Subaru BRZ 2.0i, a prueba: escuela de pilotos

Subaru BRZ 2.0i, a prueba: escuela de pilotos

Con el Subaru BRZ 2.0i, sin hacer un gran desembolso ni necesitar grandes dotes de conducción, nos trasladamos al universo deportivo de los grandes cupés. Un coche para iniciarse en los circuitos y pasar grandes momentos en carreteras de montaña.

Subaru BRZ 2.0i: fotos

Quizá muchos sepan de Subaru por sus motores bóxer y sólidos todocaminos, y, más aún, por el legado del Subaru Impreza de rallies, ahora interpretado para calle por el Subaru WRX STI.

El Subaru BRZ 2.0i, menos conocido, intenta llevar a una dimensión más humana esa deportividad. Y es que estamos ante un coche al que no le hace falta derrochar potencia para emocionar a su propietario.

La radicalidad del hermano mayor desaparece en este cupé, por cierto, desarrollado en colaboración con Toyota que comercializa su ‘gemelo’, el Toyota GT86. Ambos debutaron en 2012 y este año afrontan una ligerísima revisión. Así, la evolución estilística del Subaru se aprecia en faros LED, paragolpes, llantas y alerón, conformando una estampa tan llamativa como antes.

Subaru BRZ 2.0i: interior

Subaru BRZ 2.0i. SalpicaderoLa iniciación al mundo deportivo continúa al tomar los mandos. Las  contenidas cotas exteriores propician un habitáculo muy bajo, aunque la ergonomía de conducción es más que aceptable y no hay muchas apreturas; el volante (es más pequeño que antes e integra nuevos botones) se sitúa bastante recto y la palanca está muy a mano.

El punto más rácing lo ponen los pedales de aluminio, los pespuntes rojos presentes en varios elementos del habitáculo y, cómo no, los excelentes asientos tapizados en Alcantara/cuero en esta versión (en el acabado Sport son de tela).

Subaru BRZ 2.0i: motor

El Subaru BRZ 2.0i responde a los cánones clásicos de cómo debe ser un deportivo: de propulsión, con una caja de cambios manual precisa y recorridos cortos, y con un motor al que gusta girar alto. Todo, sin olvidar un cuerpo ligero y cerca del suelo.

Este apetecible ‘combinado’ se muestra dócil a bajo y medio régimen, cuando la mecánica de cuatro cilindros opuestos (bóxer) entrega sus 200 CV (los mismos de su predecesor) de forma hasta discreta, fruto de su naturaleza atmosférica.

Pero incluso ahí se percibe su personalidad rebelde que comienza a aflorar de verdad a partir de las 4.000 rpm, con una fantástica estirada hasta la zona roja, a 7.500 vueltas. El sonido también colabora para elevar las emociones.

Subaru BRZ 2.0i: comportamiento

Un tramo revirado o, por qué no, un circuito, son dos escenarios muy propicios para este cupé. La dirección, un tanto dura al maniobrar, es directa y transmite muy bien las órdenes sobre el volante.

Subaru BRZ 2.0i TraseraMientras se enlazan marchas con inusitada rapidez, gracias a una fantástica caja de cambios, la zaga se insinúa de forma divertida, pero fácilmente controlable.

En este sentido, la puesta a punto de Subaru me ha parecido más juguetona que la de Toyota, y es tan fácil ‘salir de costado’ que hay que contener nuestros instintos más primarios.

Para ir un poco más allá, el nuevo modo Track limita la actuación de los controles de estabilidad y tracción, e incluso se pueden desconectar por completo, para saborear de verdad el gran potencial de este coche.

En definitiva, un juguete perfecto para introducirse en el mundo de los deportivos sin tener que firmar una segunda hipoteca ni vaciar el monedero a la hora de repostar, porque hasta el consumo (entre 7 y 8 litros reales) es asumible.

Subaru BRZ 2.0i: conclusión

Hay pocos coches en el mercado que sean capaces de divertir tanto a cambio de tan poco. Los 200 CV de su motor bóxer bastan para poder ‘jugar’ sin perder el control, aunque los devotos del BRZ soñamos con una versión aún más deportiva… Subaru, toma nota.

Subaru BRZ 2.0i: valoración

Precio: 3

Prestaciones: 5

Comportamiento: 5

Consumo: 3

*5 es lo máximo, 1 lo mínimo

Texto: Juan Pablo Esteban.
Fotos: Paloma Soria.

Subaru BRZ 2.0i: ficha técnica

Motor térmico Gasolina, 4 cilindros bóxer, atmosférico
Cilindrada 1.998  cm3
Potencia 200 CV a 3.750 rpm
Par 205 Nm entre 6.400 y 6.600 rpm
Velocidad máxima 226 km/h
Aceleración 7,6 s (0 a 100 km/h)
Consumo 7,8 l/100 km (mixto)
Medidas (L/An/Al) 4.240 / 1.775 / 1.320 mm
Neumáticos 215 / 45 R17
Peso en vacío 1.243 kg
Maletero 243 l
Precio base 32.400 euros

Subaru BRZ 2.0i: equipamiento

DE SERIE. Asistente de arranque en pendiente; control de velocidad de crucero; faros de LED; llantas de aleación de 17 pulgadas; diferencial trasero de deslizamiento limitado Torsen; modo de conducción Track; acceso y arranque sin llave; climatizador bizona; asientos deportivos y calefactados con tapicería Alcántara/cuero; display multifunción en instrumentación; sistema multimedia Subaru Starlink con pantalla táctil de 6,2 pulgadas.

OPCIONAL. Pintura Pure Red (sin coste); pintura metalizada (550 euros).

 

 

Escribe tus Comentarios