Volkswagen Polo 2017: prueba de la sexta generación

Volkswagen Polo 2017: prueba de la sexta generación

El Volkswagen Polo 2017 ya ha pasado por nuestras manos. Su salto cualitativo y cuantitativo es increíble. Te contamos nuestras impresiones

Volkswagen Polo 2017: fotos

Texto: Karam El-Shenawy.

Con más de 40 años de vida, decir que el Volkswagen Polo alcanza la mayoría de edad a estas alturas, puede incluso hasta resultar falso. Sin embargo, la sexta generación del utilitario de Volkswagen confirma lo que muchos ya sabíamos: que es el mejor de la historia. Para descubrirlo nos hemos desplazado hasta Hamburgo (Alemania) para conocer todo lo que esconde.

Volkswagen Polo 2017: al estilo Golf

Lo primero que llama la atención, como en muchos otros casos, es su diseño. El nuevo Volkswagen Polo 2017 mantiene la esencia de la generación anterior pero con un aspecto más agresivo y ancho… más masculino. No en vano, si te alejas mucho y le echas un vistazo rápido, lo más seguro es que te recuerde al Volkswagen Golf.

Parte de culpa la tiene, en primer lugar, su aspecto… sobre todo el frontal. Aquí es nuevo todo, desde el parachoques, hasta la calandra (idéntica a la de su hermano mayor) sin olvidar, claro está, los faros. Estos, además de ser más anchos, incorporan una nueva luz diurna de tipo LED con intermitencia incorporada (tecnología esta que también se incorpora a las diferentes fases de iluminación).

La línea lateral da la sensación de ser más alta y voluminosa, gracias a unos parachoques más abultados, mientras que la zaga es la que define la personalidad del nuevo Volkswagen Polo 2017. El portón gana en anchura, mientras que la luneta trasera ofrece una caída que le da ese toque deportivo. En las versiones más equipadas, aparece un semi difusor con dos embellecedores que simulan las salidas de escape. No obstante, el elemento diferenciador vuelven a ser los grupos ópticos. Situados en los extremos, su forma es más cuadrada que antes y, por primera vez y de forma opcional, pueden ser de tipo LED.

Volkswagen Polo 2017: habitabilidad

Volkswagen Polo 2017Como complemento de esos cambios estéticos, se encuentra un aumento significativo de las dimensiones. Así es, el nuevo Volkswagen Polo 2017 crece en casi todas sus cotas, a causa del empleo de la nueva plataforma MQB A0, la misma que da forma a los nuevos SEAT Ibiza y SEAT Arona y que más adelante servirá para erigir el Volkswagen T-Cross. Una base que le ha permitido crecer  8,1 centímetros a lo largo y 6,9 a lo ancho, mientras que la altura se reduce en 1 centímetro. De esta forma, con el metro en mano, el Volkswagen Polo 2017 llega a los 4,05, 1,75 y 1,44 metros, respectivamente.

Pero aún hay más, ya que de puertas para adentro, el Volkswagen Polo 2017 es un coche más amplio. En resumidas cuentas, para que te hagas una idea, esta sexta generación mide casi lo mismo que el Volkswagen Golf IV que estuvo vigente entre 1997 y 2003. De esta forma, no es de extrañar que su habitáculo ahora sea más apto para el transporte de cuatro adultos. Un servidor, con su 1,79 metros de estatura, entra perfectamente en las plazas traseras, gozando de un buen espacio tanto para las piernas como para la cabeza.

En lo que a anchura se refiere, los casi 7 centímetros de más se dejan notar, permitiendo que tres adultos viajen sin demasiados problemas… aunque no por un periodo largo de tiempo.

Más atrás, los 94 mm de más que obtiene su batalla (2,56 m) también se observa en su maletero, el cual crece hasta los 351 litros. Esta cifra implican 71 litros más que el Polo anterior y se equipara al hueco disponible en el Volkswagen Golf V… una barbaridad.

Volkswagen Polo 2017: derroche tecnológico

Si ocupamos el puesto de conducción, esa percepción de continuidad que nos evocaba el exterior, se borrará de un plumazo. El salpicadero derrocha estilo y modernidad, gracias principalmente a las molduras decorativas en varios colores (Volkswagen ha querido aumentar la personalización del modelo al máximo) y a la nueva pantalla central de 8 pulgadas (los acabados más básicos será de 6,5), con un manejo rápido, intuitivo y muy eficaz. Pantalla esta que, además, se complementa con una novedad absoluta en el segmento: el cuadro de instrumentos digital.

Así es, el Volkswagen Polo 2017 es el primer coche de su categoría en incluir el denominado Digital Cockpit. Se trata de la segunda generación del mismo y, dadas las dimensiones más compactas del conjunto, en este Polo tiene un tamaño de 11,7 pulgadas. Los grafismos son completamente nuevos, el contraste es mayor e incluso ahora incluye la opción de poner todo el mapa a pantalla completa (eliminándose por cierto de la pantalla central). Sin embargo, como sucede con el del Volkswagen Golf o el Volkswagen Passat, necesita cierto tiempo de adaptación para encontrar la configuración que más nos guste.

