El Tesla Model S de Brad Pitt causa un choque triple en Los Ángeles

El Tesla Model S de Brad Pitt causa un choque triple en Los Ángeles

 

Brad Pitt vuelve a ser noticia en los medios nortamericanos, y no precisamente por alguno de sus múltiples papeles en la gran pantalla. El popular actor causó un accidente de tráfico con su Tesla Model S en la exclusiva urbanización Los Feliz de Los Ángeles, según la información de nuestros compañeros de la revista Love.

El actor nacido en Estados Unidos conducía su vehículo, concretamente un Tesla Model S de color gris oscuro, cuando perdió el control del mismo e impactó contra un Nissan Altima plateado. Debido al golpe sufrido, el conductor del Altima a su vez impactó contra el vehículo que tenía por delante, un Kia Soul de color negro.

Tal como lo explican desde la revista Love, pese a la tensión que se genera en este tipo de choques, los implicados en el accidente, tanto el conocido actor como los otros dos conductores mantuvieron la calma en todo momento e intercambiaron toda la información necesaria para que los seguros puedan hacerse cargo del incidente.

Afortunadamente, los daños sufridos por los tres vehículos en el siniestro fueron de mínima gravedad y , aunque la policía tuvo que cortar durante un rato la calle, los tres conductores no necesitaron asistencia médica ya que salieron ilesos y se mostraron de buen humor durante el papeleo.

Gusto por los coches y las motos

Parece ser que el actor de Hollywood está interesado por los coches y las motos, ya que además de este Tesla Model S se le ha podido ver con una Ecosse Titanium XXX, que según Univisión es la motocicleta más cara del mundo con un precio cercano a los 300.000 dólares, unos 244.600 euros.

La propia Univisión afirma que Pitt fue uno de los personajes famosos seleccionados por BMW en 2007 para probar su modelo Hydrogen 7, un automóvil que utiliza hidrógeno líquido como combustible para crear energía cinética sin emitir gases contaminantes.

Este préstamo se realizó para que la firma bávara pudiera evaluar el comportamiento de su nuevo vehículo en escenarios reales y para el uso diario del coche para más tarde lanzarlo al mercado. Se espera que la llegada de esta tecnología tenga lugar para después de 2020.

Déjanos tus Comentarios