la extinta escudería rusa Marussia. En esta ocasión, a diferencia de aquella, la continuidad del equipo se da por segura pues cuenta con posibles compradores.

Hay quien habla de hasta 5 ofertas. La primera de ellas podría ser del canadiense Lawrence Stroll; padre de Lance Stroll, piloto de Williams F1, podría hacerse cargo de la escudería y llevar allí su hijo. La segunda oferta sería del bielorruso Dmitry Mazepin; padre de Nikita Mazepin, piloto de GP3 y que ya ostenta el rango de probador de Force India. El tercer interesado sería Andreas Weissenbacher, propietario de BWT, patrocinador del equipo. Y las otras dos serían de origen estadounidense y ruso.

Se avecinan cambios de asientos

Force India

Ante la nueva situación del equipo Force India y la previsible venta a padres adinerados que busquen sentar a sus hijos en un monoplaza el próximo año, se espera que sus dos pilotos actuales cambien de aires. Sergio Pérez podría recalar en Hass, un equipo que ha demostrado contar con un gran monoplaza aunque sus pilotos se muestran inconstantes en carrera y demasiado erráticos en lances importantes de los grandes premios. Así, la continuidad de Romain Grosjean y Kevin Magnussen con el equipo norteamericano es más que dudosa.

Por otro lado, se da por segura la marcha de Esteban Ocon a Renault; un piloto francés con un gran potencial en un equipo galo que espera reverdecer viejos laureles. En el país de la Marsellesa esta operación enamora. Algo que dejaría en el aire la continuidad de Carlos Sainz pues no hay dudas de que Nico Hulkemberg seguirá en 2019.

Las dudas se ciernen sobre Carlos Sainz

Carlos Sainz jr

El español es piloto de Red Bull aunque pilota para Renault, una opción que la compañía de bebidas energéticas se guardó en la marga por si Daniel Ricciardo decidía no continuar con ellos más allá de este año. Y aunque el australiano aún no ha renovado, todo hace indicar que plasmará su rúbrica en un nuevo contrato en los próximos meses. Con el aussie y Max Verstappen alojados en los dos asientos de Red Bull, la opción que queda para Carlos Sainz es la de regresar a Toro Rosso para ayudar a desarrollar el motor Honda.

Pero se podrían abrir nuevas puertas. La salida de la Stroll de Williams hacia Force Inidia dejaría un hueco en una escudería que se arrastra por las últimas posiciones de cada carrera al cambiar su política de pilotos y preferir el aporte de sus patrocinadores a las dotes al volante. La necesidad de contar con un piloto con experiencia (y una cantidad mínima de patrocinadores) sitúa a Carlos Sainz como un piloto muy atractivo para el equipo británico.

Y lo mismo sucede con Force India, que ya sin sus dos pilotos actuales y con el hijo del dueño al volante (si se confirma la compra de un padre con posible), necesitaría el aporte de puntos de un piloto regular en sus resultados.

¿Sucesor de Fernando Alonso?

Fernando Alonso futuro

La última puerta que se podría abrir es la de McLaren en caso de que Fernando Alonso decidiera abandonar la Fórmula 1. Eso si el asturiano se muestra aburrido de pelear en cada carrera por sumar unos puntos que hacen poca justicia a su talento y palmarés. La relación entre ambos es inmejorable y la situación sería de sucesión entre españoles y no de compañeros de equipos.

Desde la cúpula del equipo alimentaron estos rumores diciendo que no tendrían mayores problemas en contar con una dupla de pilotos españoles. Sin embargo, el asiento de Stoffel Vandoorme, en caso de no continuar este, estaría destinado a Lando Norris, piloto de la cantera de McLaren que pide paso en la primera división de los monoplazas y al que ya se le habría prometido un asiento en la Fórmula 1.

Déjanos tus Comentarios