Por lo demás, lo previsto en un modelo de Wolfsburgo con fabricación en Navarra: calidad y ajustes excelentes. En efecto, el Volkswagen Polo 2017 vuelve a ser un referente en lo que a terminaciones y detalles se refiere. Ni siquiera el montaje de las comentadas molduras supone un retroceso en las aspiraciones del modelo, todo lo contrario, enfatizan ese carácter juvenil que tanto gusta entre el público.

Volkswagen Polo 2017: motores

Volkswagen Polo 2017Mecánicamente hablando, el Volkswagen Polo 2017 también buscará ser una referencia. Con una clara tendencia hacia la gasolina (el 70% de los vehículos del segmento B se venden con este combustible), el utilitario alemán está ya disponible con tres motores de gasolina, todos tricilíndricos y con 1,0 litros de cilindrada. Los dos de acceso, 1.0 MPI, tendrán aspiración atmosférica entregando 60 y 75 CV. Por encima, y con la previsión de ser el que más ventas acapare, se colocará el turboalimentado 1.0 TSI de 95 CV.

En octubre llegarán los otros dos motores de gasolina restantes: el 1.0 TSI de 115 CV y el 2.0 TSI, este sí con cuatro cilindros, que generará 200 CV y que servirá para dar vida al mítico Volkswagen Polo GTI. Del mismo modo, llegará una inédita versión alimentada por gas natural comprimido (GNC) que se denominará comercialmente 1.0 TGI y que desarrollará 90 CV. En noviembre aterrizarán las dos versiones diésel disponibles, ambas a partir del bloque 1.6 TDI, con potencias de 80 y 95 CV.

En cuanto a las transmisiones, todas serán manuales, de cinco y seis relaciones, salvo el GTI que irá acoplada a la automática DSG de seis relaciones. Caja que también estará disponible a partir de febrero para los dos motores de 95 CV, aunque con siete marchas. Por último, aquellos que quieran disfrutar del Volkswagen Polo GTI con cambio manual, tendrán que esperar hasta mediados de año para adquirirlo.

Volkswagen Polo 2017: comportamiento

Durante la toma de contacto realizada por Hamburgo, pudimos probar los dos motores de 95 CV, ambos asociados al cambio manual. Mecánicamente, este nuevo Volkswagen Polo 2017 no ofrece demasiadas variaciones frente a su predecesor. Ambos propulsores destacan por su buena respuesta y su bajo consumo (cercano a los 6 litros en ambos), aunque el TSI nos cautiva más por el menor sonido que ofrece y la contundencia con la que se mueve.

Un aplomo que extrapolamos a su dinámica. Como decíamos al principio, el Volkswagen Polo 2017 es más coche que antes y eso se nota en su pisada. Al igual que ocurre con la nueva generación del SEAT Ibiza, el haber aumentado considerablemente sus vías, le proporciona una estabilidad encomiable.

Por desgracia, la ruta preparada por la organización discurrió sobre todo por carreteras secundarias y poblaciones, por lo que nos reservamos los detalles de comportamiento para cuando lo tengamos en nuestro ‘poder’. No obstante, los kilómetros realizados sí nos sirvieron para comprobar lo cómodo que resultan sus suspensiones y lo mucho que echamos en falta que la dirección sea algo más precisa, ya que ni siquiera con el modo Sport seleccionado, nos parece transmitir demasiadas sensaciones.

Volkswagen Polo 2017: líder en seguridad

Volkswagen Polo 2017La idea de Volkswagen es devolver al Volkswagen Polo 2017 al primer puesto de su segmento en nuestro país, lugar que ocupa con mano de hierro su primo hermano, el SEAT Ibiza. Para ello, además de todos los detalles comentados, la firma le ha equipado hasta los dientes. Dividido en tres niveles de equipamiento: Edition, Advance y Sport, a los que habrá que añadir el GTI y el R-Line, el Volkswagen Polo 2017 dispone de muchos más elementos que antes.

Sin embargo, donde destaca es en el apartado de la seguridad. El empleo de la plataforma MQB A0, le ha permitido aumentar el número de dispositivos y asistentes, convirtiéndole en uno de los más seguros de su categoría.

De serie, todos los Polo equipan el asistente de frenada de emergencia automática en ciudad, con detección de peatones. Pero además, a partir del acabado Advance, el control de velocidad de crucero adaptativo viene de fábrica. En opción, el utilitario podrá completarse con sistemas como el detector de ángulo muerto, alerta de tráfico cruzado trasero, cámara trasera, asistente de aparcamiento, alerta por cansancio del conductor, protección de ocupantes proactiva y sistema de monitorización de los neumáticos.

Volkswagen Polo 2017: precios

Volkswagen Polo Edition 1.0 MPI 65CV                14.740 €

Volkswagen Polo Edition 1.0 MPI 75CV                15.300 €

Volkswagen Polo Advance 1.0 MPI 75CV              16.050 €

Volkswagen Polo Advance 1.0 TSI 95CV               17.030 €

Volkswagen Polo Advance 1.0 TSI 95CV DSG7    18.700 €

Volkswagen Polo Sport 1.0 TSI 95CV                     17.780 €

Volkswagen Polo Sport 1.0 TSI 95CV DSG7         19.460 €

 

Escribe tus Comentarios