Esto es lo que debes hacer si otro conductor te acosa

acoso carretera

El acoso en la carretera entre conductores es, por desgracia, bastante común. Pero debes saber que son prácticas castigadas por la ley. Increpar y provocar con el propio vehículo puede llevar consigo sanciones muy graves, incluida la cárcel.

El Reglamento General de Circulación prevé multas por importe de 500 euros y retirada de seis puntos del carné. En los casos más graves se puede castigar con penas de prisión de hasta dos años. Entre las actitudes de acoso más comunes están los adelantamientos bruscos o pegarse por detrás al vehículo acosado.

No entrar en la provocación

Llamar a la policía en caso de acoso de otro conductor

Llama a la policía una vez te hayas alejado del acosador y parado en un lugar seguro.

Si un conductor ha comenzado a acosarte en la carretera la primera recomendación es apartarse de él. Entrar en su juego podría aumentar el peligro de accidente, involucrando incluso a terceras personas. Toma la salida más cercana si persiste su actitud y anota la matricula para alertar a la policía.

La Guardia Civil recomienda que el pasajero grabe en vídeo las acciones del acosador, ya que pueden servir como prueba. Ya en lugar seguro, es momento de alertar a los agentes para que identifiquen y detengan al acosador.

Cuidado con los insultos

Acoso por insultos en la carretera

Los insultos son otra forma de acoso al resto de conductores.

Increpar, hacer cortes de manga o amenazar con agredir a otros conductores puede salir también más caro de lo que piensas. Se trata de infracciones a la Seguridad Vial y faltas leves o graves en el Código Penal. El castigo que lleva aparejado, si te descubren realizándolas, va desde multas de diez o veinte días hasta penas de prisión, en caso de impago.

Por otro lado, en lo que respecta a las faltas graves, como puede ser una pelea en plena carretera, si los daños físicos o materiales ocasionados superan los 400 euros se considera delito y la sanción la impondrá un juez. El culpable deberá hacer frente al pago de una indemnización. Además, se enfrenta a la posible retirada del carné de conducir y a penas de cárcel de tres meses a dos años.

Déjanos tus Comentarios