Trucos caseros para quitar las abolladuras del coche que podrían funcionar

Trucos caseros para quitar las abolladuras del coche que podrían funcionar

Si andas corto de presupuesto y no puedes permitirte el lujo de llevar el coche a un taller para que le quiten las abolladuras, siempre puedes intentar hacer uso de alguno de estos trucos. Obviamente, olvídate de que la carrocería se quede como antes pero parece que muchos de ellos te pueden ayudar a disimular la abolladura de la chapa. Vaya por delante que no nos hacemos responsables de lo que pueda pasar si alguno de ellos no tiene el resultado que esperabas.

Desatascador

Empezamos por el que resulta más sencillo de todos los que te proponemos. Con un desatascador convencional, ligeramente humedecido, deberías ser capaz de hacer ventosa y quitar la abolladura. Ni que decir tiene que el resultado no vas a ser perfecto, pero al menos disimulas el golpe.

Aspiradora

En realidad es una maniobra similar a la anterior. Utiliza una aspiradora potente, incluso te diría que de uso profesional, más que cualquiera de las domésticas. Un cubo con un agujero (en el que insertas el tubo para aspirar) te permitirá ajustarte a la zona de la abolladura y tirar de la carrocería para devolverla a su sitio. Este procedimiento y el anterior siempre funcionarán mejor en partes amplias, como las puertas o el capó.

Agua hirviendo

Hemos visto varios vídeos en los que, echar agua hirviendo sobre una abolladura, permite ablandar la carrocería, para así colocarla nuevamente en su zona correcta. Te puedes ayudar de las manos o incluso recurrir al desatascador que hemos mencionado antes.

Poner el coche al sol

Si te cae una granizada con bolas de hielo del tamaño de pelotas de golf, posiblemente la carrocería de tu coche no salga bien parada. Si tienes la oportunidad de dejarlo durante unas horas bajo un sol intenso, no vas a arreglar el estropicio por completo, pero puede que algunas de las marcas no sean tan apreciables.

Secador de pelo

Con un secador de pelo convencional, podrías intentar quitar alguna abolladura aplicando calor a máxima potencia para, después, poner el modo frío a tope. El cambio de temperatura debería ayudar a que la carrocería se recoloque.

Hielo seco

No es que sea muy fácil disponer de hielo seco, pero es una solución efectiva. Al menos así lo parece en los vídeos que circulan por la red. Hay que ponerse guantes por seguridad (el hielo seco puede quemarte la piel) y verter el producto sobre la carrocería abollada. Por la diferencia de temperatura, la carrocería debería volver a su sitio.

Si te ha interesado esta noticia, también te podría interesar:

Trucos para lavar tu coche y dejarlo perfecto

Trucas para evitar radares que NO funcionan 

Escribe tus Comentarios